jueves, 5 de diciembre de 2013

No me gusta pescar

¡Hala, ya lo he dicho! Aunque parece que algunos en el Córdoba Club de Fútbol no se enteran. No me gusta pescar y punto. Lo he intentado, he ido varias veces a lo largo de mi vida y tengo que reconocer que alguna vez que otra me he divertido. Rara vez se da el día perfecto, ese en el que simplemente echas la caña y te pican, lanzas y te pican, un no parar. Ese día realmente lo pasas bien, pero por uno de esos días hay cien en los que solamente lanzas y esperas.

¿Saben lo que si me gusta? Verlo por la tele. Me encantan esos programas de pesca extrema donde empiezan a coger cangrejos gigantes en condiciones brutales, o los tipos esos que pescan caimanes, o los que pillan siluros como vacas de grandes. ¡Increible! Las grandes presas, eso si que es interesante.

Y es que eso de pescar es muy sacrificado. Hay que levantarse a las 6 de la mañana (porque los peces madrugan), tienes que meterte por lugares con accesos impracticables para coger los mejores sitios y te pones de barro hasta las trancas. Pasas frío, calor, te calas con la lluvia, y como se te enganche la caña ya la has cagado; cuando arreglas el desaguisado se te ha ido el día.

En cambio a mi suegro le encanta pescar. Es su pasión. No pasa una semana en que no vaya un par de días a echar la caña. A veces en pantanos, otras en ríos o incluso en el mar. Cuando está en la playa es simplemente bajar la calle y ya está, pero otras veces tiene que hacer horas de coche para disfrutar de su pasión, y en la mayoría de las ocasiones vuelve de vacío y cabreado.

Pero esto no sería una verdadera afición si no incluimos el apartado de equipamiento. Todo lo habido y por haber, lo tiene. Desde chalecos, pantalones, botas, señuelos, 5 o 6 cañas.....todo. Y por si fuera poco está apuntado a una peña con la que hacen desplazamientos cada mes a los mejores pantanos de la zona, y luego, como no, comentan las hazañas en la tertulia del café.

La diferencia entre mi suegro y yo está clara, lo suyo es pasión y lo mío es pasar el rato. ¿Volveré a ir de pesca? Seguro. Cuando se me olvide y no tenga nada mejor que hacer, iré algún día a pasar el rato. Pero no se confundan, ¿hacer lo de mi suegro? ni aunque me paguen, ni aunque me pongan la Carihuela debajo de casa, porque es que no, y ya está.

Tomen nota en el Córdoba Club de Fútbol, por muy baratas que me pongan las entradas, aunque regalen camisetas, me presten abonos, o incluso me dejen entrar gratis........¡No me gusta pescar!

4 comentarios:

  1. Qué va, Jose. Después nos dicen en megafonía que hay 10mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el tema de reconocer políticas erróneas lo tenemos muy poco trabajado en este club

      Eliminar
    2. Desde mi posición en El Arcángel me concuerdan las asistencias el 99% de la veces, y si me falla el cálculo es porque hay algo mas. De hecho los tornos son los cuentan, no el club. Y muchos niños peques pasan junto al padre el torno y solo ahn contabilizao a uno...Aunque Tribuna se vea muy vacia recordad que en los fondos se juntan normalmente 6 o 7.000 sumando ambos fondos. Mas 3-4.000 en Preferencia sumando Alta y Baja y unos 1.000 o 1.500 en Tribuna/Anfiteatro.

      Eliminar
  2. La cuestión es si merece la pena tirar el producto por 1000 entradas más. Aparte, si las cosas vienen mal dadas, ni eso

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.