viernes, 31 de octubre de 2014

Los 9.000 de siempre y los adosados

Con el ascenso a Primera, al tren del CCF se subieron en verano muchos cordobesistas de toda la vida que, no obstante, preferían años atrás ir al Bernabéu, Pizjuán o la Rosaleda, a ver a su Barsa, su Madrid, su Atleti... o hasta su Betis o su Sevilla, que en Córdoba hay gente pa tó. Se gastaron una pasta en el abono, pensando, sobre todo en el orgasmo que les produciría ver en el Arcángel a Cristiano, a Messi o a Simeone peleando por tres puntos en la mejor Liga del Mundo.

Aquel 22J, se quitaron por una vez la camiseta de su equipo -ese con el que aspiran a ser campeones y no a mariconadas-, y sacaron la blanquiverde del trastero, oliendo a rancio y a naftalina. Estaban en las Tendillas compartiendo el milagro más grande jamás contado. Esa tarde/noche, nadie distinguía entre un sufridor de siempre y un adosado. Vamos, lo que viene siendo un Francisco Nicolás de la vida... Eso sí, yo veía por allí a gente a la que no conocía ni de la bulla de la feria. 

Por arte de birlibirloque, se duplicó el número de abonados. Esto pita, pensábamos. Ojalá esos 9.000 sufridores fijos se conviertan en 12.000 ó 13.000... Serán necesarios cuando volvamos -espero que tardemos...-, a las vacas flacas. Pero, comienza la temporada y, a estas alturas, con bastante lógica, estamos en el pelotón de los torpes. Nada raro, si pensamos en quién dirige el cotarro. 

Pues bien, desde hace ya algunas jornadas, no dejo de leer y escuchar a los adosados los mismos comentarios peyorativos que en temporadas atrás. En este caso, incluso la malafollá es mayor porque se han tenido que rascar el bolsillo, y eso les duele más que un tracto rectal. Además, te dicen aquello de "qué equipo más malo tienes", porque, obviamente, no es el suyo.
 
Los partidos contra el Español, el Depor o el Getafe, no son para ellos. Si no prestan o ceden el carnet, y acuden al Arcángel, pitan al delantero local porque no salta tanto como Cristiano, al lateral porque no se desdobla como Juanfran, y al mediocentro, porque no acierta tantos pases como Xavi. Desde hace varias jornadas, tienen claro que somos carne de Segunda.

Hay tantos equipos en las catacumbas de la Primera, y quedan tantas jornadas por disputar, que yo, y creo que la inmensa mayoría de los abonados con antigüedad, me niego a tirar la toalla. Y, si, en Junio -en marzo o en abril, según algunos-, estoy de nuevo en Segunda, mientras el cuerpo y la cartera aguanten, coincidiré con los de siempre en la cola de los abonos cuando salgan a la venta, y soñaré en tocar, de nuevo, el cielo en las Tendillas, esa plaza en las que, de tarde en tarde, 9.000 cordobesistas, se reproducen como Gremlins lanzados a la fuente, y se convierten en muchos miles más.

Siempre será bienvenido quién venga a ayudar, a empujar en la misma dirección que los demás, y a intentar, en definitiva, que el milagro de junio vuelva a repetirse. Para lanzar comentarios agoreros, y poner palos en las ruedas, pitando al equipo a las primeras de cambio, mejor que vuelvan a guardar la blanquiverde en el trastero y se pongan la amarilla de Neymar o la rosa de James. Al fin y a la postre, ellos son merengues, colchoneros o blaugranas que nacieron en Córdoba como podrían haberlo hecho en Cuenca o en Albacete.

Paco López-Cordón V.
@mushocordoba

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.