martes, 26 de agosto de 2014

Crónicas de una dulce derrota


Cuando cualquier equipo del mundo llega vivo en el Bernabéu casi hasta al minuto 90, hay que felicitarle. No me vale que estemos a comienzo de temporada y que los blancos estén aún sin ritmo. Nosotros llevamos menos tiempo de rodaje y muchos más fichajes que ensamblar. Hemos tuteado a un Madrid que se las ha visto y deseado para vencer.

Si 70.000 espectadores pitan a su equipo, algo habremos hecho bien. Aunque la alineación hacía prever un autobús, nada más lejos de la realidad. El once estaba concebido para intentar llegar con opciones al final, y, ahí, que dos futbolistas como Fede Cartabia -qué jugadorazo- y Fidel -la banda izquierda es suya-, intentaran el milagro. Casi ocurre. Y, aunque el "casi" no da puntos, hemos salido con la cabeza bien alta.


Serios en defensa, con dos centrales solventes y dos laterales que intentaban apagar fuego. A veces consiguiéndolo y a veces no. Mejor Gunino en defensa y más proyectado Crespo en ataque. Un centro del campo de contención con un buen Garai y un omnipresente Rossi -pena de su fallo final-. Matos apuntando maneras; Pinillos fuera de sitio y, quizás el más flojito. Silva de enlace, corriendo kilómetros y kilómetros y aportando clase. Y arriba, Havenaar, teniéndoselas tiesas con Ramos y sin rehuir el choque. Tosco en el juego de pies, con el punto de mira desviado, pero con un imán en la cabeza. La ocasión más clara fue suya en cabezazo calcado al primer gol del Madrid.

Las figuras merengues fueron casi decorativas. Pero cuando hay calidad a arrobas, estaba cantado que alguna entraría. Gol imparable de Benzema. Demasiados genios a los que intentar frenar. El CCF no se descompuso. Y llegó vivo al descanso. En la reanudación estaba claro que Pinillos se quedaría en la ducha y así fue. Salió Fede y acojonamos a los seres superiores. De tu a tu transcurrió la segunda parte, en la que tuvimos alguna. Incluso un gol anulado. Con Xisco y Fidel descubrimos que Ferrer no venía a perder dignamente, sino a puntuar.

El gol de un Cristiano desquiciado no oscurece en absoluto el magnífico partido de los nuestros, que salieron del templo blanco mucho más crecidos de lo que llegaron. Hay mimbres y sólo falta que, ante equipos de nuestra Liga, salgamos con la misma concentración y hambre que ante el campeón de Europa. Dije hace semanas que no menos de cinco clubs de Primera cambiarían su plantilla por la nuestra. Lo mantengo. Con Borja ganaremos ocasiones de gol. El resto, mejorable, aunque puede ser suficiente.


De la afición no voy a escribir nada que no se haya dicho ya. Simplemente espectacular. Ojalá continúe este feeling. Ojalá las altas esferas del cordobesismo se den cuenta que los seguidores son nuestro mayor patrimonio, y dirijan el CCF con viento a favor y no en contra. Ojalá.

Nos quedan 35 finales. Y no dejaremos a los nuestros de lado. La permanencia se juega en el Arcángel en cada partido. Esperemos que se tenga la paciencia que en otras ocasiones ha faltado. No vamos a estar salvados en diciembre, y, tranquilos, tampoco descendidos. Este entrenador creo que sabe lo que hace, y lucha a muerte por lo que cree. Hoy ha sido la prueba. Confiemos.

Disfrutemos en esta montaña rusa que va a ser la temporada; subidas y bajadas; subidones y bajonazos; derrotas dulces y victorias amargas; momentos malos y buenos. Ahí estaremos, con esos cordobesistas que cada vez son más y más, y que esperemos que estén a las duras y a las maduras. Con los otros, los cordoblancos o madriverdes, no voy a perder el tiempo. Que disfruten de su temporada. A mi, la permanencia, me alegrará mucho más que a ellos todos sus títulos... si es que logran alguno.

Francisco López-Cordón V.
@mushocordoba

4 comentarios:

  1. Entrada justa y medida. No se puede añadir ni una coma, pero a mi y contra el Madrid me gustaría ser más escatológico y decir que: EL REAL MADRID, EL GRAN REY MIDAS DEL FUTBOL MUNDIAL, ESTUVO CON EL CULO APRETADO DURANTE 44 MINUTOS PORQUE EL CORDOBA CF LE DIO UN BAÑO Y MERECIO EMPATAR.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escrito queda. Tampoco te quito ni pongo ninguna coma.

      Eliminar
  2. Creo que la clave está en que la motivación sea la misma que cuando nos enfrentemos con un Getafe o Eibar. No es lo mismo jugar en esos estadios que en un Bernabéu lleno. Si consiguen ese punto de motivación, los resultados nos acompañarán.
    Musicante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este sábado estará el estadio a reventar y eso también motiva. Espero que el Celta no nos saque del sueño en el que parece que estamos todos.

      Eliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.