lunes, 1 de abril de 2013

CCF: Las críticas y los críticos

Algunos aficionados andan estos días demasiado hipersensibles con las críticas que, en mayor o menor medida, reciben los jugadores, el entrenador, el presidente, el director de comunicación, etc. Nadie se ha librado de un buen rapapolvo. Absolutamente nadie. 

Y hay quién, creo que de manera errónea, ve en esas apreciaciones un ataque frontal hacia el Córdoba C.F., como si quién critica, enjuicia, o simplemente debate asuntos relacionados con el Club, fuera un enemigo acérrimo, alguien a quién hay que destruir antes de que cause daños irreparables.

Tras el partido ante el Sabadell, algunos, en Twitter, juraban en hebreo cuando muchos escribíamos que sólo se había jugado bien un ratito, y que, para llegar a cotas mayores, había que mejorar mucho. O cuando alguien hablaba de la mediocridad del equipo contrario. Era como si hubiéramos nombrado a la bicha. Curiosamente, la totalidad de los medios de comunicación -incluso los afines y oficialistas-, coincidían en sus crónicas: Resultado engañoso. Carencias.

Incluso, hubo alguien que, refiriéndose a los críticos, escribió algo que me hizo sonreir: "¡Y luego dirán que ellos son los más cordobesistas!". Y se quedó tan pancho, supongo, maldiciendo a quiénes osaban perturbar su nirvana, tras el éxtasis por la hazaña de su equipo.

Vamos a ver si nos entendemos. Yo no soy más cordobesista que el que más, pero tampoco menos. Y no somos concursantes de un reality en el que se decide quién es el blanquiverde del año. Si alguien piensa que criticando se ataca la línea de flotación del Club, pues muy bien. Yo voy a seguir diciendo o escribiendo lo que pienso, sin pararme a pensar lo que otros opinen de mi, básicamente porque me importa un pimiento. Solo le rindo cuentas a mi conciencia.

Y si, en otro orden de críticas, a alguien le molesta mi hostilidad hacia Don Carlos y Don Alfredo, amigos y residentes en Madrid, le diré que mi actitud respecto a ambos, es, si cabe, demasiado condescendiente. Uno por acción y el otro por inacción, faltaron el respeto a muchos aficionados que aún esperan una disculpa. 

Que quiénes mandan en mi club no esperen flores que no merezcan. Y si los astros quieren que ellos sean los elegidos para llevar al Córdoba C.F. a Primera División, bienvenido sea el ascenso. Soy demasiado cordobesita como para desear la derrota de mi equipo y con ella, el descrédito de sus dirigentes. Y quién crea lo contrario, es que no me conoce.

Paco López-Cordón V.
@mushocordoba

4 comentarios:

  1. Ya el año pasado se criticaron las derrotas y las victorias. El fútbol sin el análisis y las conclusiones es un auténtico bodrio...como dicen los antis: 22 tíos corriendo detrás de una pelota.

    Algunos van más allá y piensan que, si hay análisis y crítica de por medio, no se puede disfrutar de la victoria. Supongo que ellos no podrán hacer las dos cosas a la vez, pero hay algunos aficionados que sí podemos.

    Si hay gente que nos preocupamos de analizar a un equipo será porque este nos duele. Les aseguro que no analizo los partidos del Zaragoza.

    ResponderEliminar
  2. Paco es mucho más honesto y demostrativo de tu cariño hacia este club, que los que solo ven las cosas buenas o simplemente defienden que sus niños son los mas guapos del mundo, aunque eso conlleve que mañana te estampes contra la pared y vuelvas a la cruda realidad y entonces te lamentes de no haber sido capaz de darte cuenta de las intenciones de más de uno. Enhorabuena amigo.

    Pepe Pérez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, eres el primer anónimo que firma con su nombre. Si no fueras merengón serias perfecto. Buen viaje de vuelta. No olvides el paraguas.

      Eliminar
  3. Yo critico, me enfado y estoy toda la semana mosqueado por una derrota, sobre todo si llega por falta de actitud de los jugadores o errores del tecnico, y la mayoría de veces lo hago saber por las reddes sociales. Pero hay que saber donde estamos tambien. el año pasado aunque algunos partidos fuera de casa eran criticables y demás, el juego y la intensidad del equipo eran otras, casi era imposible decir nada negativo de ellos. Este año por la ambición que debe perseguir todo aficionado, futbolista y directivo de un club, yo he exigido lo mismo que el año pasado. Desde el principio supe que no lo iba a tener. Y en diciembre tome una decisión. Exigir, pero sabiendo lo que hay. Este año ya no vale ganar bonito, deslumbrar y demás, por eso con cada vistoria hay que estar mas que felices si nos acerca al objetivo del playoff. Y las criticas, en ocasiones feroces hacia jugadores, no benefician en absoluto eso. A los dirigentes que les den, me da igual, porque hay motivos mas que fundados para criticarlos. Pero algunas criticas a jugadores me parecen desproporcionadas, y se ha creado una guerra con alguno, totalmente injusta. Y Rafa sabe por donde voy. Todos queremos lo mejor para nuestro equipo, no cabe absolutamente ninguna duda. Lo que dudo es si pensamos antes de criticar, si estamos creando una confrontación, con quien creo no lo merece, y si eso no provoca que las cosas vayan a peor. No nos calentemos por encima de nuestras posibilidades! jejeje Un abrazo Paco y Rafa.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.