lunes, 10 de febrero de 2014

Cese discutible y formas inadmisibles

No le voy a dar la oportunidad, Sr. González, de recordarme que el club es suyo, y de que usted es dueño, amo y señor, de todo lo que se menea en el Córdoba Club de Fútbol. No lo haga, porque ya lo sé, y, tanto usted como sus monaguillos se ponen muy pesados en mencionar el asunto, tanto en público como en privado, con esa frase lapidaria tan democrática de "...y quién no esté de acuerdo, que venga y lo compre".

Eso demuestra su cariño al Club. Sólo le ha faltado decir que es blanquiverde "desde shequitito", y que su vida tiene sentido a partir de ser el mandamás de todo esto. Si usted, en vez de un club, hubiera comprado un perro, no repetiría hasta la saciedad que quién lo quiera, lo compre. Es decir, cariño, cero patatero. No pretenda confundirnos. No sea hipócrita.

Sus formas, o, mejor dicho, la ausencia de ellas, le delatan. Usted estaba deseando darle la boleta a un entrenador porque no comulgaba con el glamour que usted destila. No era TOP, no era adecuado para un Club en el que sus dirigentes mean colonia. Usted lo contrató ante la presión de los aficionados, en una medida populista que buscaba calmar la animadversión hacia usted, y pretendía conseguir que los blanquiverdes le rindiéramos pleitesía eterna.

Usted echó a Pablo Villa al pie de los caballos, preparándole una plantilla mediocre y claramente descompensada. El entrenador no se quejó. Nunca levantó la voz. Tiró para adelante y, con luces y sombras, mal que bien, llevó el equipo dignamente con elementos que posiblemente no serían titulares en Segunda B. La orquesta desafinaba, y mucho, pero había que intentar llegar a buen puerto con ese vestuario. ¿Errores?. Por supuesto. Tanto en plantear algunos partidos, como en mantener tozudamente a jugadores en el equipo, sustituciones incomprensibles, etc. Nadie está libre de culpa. Tampoco Villa, pero, ojo, no le pida usted a Fernando Alonso que haga la pole con un Ford Fiesta. Es imposible.

Yo hubiera entendido, incluso, el cese el día del Castilla. Ese partido tuvo un componente raro, como si los futbolistas se hubieran empeñado en cambiar de jefe. Con el mercado de invierno cercano, se habrían podido consensuar los refuerzos con un nuevo entrenador. Pero, de nuevo, usted pensó más en que la medida era impopular, y su ego le hizo recular. Curioso, porque Pablo Villa, ahí ya estaba más que sentenciado.

Ahora nos cuenta usted que la destitución era lo que la afición demandaba. No es cierto. La abrumadora mayoría de los aficionados estaban con Villa. De hecho, al término del partido ante el Eibar no se pidió su dimisión. Es otra excusa más. ¿Que se debió haber ganado?. Bueno; es su opinión. Pero yo hace tiempo que no he visto un equipo en el Arcángel, tan bien plantado, tan seguro de sí mismo. Ahora es el líder. No le digo más....

Pablo Villa ya es historia pasada, como Juan Luna Eslava, Rafael Berges, o Toni Cruz, entre otros; y ahora tiene ahora la suerte de no estar a su lado. La descordobesización del Club sigue, implacable, su curso. En fin, la suerte del nuevo entrenador será la suya, pero, sobre todo, la nuestra, la de los 8.500 locos que ayer volvimos más cabreados que empapados, y la de quiénes no pudieron acudir por una u otra circunstancia, pero que sienten al Córdoba C.F. como una forma de vida, y no como una empresa que tiene, por cojones, que ser rentable.

Espero, por último, que los aficionados podamos enterarnos del nombre del nuevo entrenador por medio de la web oficial del Club, y no a través de ningún medio de comunicación. Mucho de lo que ocurre en el CCF bajo su mandato es sencillamente surrealista.

El fondo de la cuestión, es decir, el cese de Villa, puede ser más o menos discutible. Pero no las formas. Cuídelas, González, y ordene lo mismo a sus adláteres. Hay miles y miles de cordobesistas para quiénes la empresa de la que usted es propietario, su hobby, su entretenimiento, es mucho más que una cuenta de resultados. No juegue con nuestros sentimientos. No nos tome por tontos, porque, a usted que tanto le gustan los vetos, nunca, repito, nunca, nos podrá vetar nuestro cordobesismo, ese del que usted carece.

Paco López-Cordón V.
@mushocordoba

21 comentarios:

  1. Me alegra, amigo Paco, que hayas cogido el lápiz (o las teclas) y le hayas dado voz a este blog en un día tan señalado como hoy. Yo no tenía fuerzas.

    El señor González sabe perfectamente que se le ha roto el escudo. Ya no hay nadie entre él y la afición. Sabe que Cordero no sirve para eso: el público no va a criticar a Cordero como en su día lo hizo con Emilio Vega, por Cordero acaba de llegar y, además, parece que su trabajo no está siendo malo al reforzar los puestos más débiles. A partir de ahora, el malestar irá al palco. Directamente.

    Prometo escribir durante la semana.

    ResponderEliminar
  2. el problema es que el señor González es el dueño del club, y por mucho que queramos estamos a merced de lo que haga, tanto que me da miedo lo que pase este verano, no descarto nada, hasta desaparecer veo posible.

    ResponderEliminar
  3. Comulgo con todo, aún así también intentaré dar mi opinión en cuanto se me pase el síndrome "hijo mío, como te he podido putear la vida haciéndote del Córdoba". Estoy medicándome, no os preocupéis.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, ya es una realidad lo que hasta ahora solo necesitaba una fecha de ejecución. Joder, pobre Villa, con lo que quiere al club y a la afición, ha ido a tener su gran oportunidad en el momento más inoportuno. En medio de una guerra surrealista de intereses, vetos y donde el fútbol parece importar poco. Ojalá en un futuro, como ya pasó con Jémez, Pablo tengo una segunda oportunidad y consiga redimirse. Sería muy triste romper lazos con un icono del cordobesismo, como si andáramos sobrados de ellos.

    La verdad es que la situación es tan compleja que daría para escribir un libro. El propio presidente comulgaba a principios de temporada con la idea de construir el equipo desde atrás. "Los menos goleados son los que acaban subiendo", decía machaconamente y como salvaguarda a un estilo muy distinto del que promulgaba a su llegada al club. Lo cierto es que esa afirmación no anda nada desencaminada y Villa si algo ha demostrado es haber construido un equipo de guerrilleros, que salvo el día del Castilla no ha dejado de competir en ningún campo y frente a ningún rival. Es cierto que quizás la plantilla daba para más pero el problema real está en las expectativas creadas desde la presidencia.

    Yo no sé si el señor González realmente se cree eso de que somos un equipo TOP. Puede que así sea o que sólo sea fachada y humo en botes a muy buen precio para una afición hambrienta. Pero la realidad es que el equipo TOP no aparece por ningún lado. Ni somos una plantilla penosa como se empeñan los de una trinchera, ni somos el Bayer Leverkusen, que diría el gran Manolo Preciado. Los equipos TOP se asemejan más a lo que hizo el Elche el año pasado, con jugadores que en su mayoría siguen en la plantilla y mantienen al equipo de manera muy digna en la Primera división.

    Nuestro equipo partía con un déficit terrible, por culpa de un señor al que no se puede echar porque ni siquiera figura como trabajador del club. El tal Cándido, al que sin conocer de nada, cometeré el atrevimiento de tachar como un nulo gestor de fichajes y plantillas. Puede ser atrevido, pero sus fichajes lo retratan. De la docena de jugadores que trajo este verano tan sólo Iago y Bravo parecen asentados y con peso en el equipo [Samuel también juega siempre, pero sin competencia alguna es bastante fácil asentarse, ¿no creéis?]. Llegó Cordero y dejó a Candi en paños menores largando en invierno a la mitad de esos fichajes que iban a construir un equipo TOP. Los refuerzos de Pedro son eso, refuerzos, pero de nuevo insuficientes para construir un equipo que se salga de la tabla, como hizo el ya mencionado Elche.

    Está claro que la economía manda, pero entonces ¿por qué no se refrendan con hechos y fichajes la ambición que González pregonaba en verano. Si el plan establecido era el que se ha ejecutado, ¿no resulta irresponsable y suicida vender los abonos prometiendo lo prometido y hablar de equipo TOP? Realmente es una lástima esta situación. Más cuando el club ha dilapidado canteranos en el mercado, la mayoría malvendidos o directamente regalados. Y luego ha usado ese dinero para pagar indemnizaciones por despidos descabellados. 1 millón de euros en indemnizaciones reconoció el propio González. ¿Os imagináis a qué dos/tres jugadores diferenciales se podrían haber traído con ese dinero?

    Tenemos un problema grande de base y es la ausencia de proyecto. González pareció llegar con las ideas muy claras y ahora el club funciona a bandazos, a golpes de timón. Con la idea de a dónde queremos llegar sujeta por un camino de mentiras, malas gestiones y decepciones. No hay proyecto y el verano se presenta calentito. A saber donde estará esta bendita entidad el día que arranque la Liga 2014-2015. Habrá que esperar al nuevo técnico y quemar las pocas naves que nos quedan, más con el corazón que con la cabeza. La misma que por mucho que quiera silenciar a base de fe me dice que ni Pablo Villa era el Guardiola blanquiverde ni el equipo del que ha dispuesto una plantilla TOP.

    ResponderEliminar
  5. cordobesista hasta los huevos10 de febrero de 2014, 14:16

    Villa es un inepto, pero el que lo puso ahi es más inepto todavia. Y el que fichó en verano ni hablamos, el más inepto de todos. En definitiva, un club lleno de ineptos por todas partes y sin rumbo. Un verdadero asco, quizás lo mejor sea desaparecer y a tomar por culo el club de chufa de mierda que somos.

    ResponderEliminar
  6. Conseguir 11 puntos de los últimos 33 hace que el cese no tenga nada de discutible y si mucho de necesario si en verdad queremos ascender o al menos luchar por el ascenso.

    ResponderEliminar
  7. El entrenador que, con diferencia, menos cobraba en Segunda, con una plantilla sin laterales decentes, los jugadores-franquicia dando una de cal y tres de arena, un casi retirado sosteniendo la defensa, y unos finales de partido faltos de suerte, nos ha dejado a palo de dos del playoff de ascenso. Si el Sumo Hacedor no hubiera dicho la gilipollez del equipo TOP, y hubiera hablado "vamos a intentar acabar lo más arriba posible", ahora estaríamos más contentos que unas pascuas.

    Elevar el listón de las aspiraciones no es cuestión de palabrería de charlatán de feria, sino de poner los medios adecuados para ello. Y aquí, se ha confeccionado la plantilla en una tienda de chinos. Balata, balata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco nadie le obligó a dejar el tranquilo Alcorcón y venirse aquí. Si tú eres entrenador del filial y te proponen hacerte cargo del primer equipo cuyo objetivo es estar todas las jornadas en puesto de Playoff y ascender con una plantilla mediocre y cobrando una mierda (bueno, una mierda de 5.000€ mensuales que cualquier currante querría) también puedes decir que no y buscarte otra cosa mejor o con objetivos más humildes o mejor pagada. Si dices que sí y aceptas el reto parte de la responsabilidad es tuya, una parte bastante grande. En lo personal si me da pena Villa porque se le ve tristón desde hace tiempo y esto tiene que haberle afectado pero en lo profesional no me la da, siempre podría haber dicho que no o haber hecho eso tan poco de moda en España: dimitir.

      Eliminar
    2. El mejor lateral(Dani Espejo) lo no pone un partido, lo hace bien y ni una nueva oportunidad, ¿eso de quién es culpa? El mejor MCD (Galvez), le da 4 ratitos y no lo poner antes que un lamentable Luso ni cuando estaba sancionado contra la Ponfe,¿eso de quién es culpa?

      Eliminar
  8. Los entrenadores que menos cobran son los del Jaén y el Eibar, y por cierto, 60.000 euros para solo haber entrenado 1 año en 3ª esta de puta madre

    ResponderEliminar
  9. Desgraciadamente con Berges no hubo tanto cariño de los aficionados y eso que es cordobes y cordobesista como el que más. Y estabamos con más puntos y habiendo tenido que jugar dos eliminatorias de Copa contra dos 1ª con el cansancio fisico y mental que eso supone. Y no tenian mucha mejor plantilla que Villa porque el año pasado rajaba todos dios con frases tales como:
    - El zanahoria no para ni una este año, que le den banquillazo
    - Cristian es un coladero, que se cree Alves?
    - Kiko Olivas es muy blando para ser central
    - Gaspar esta acabado
    - Abel ha venido a robar
    - Lopez Silva es un jeta y borracho que como no renueva no corre
    - Que malo es Pedro
    - Fede es un posturitas que ni sirve para nada
    - Rennella es muy malo, solo sabe caerse
    - Patiño lucha mucho pero es nulo
    Etc. etc.. etc...

    ResponderEliminar
  10. Por otra parte no hay que olvidar que el club tiene varias novias, lo que ocurre es que en otra muestra más de que Gonzalez solo quiere llenar sus arcas el precio que pide es bastante desorbitado para un equipo que lleva muchisimo sin estar en 1 division. Lo queramos o no Gonzalez seguirá haciendo del club su cortijo y prometiendo cosas para tenernos contentos ( "subir en tres años" "equipo top" "regalo de abonos"...) cosa que no le funciona, el cordobesistas es más que todo eso, el cordobesista no hace falta que le prometas nada para que apoye a su equipo, no le importa que este diluviando todo el dia para plantarse en el Arcangel y ver un partido de perros, esta ahí de corazón. Es el principal problema de Gonzalez, que no entiende esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo tu comentario. Y apostillo: Con toda esta masa social detrás -no muy numerosa pero más fiel que ninguna-, con una ciudad que, cuando quiere, se vuelca, no se puede llevar el Club como una empresa. Si acaso, como una empresa familiar. Hay que pensar muy bien las decisiones y no cortar cabezas a diestro y siniestro a quién no se postra ante ti.

      El día que la legislación permita llevarse los Clubs de Fútbol de una ciudad a otra, al cuarto de hora, éste mete sus cuatro cosas en una bolsa de Mercadona, coge el AVE, y ¡ahí os quedáis, pringaos!

      Eliminar
  11. Que hablen dos jugadores del B el año pasado como son Guti y Fran Montoro del señor Villa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconozco a qué te refieres. Pero, por si no hablan cuéntalo tu y así nos enteramos.

      Eliminar
  12. Hace tiempo que dejé de ser apasionado del fútbol, a mí no me merece la pena, solo me considero aficionado, seguidor, pero quiero apoyar a muchos de mis amigos que sí son apasionados de este CÓRDOBA CCF en manos de alguien que no sé realmente que pinta aquí, porque entiendo que uno se hace con un equipo de fútbol porque siente los colores de ese equipo y busca lo mejor para él, o hay otras razones menos deportivas. Y la verdad yo no he notado nunca un sentimiento de amor de González a este equipo ni a nuestra ciudad, puede que yo esté equivocado pero me temo que no. En cuanto a Villa, al contrario de lo que me pasa con el antedicho, me cae fenomenalmente bien, sabrá más o menos de entrenar a un equipo, pero lo que sí ha demostrado es que es capaz de ilusionar a una afición, de conseguir que un grupo de chavales se dejen la piel en el campo jornada tras jornada y que sea un profesional como la copa de un pino. En esta temporada en el primer equipo ha tenido mala suerte, eso no se lo puede negar nadie. La cantidad de puntos que se han perdido en esos par de minutos finales han hecho que estemos en esta situación; si eso no hubiera ocurrido sería un fenómeno y tendríamos un equipazo, estaríamos arriba del todo. Por eso me parece una cabronada su cese.
    Tenemos muchas ganas de tener un equipo en 1ª división para poder sufrir a gusto, porque si en segunda nos las vemos y nos las deseamos, en primera...ni te cuento. Hay quién prefiere ser cabeza de ratón que cola de león...pero eso es cosa de pobres ¿Que hay que tener altura de miras? Por supuesto, pero vamos a ser realistas. ¡¡¡¡Esto como no lo arregle alguien con dinero y seguidores!!!! Por cierto...Demetrio, ¿no te interesaría el Córdoba como la Mezquita?

    ResponderEliminar
  13. Este tipo de "empresarios", no buscan decididamente ganar dinero. Más bien esa escasa popularidad que les da una mediocridad ganada a pulso en su anonimato. El fútbol, les da esos minutos de gloria que necesitan para reafirmar su ego, y nosotros, el Córdoba, el cordobesismo, no somos más que daños colaterales. Somos "asquerosamente" necesarios para que se consume ese acto de egocentrismo supremo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, me han llamado de todo: cavernario, metemierdas, anticordobesista, provocador, pero nunca "daño colateral". Pensar que soy el "daño colateral" de un sujeto como González me deja un poco descolocado.

      En fin, ya en serio, yo creo que González es un daño colateral de la crisis, y que más pronto que tarde agarrará cualquier oferta que le permita obtener beneficio para satisfacer el ego del que hablas, y se irá con viento fresco. Habrá sido un mal sueño.

      Que prefiera pensar esto no significa que de verdad me lo crea, pero, como soñar es gratis, evito el masoquismo sin necesidad.

      Eliminar
    2. Mañana o pasado te van a llamar cabrón aquí mismo. Estás avisado.

      Eliminar
  14. ¿Voy llamando ya a mi abogado, o lo dejo en paz, de momento?

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.