martes, 1 de julio de 2014

Hola Carlitos (IV)

No esperes, Carlitos, una cartita para felicitarte porque ya lo hice en persona en el aeropuerto de Gran Canaria, como así te lo prometí en este blog en alguna ocasión. Ya ves, hay gente que cumple su palabra aunque para ello tenga que acometer actos que no le agradan. Dejaste patente tu gran clase al decirme que era "un poquito desagradable" y sobre todo tu calidad como persona al soltar "mis padres me enseñaron a respetar desde pequeñito, pero a ti los tuyos no". Mis padres me enseñaron a respetar a la gente de bien y a pelear contra los canallas. Y a mirar a la gente a los ojos, algo que tú no tuviste la valentía de hacer. A pesar de todo, he navegado en mis escritos durante una semana y no he encontrado ni una falta de respeto hacia tu persona. Críticas a tus decisiones muchas, faltaría más, porque cada vez lo haces peor.

La puñalada que le has dado a los niños y familias cordobesistas es imperdonable. Estás poniendo en juego el futuro del Cordobesismo. Un ascenso a primera debe suponer un aumento de masa social y no lo opuesto. Estar en primera es la oportunidad perfecta para que los niños se hagan del Córdoba, vean como su equipo pelea y gana a los grandes. ¿A quién se le ocurriría cobrar a un niño recién nacido 245 € por un abono? ¿A quién se le ocurriría eliminar los descuentos a las familias, muchas de ellas en paro? ¿A quién se le ocurriría cobrar a un chico de 17 años lo mismo que a alguien de 40? Solo a ti, Carlitos, solo a ti. Como verás no critico la medida del encarecimiento de los sectores centrales que, personalmente, es la única que me afecta al bolsillo. Pero las anteriores me dañan el alma porque son una lanza al corazón del Cordobesismo. No puedes escudarte en la rebaja a los abonados porque ya bastante los engañaste el año pasado con los precios de las entradas y con el pago por ver al filial, un timo que pareces querer continuar.

Un hombre vale lo que vale su palabra. Si para cumplirla hay que cambiarlo todo, perjudicando a miles de personas, es como si no se estuviera cumpliendo. Además, vas a perder muchísimo dinero con los abonos. Muchísimo. Después querrás arreglarlo, como siempre, poniendo entradas baratas. Volverás a cometer tus mismos errores, a los que les irás sumando otros nuevos. Solo el Madrid, el Barcelona y el Athletic, equipos de Champions con listas de espera para nuevos abonados, tienen precios más caros que nosotros. Posiblemente este que escribe vaya a disfrutar de su último año como abonado si esto sigue así. Imagina si yo, después de más de 30 años sufriendo en el Arcángel, no voy a renovar en la 15/16, qué es lo que harán los que no tengan esta enfermedad tan terminal. Eso sí, cordobesista seré hasta que me muera, aunque sea en mi casa viéndolo por televisión, algo que hará mucha gente desde este mismo año.

No sé cuál es tu objetivo, Carlitos. De verdad, no lo sé. Me chirría tanto que alguien que haya sido capaz de llevar un equipo a primera, tome decisiones que dinamiten los cimientos de la entidad que preside. Tus vómitos constantes sobre el Cordobesismo te condenarán tarde o temprano. Justo después del ascenso, prometiste a periodista que todo esto cambiaría y que este éxito garantizaría el entendimiento. Hazlo como quieras, pero hazlo. Tienes que escuchar a los cordobesistas y dejar de tratarlos como a perros. Frases como "El Córdoba no es una agencia de viajes", deben pasar al cajón del olvido. Una afición que llevó a más de mil representantes a Murcia, sin llevar la entrada en el bolsillo por la ineptitud de los dirigentes de su club, bien merece un respeto. Esos 50 que se compraron un vuelo y una entrada por internet a la aventura, que entraron en el pequeño Maracaná canario sin más protección que su valentía, y que se jugaron el pellejo antes, durante y después del partido, no merecen que su presidente los ninguneé por sistema. Porque esos y los nueve mil restantes son los que le dan sentido a toda esta locura, mucho más allá de victorias o derrotas ocasionales. 

Sé que me lees y sé que me odias, como así dejaste claro en el aeropuerto. Me importa un carajo, Carlitos. Pero solo quiero que no odies al Córdoba. Solo quiero que dejes que los niños tengan la posibilidad de ver a su equipo en primera y que las familias puedan pagarse un abono que han estado deseando durante 42 años. Solo quiero que respetes, ya ni siquiera mimar, a una afición que sabe muy bien lo que es la miseria, y que a poco que lo intentes te levantará un busto en Las Tendillas. No te intentes aprovechar de ella en la gloria, porque acabarás en el más profundo de los infiernos.

12 comentarios:

  1. Rafa tu sentimiento y dolor, porque es eso lo que exponen tus palabras, son el de cientos de cordobesistas. Personas que hemos sufrido el recorrido de nuestro equipo durante muchos años por segunda B y alguno por tercera....Personas que no lo vamos a ver en Primera, no por dinero que algunos podríamos hacer el esfuerzo (muchísimos, lamentablemente, no) sino por dolor. Por el dolor que transmite las decisiones de este tipo ajeno y desconocedor del sentimiento cordobesista, aunque se le llene la boca con esa palabra...Aunque algunos medios de comunicación le rían la gracia, almuercen con él y a ellos también se le llene la boca, pero de babas.
    Francisco

    ResponderEliminar
  2. Privar a unos padres, a unos abuelos, de llevar a sus nenes a disfrutar de un Córdoba en Primera por unos precios prohibitivos para la gente 'joven'... eso señor González, es lo que, para los que sentimos esto, ha ido directo al corazón.
    Y se lo dice un 'adulto' de 20 años, socio desde que mi padre me pagó mi primer abono con 10 años, de uno al que los niños le decían ¿y tú para que eres del Córdoba si son mu' maloh'?, de uno que ha llorado a lágrima viva abrazado a su padre con ese gol que nos llevó a la gloria, como lloré ese día que mi padre me regaló el abono. De uno que, a día de hoy, el fútbol 'negocio', como lo llaman ahora, le deja sin ganas de seguir.
    Rectifique señor González, de parte del cordobesismo, no nos quite el futuro, no nos prive de ver a los niños corriendo por las gradas por el maldito dinero.

    ResponderEliminar
  3. Hola señor (aunque la verdad es que usted no se merece semajante apelativo) González. Estoy harto. Harto de sus políticas, de sus mentiras, de sus sandeces y sus borde rías. Harto.
    Yo soy ese joven de 17 años que ha sido incluido en el mismo saco que un parado que lleva meses sin cobrar una nómina o una persona de 40 que tiene unos ingresos estables. Una canallada de su parte (otra más de las innumerables) Soy ese joven general que va a tener que ver el fútbol desde su casa porque ni con la medida del 50% (que bueno que es usted) va a poder permitirse disfrutar del equipo de sus amores.
    A mi no me da vergüenza admitir que no soy Cordobesista de cuna. No señor, mi cordobesismo me lo he hecho yo, bien con amigos o con familiares no tan cercanos. No viví Cartagena, ni tan siquiera Huesca, pero siento esto como él que más. El cordobesismo es un bendito tesoro al que al mio lo trato con amor. Ese mismo que usted quiere destruir, bien quitando a los que ya estamos o bien jodiendo a los que quieren entrar a esta bendita locura.
    No voy a pedir que retire la medida, porque se que no lo hará. Le puede su orgullo y su afán de protagonismo al sentido común, a si que suplicarle a usted es una pérdida de tiempo. Lo único que le pido es que se vaya por donde se fue, que nos deje, en Segunda si quiere, pero sin canallas de su casta. Que tenga usted un buen día, porque a mi ya me lo ha fastidiado por completo.

    PD: Ni yo ni este hombre que dirige el blog (al que por cierto le debo parte de mi cordobesismo) nos es con demos a la hora de dar nuestra opinión, sin crear cuentas falsas y demás historias para espiar. Por favor, haga algo de uso de razón y salga usted a explicar este atropello. Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  4. El precio de los abonos para la próxima temporada parece que ha causado una corriente de animadversión hacia la figura del presidente, ese tirano que ha venido de tierras lejanas a decirnos lo que tenemos que pagar por ver a nuestro Córdoba, ahora claro está, más nuestro que nunca. Es cierto que la subida de precios es más que notable, pero la preginta que deberíamos hacernos es ¿ para quien?. Señores no nos equivoquemos, el club es de sus socios. Los que quieran ver al Madrid o al Barça que paguen. Los que hemos querido ver a nuestro equipo desde otrora vamos a tener unos precios razonables para la categoria. Mentiría si dijera que este sistema clasista donde el socio va a pagar la mitad que el que quiere ver al Madrid o al Barça no me satisface, pues lo hace y mucho. Lo que no podemos hacer y me parece del todo demagógico es acusar al señor Gonzales de poco menos que dificultar el arraigo del sentimiento cordobesista, pues ese sentimiento siempre ha estado ahí, al alcanze de cualquiera que haya querido hacerse con él. Los que ahora quieran subirse al yate ( los mismos que no se subian a la barca y ni mucho menos sabian por donde navegaba la barquita ) que paguen el precio y sino lo hacen tampoco me importa demasiado. Y aunque el Señor Gonzales ha cometido errores y políticas con la que no conecto ya solp falta por parte de algunos de acusarle de expandir la gripe A o de invadir Polonia. Yo en esta política quiero darle las gracias, gracias por decir, tù eres in verdadero cordobesista y por eso pagas lo que pagas. Los nuevos sino quieren pagar lo que tienen que pagar pues que no vayan al estadio, total, tampoco lo han hecho antes.

    J. Montilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Montilla, le aconsejo que relea el texto. Un saludo.

      Eliminar
  5. Sr.Montilla, relea de nuevo y comprenda el texto. En ningún momento se ataca al Sr. González por los precios "generales", se le ataca por todos los beneficios que ha suprimido, véase tarifa joven, tarifa especial y abono familiar, todos aquellos que promueven el futuro del cordobesismo, los niños.

    ResponderEliminar
  6. Señor Montilla deje de escribir mierda y sea realista con los precios que ha puesto este que dice llamarse y ser presidente del córdoba porq lo único que ha echo este canalla es cargarse la ilusión de los más pequeños por su equipo, yo llevo 25 años de socio y tengo 32 eche cuentas de cuantos tenía cuando mi padre me hizo socio por primera vez,cosa la cual no podrán hacer muchos hoy en día por esta salvajada en los precios del impresentable que tenemos ocupando la presidencia,se ha cargado la ilusión y el nuevo cordobesismo de muchos.

    Pd:Sr Montilla no será usted un palmero del Sr Gonzales por que huele a eso, un saludo

    ResponderEliminar
  7. ¿De verdad, señor J.Montilla cree que no es atacar al arraigo del cordobesismo cobrar el abono a los niños a 250 euros?
    Señor Montilla ...¿No se da usted cuenta que este es el momento de sumar aficionados y si son niños y conseguimos que arraigue el sentimiento cordobesista en ellos, por muchos años?
    Qué importa que sean aficionados de toda la vida o muchos nuevos los que se sumen al carro de primera y llenen el Arcángel....si somos muchos seremos más fuertes.
    Si el personaje que preside el Club no aprovecha estos momentos para conseguir un aumento de masa social, estará perdiendo el mayor rédito que conlleva el ascenso. Cualquier necio ve eso. Salvo que hablemos de negocio y no de cordobesismo. Negocio a corto plazo porque los sentimientos son para toda la vida, las transaciones económicas no.
    F.V.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay ningún salvo. Los carnés infantiles y juveniles son inversiones de futuro, tanto sentimentales como económicas. Esos chicos serán con total seguridad abonos adultos en un futuro. Es una decisión errónea tanto para el presente como para el futuro.

      Eliminar
  8. Nada más que añadir, ni un solo punto. Me quito el sombrero. Gracias Rafa por expresar el sentimiento del 99% de los Cordobesistas, palmeros aparte.

    ResponderEliminar
  9. Este malestar y debate que se está generando por el precio de los abonos puede degenerar en una guerra civil entre los aficionados. Algo parecido a lo que pasó en Las Palmas pero con otras motivaciones y sin lanzamiento de objetos. La felicidad del ascenso se está trocando en caras serias por los precios de los abonos y en sonrisas disimuladas que dicen: “jódete”.
    Estoy escuchando con demasiada frecuencia: “Nosotros estuvimos el año pasado…Los que quieran hacerse socios nuevos que paguen lo que sea necesario”

    Está bien que se premie a los abonados del año pasado (un premio no tan importante si vemos que los precios son parecidos al de otros Club de Primera sin la bonificación del 50%).
    Está mal querer castigar a los nuevos aficionados que quieren hacerse socios atraídos por la nueva categoría en la que milita el equipo. Como si fuera un delito no haber sido socios en Segunda y ahora que sí quieren serlo en Primera, tuvieran que sufrir la vergüenza de su abandono en años anteriores. En vez de recibir a los nuevos con afecto, algunos los tratan de interesados y oportunistas, que se suben al carro cuando esté va cuesta abajo… Otros simplemente los quiere atracar.
    Creo que es un error, porque todos los que lleguen nuevos nos harán crecer. Ser más fuertes.
    ¡¡Bien venidos todos!!…Ese debe ser el mensaje, sin acusaciones de por qué no llegaron antes.

    Estamos perdiendo la oportunidad de que parte de las personas que fueron excepcionalmente a Las Tendillas, vayan cotidianamente al Arcángel…..De todos ellos estamos impidiendo la llegada de los más importantes, los niños. Ellos son el futuro. Futuro que el señor presidente de manera poco hábil ha cercenado con su política de precios. Esos niños que hubieran pagado 50 o 75 euros durante la etapa infantil de su vida, luego, de mayores, son los que hubieran pagado precio de adultos durante toda su existencia.
    Hay que cuidar la cantera no sólo la de futbolistas sino también la de la afición. Hay que estar ciego para no ver eso, o deslumbrado por las luces efímeras de un ascenso. Creo que me ha salido un pareado. Me saldrían otros pero prefiero callarlos por respeto a quien respeto no ofrece.

    FV

    ResponderEliminar
  10. Como siempre acertadisimo. Un presidente que no se gana a la afición, pese a subir al equipo a primera, es para que se lo haga mirar. Lo triste son los palmeros, escuchar que los precios son buenisimos, porque a mi me cuestan la mitad y al resto que les jodan...es de tener muy poca vergüenza y ser unos egoístas.
    Carlitos, va a perder una oportunidad única de llegar a los 18000 abonados y para colmo ahora los engañas con la devolución del dinero de las compras en navidad de productos nike.
    Bravo Carlitos

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.