viernes, 6 de junio de 2014

Esta vez será diferente

Me siento feliz al saber que nuestro Arcángel no enseñará plástico mañana. Muchos de esos novatos se contagiarán de Cordobesismo durante esas dos horas cortas que durará el partido, y esto es algo que hay que celebrar. Sin embargo, quizá porque en esto del Córdoba me siento un viejo, el lleno no me hace tanta ilusión como hace unos años. No quiero recordar ejemplos de llenos que acabaron en tragedia. El "no hay billetes" no asegura más que un bonito colorido al inicio. También puedo enumerar algunas muchedumbres que prometían, pero que no ayudaron en nada a que los del verde triunfaran. Pero, ¿por qué no?. Esta vez será diferente.

El sábado viviremos otro de esos episodios que recordaremos cuando nos pongamos nostálgicos, otro de esos partidos que no podremos olvidar. Tras el gol del Recre es imposible que nuestra memoria no repesque al Levante, al filial del Deportivo o al Almansa, o sin irse tan lejos, Eibar, Zaragoza, Murcia, Sporting, Deportivo o Huelva. Esas mil y una derrotas que provocaron que ya tengamos ya el callo hecho. Esas mil y una derrotas que provocan que la historia, el fútbol o el destino nos deban más Cartagenas, Pontevedras o Huescas. Esta vez será diferente.

La vida esta hecha para días como mañana, para días como el sábado pasado. El resto es aire. La única prueba de que estamos vivos son los recuerdos y estamos teniendo muchos esta temporada. Me lío con los años de Lucas, no recuerdo cuál es cuál. En mi vida estarán los dos partidos que hemos jugado con el Zaragoza este año y que pienso contárselos a mis hijos si es que alguna vez quieren escuchar las batallitas de grada de su padre. También pienso contarles lo del sábado pasado y lo de mañana. Porque esta vez será diferente.

No podemos tener siempre la desgracia colándose por todos los resquicios. No es posible que sigamos siendo unos cabrones para la eternidad. Esta temporada nos han engañado, vilipendiado y humillado desde nuestro palco y desde el de los rivales. Nos han robado en nuestra propia grada, en nuestra casa y lo han intentado en la ajena. Hemos visto como los visitantes ocasionales han sido mejor tratados que los que tienen insignia de oro y brillantes. Algo tiene que equilibrar la balanza y esta vez va a ser el fútbol. Esta vez será diferente porque las matemáticas no fallan. Las probabilidades terminan, a la larga, cumpliéndose. Y ya nos toca. Y si no, nos tocará muy pronto. 

Esos tres cabezazos que dio el Recreativo a las 20:50 horas del sábado pasado nos hicieron dudar. Era la película que hemos visto tantas veces. Vi a mi madre temblar desconsolada a mi lado, incapaz de fijar la vista hasta salir del Colombino. Yo la animé a viajar. Yo le busqué una entrada que pudiera pagar. Yo le provoqué ese sufrimiento, aunque sea de forma indirecta. Ni las gambas de Huelva le abrieron el apetito. Pero esta vez será diferente.

Y si no lo es, añadiremos otra cicatriz a la colección. En septiembre volveré a deciros, justo antes del pitido inicial en la jornada 1, que "Este año es el nuestro. Mucha suerte a todos". Pronto estaremos esperando el calendario, viendo en qué fecha vamos al Villamarín y deseando que nos toque ir a Soria en verano. Aplaudiendo al Xisco de turno, maldiciendo que vuelvan a engañarnos con los abonos. Soy muy feliz por poder compartir todos esas opiniones, ratos, sonrisas, discusiones, risas, lágrimas, sentimientos al fin y al cabo, con todos vosotros. Sois mi familia segunda. No voy a nombrar a nadie, porque vosotros sabéis quienes sois. 

Pero esta vez será diferente. Gritaremos gol una vez más que los colorados. Nos abrazaremos a los compañeros de sector, cantaremos el "Volveremos" y nos partiremos las manos aplaudiendo a los futbolistas. Luego nos iremos un ratito a las Tendillas, y como los malos novios le prometeremos que la próxima vez estaremos más tiempo. A los que no hayamos felicitado y besado en persona, lo haremos por internet. Nos acordaremos de quienes nos metieron esta droga en las venas, de los que ya no están. Maldeciremos al presidente de turno que quiera timarnos con las entradas y empezaremos a planificar el primer viaje al infinito. Haremos cientos de alineaciones. Y soñaremos. Soñaremos con esa gloria que tantas veces hemos pintado en nuestras memorias y escrito en nuestros diarios. Esa gloria que no acaba de pararse nunca a la ribera del Guadalquivir. Pero esta vez será diferente, amigos. Mucha suerte a todos.

5 comentarios:

  1. Esperemos como dices que esta vez sea diferente, lo q no cambiará nunca sera nuestro amor a nuestros colores y las lagrimas de emoción a ver que hay otros que sienten como tú, que aman como tú y que definitiva sueñan como tú. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Todos sabemos que mañana toca la historia de siempre, en el momento de dar un zarpazo..... ZASCA y a la lona. Es nuestro puñetero sino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que hay que dejar de llorar, si crees, si empujas hasta el 95, si no te rindes en ningún minuto y ente ninguna adversidad los del verde se crecerán y nos darán, al menos, hasta la última gota de sudor. Y quien sabe si la gloria.

      Eliminar
  3. Releo esto ahora y veo que tuviste mucha razón, esta vez fue diferente, diferente y bonito.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.