jueves, 21 de febrero de 2013

Carta abierta a Juan Luna Eslava

Amigo Juan:

Supongo que hoy estarás pelín bipolar. Por una parte, que tu Club de toda la vida te de una patada y te mande a la puta calle, te debe haber sentado como un sarpullido en las gónadas. Por otro, que ¡por fin!, puedas dejar atrás las zancadillas y los ninguneos del dictadorzuelo de turno, te habrá dejado como perro al que le quitan pulgas... o garrapatas.

Otro más que se va. Otro más que se quita de enmedio el señor que todo lo puede. En este caso, con ese impecable verbo y erudito léxico de los comunicados en la web oficial, tu despido "obedece a criterios de reestructuración interna con el fin de recuperar el equilibrio que permita la continuidad de la actividad". ¡Tócate los cojones, Juanillo!.