jueves, 13 de diciembre de 2012

Crónicas para mis hermanas

Hola Patricia. Hola Ángela. Sé que lo habreis pasado mal a 200 km del Arcángel, pero las obligaciones laborales son eso, obligaciones. Como hay muchas cosas que no habeis podido ver por la tele, no os preocupeis, que yo os las voy a contar.


Imaginad la que se ha formado en el Arenal, primero con el recibimiento al Córdoba y después con la marabunta rodeando al autobús del Barcelona. Durante la semana se había avisado que había que entrar con el carné y que abrirían las puertas dos horas antes...pues al final unas colas kilométricas porque no han abierto las puertas hasta una hora antes. Fijaos como sería el caos que han tenido que abrir los tornos y para entrar había que enseñar la entrada, que en principio no servía para nada. 

Hoy el Arcángel ha estado soberbio, supremo, espectacular, diría que como nunca. Desde el calentamiento han apretado al Barcelona como si fueran el eterno rival. Todos los que temíamos que el estadio se llenara de catetos hemos hinchado el pecho de orgullo con lo vivido hoy. Lo que ha ocurrido en el campo ya lo habeis visto. El super Barcelona nos ha respetado poniendo a su equipo de gala, Messi incluido, que ha vuelto a ser determinante en el resultado final con su doblete. Sin embargo, en la primera parte hemos jugado y les hemos dominado, pero ya sabemos que nuestra asignatura pendiente es el gol. Con muy poco ellos se han puesto por delante con una jugada de Villa y Messi. Nosotros hemos tenido una de Vico, otra de Pedro y gol mal anulado a Enzo por fuera de juego. Y es que los árbitros sabían perfectamente quien era el grande hoy en el terreno de juego.

No obstante, los verdaderamente grandes hemos sido nosotros, los cordobesistas. Quizás el momento más especial llegó en el minuto 54, donde todo el estadio se ha levantado y ha cantado el himno de Queco con las bufandas al cielo. El orgullo explotaba y más de una voz sonaba partida por la emoción de esos momentos. De ahí hasta el final el físico de los nuestros no dio para más y Messi sentenció aprovechando un buen pase de Alexis. Quedaba un cuarto de hora y parece que a partir de ahí incluso los blaugranas veían el resultado demasiado amplio para el reparto de esfuerzos hecho por uno y otro equipo, por lo que el ritmo bajó y los protagonistas se dedicaron a disfrutar con el ambiente. Solo una concesión dio el Cordobesismo al rival aplaudiendo a Villa que fue sustituido, reconociendo la labor del campeón de Europa y del Mundo con la selección.

No me canso de decirlo, pero hoy los cordobesistas han dado una lección incluso a los megacracks culés. Al finalizar el partido, Xavi y Piqué entre otros se han acercado al centro del campo y han ovacionado a nuestra afición. Los campeones de todo han sabido reconocer la pasión y la entrega del Cordobesismo. 

Y eso es todo chicas. No os preocupeis por no haber estado en persona. Vendrán días más grandes y muy pronto. Lo de hoy ha sido solo un aperitivo comparado con el futuro que se nos presenta. El Cordobesismo se lo ha ganado.

Pd: Patri, suerte en tus exámenes.


3 comentarios:

  1. Muy grande, y emotico sobre todo para los que no pudimos estar allí

    ResponderEliminar
  2. Tus hermanas lo vivieron de corazón... Que es muy blanquiverde. Gracias por dedicarnos la crónica. Pd. Como la Patri no apruebe la mato...jejeje.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.