domingo, 18 de noviembre de 2012

Dos jaimitadas a la hora del Ángelus

Llegúe al partido con malas sensaciones. Llevo unos cuantos días sin creerme eso de que jugábamos ante el "colista". A mí no me dice nada la provisional posición de un equipo con un elenco de jugadores como el Hércules. Ni el golpe en la mesa de Ponferrada, me hacía tener ese feeling con el que suelo ir al Arcángel muy a menudo.

Era una sensación rara: el tiempo cambiante de lluvia y/o gafas de sol, la desmedida euforia de los aficionados, la hora... ¡la hora...!. Esa manía presidencialista de que vayamos al fútbol a la par que algunos rezan el Ángelus. No sé si los grandes toreros han bordado alguna faena de orejas y rabo por la mañana o por la noche. No, la hora taurina es las cinco de la tarde. La del fútbol, también, se ponga el Buda blanquiverde como se ponga. 

Ya está bien que las televisiones nos impongan horarios, pero, cuando no lo hacen, me parece vergonzoso que se arbitre por parte del mandamás, este horario inusual para jugar. Al menos, podría haber consultado a los abonados, para ver opiniones. Pero, como un régimen presidencialista que es nuestro Club, se ha impuesto por narices. Como las lentejas. Si quieres las comes...


Los 9.500 espectadores que han cantado por los altavoces como entrada de hoy, no me los creo ni de lejos. Desconozco si se ha recibido alguna llamada en cabina para engordar cifras, pero si hoy han ido los que oficialmente han ido, el Nuevo Arcángel tiene capacidad para más de 30.000. En cualquier caso, estoy seguro que por la tarde habrían ido bastantes más.

Respecto al partido, pues simplemente que dimos la de arena. Regalamos 45 minutos al rival al hacer jugar a Fuentes, que desde hace unos cuantos partidos no está en su mejor momento, colocando por tanto a Duba delante, con menos recorrido, y a López Silva a la derecha, donde no es [casi] nadie. Tampoco era el dia de Renella, al que le llegaron muy pocos balones y ninguno franco. Sólo Caballero hacía su trabajo como acostumbra, al igual que Garai, aunque éste pecando de jugar demasiado horizontal.

Con una falta tonta de Fuentes, motivada por su escasa velocidad para cortar un avance alicantino, llegó la primera jaimitada de defensa y portero. Regalo de los que ya llevamos unos cuantos, de esos que te hacen dar un golpetazo al asiento de al lado. Una llegada, un gol.

Se empató por la fe de Caballero y Vico, y entonces vimos a un Hércules con miedo a perder, con nulas ideas, y dando por muy bueno el punto. Tuvimos un cuarto de hora con llegada, con ganas, con fluidez, con corazón... pero sin acierto.

Tras el descanso, el cambio de Fuentes por Pedro nos llevó a un sistema bastante más racional. La banda izquierda, con Duba y López Silva, trenzaba una y otra vez, pero no era el día de los puntas. Por la derecha, Fernández estaba fallón, pero Pedro traía en jaque a su defensa, el veterano Peña. Pero ni Enzo, ni Joselu ni Patiño -al final-, la tuvieron lo suficientemente clara para desequilibrar.

Y en éstas estábamos cuando en una falta cerca del círculo central, en la que los centrales herculanos no se animaron a subir, llegó la segunda jaimitada, con un "despeja tu que a mí me da la risa...!. Y ni portero, ni defensas, ni nadie de los ciento y pico blanquiverdes que pululaban por su área, supieron despejar. Y ahí estaba Sardinero -el hombre cuya palabra vale menos que una ventosidad-, para darle casi sin querer y dejarnos con pocas ganas de almorzar.

Un equipo con aspiraciones debe trabajar mucho más la concentración, y no puede, en absoluto, dejarse robar la cartera dos veces en un solo partido. Porque el Hércules llegó eso... dos veces, ni una más. Si hay que traer un psicólogo, que alguien lo haga, pero no podemos pasar ni un segundo más con esta caraja. Cinco goles en contra en dos partidos, son demasiados goles, y alguien tendrá que ponerle remedio.

¿Alberto García?. No voy a cargar las tintas sobre un jugador que nos ha salvado muchos puntos en las dos últimas temporadas. Hoy no ha tenido su día, pero tampoco su defensa le ha ayudado. No creo que Berges lo cambie el sábado, y menos, tras los vergonzosos silbidos de esos aficionados ventajistas que, en un mismo partido, son capaces de matar por él... o de matarlo.

Levantémonos, porque no se ha perdido nada. Que nadie vea ahora permanencias donde hace una semana veíamos ascenso. Ni una cosa ni otra. Hay que ir día a día, jornada a jornada, tejiendo partidos y logrando puntos para llegar con aspiraciones a mayo. Y, a partir de ahí, a echar el resto. Eso sí, si al Presidente del Ángelus le queda un chavo en la cartera para gastar, que vaya mirando por ahí algún defensa-armario, talludito, de los que acojonan con sólo verlos, porque ese debe ser el fichaje de invierno. Alguien parecido a Ballesteros, por ejemplo, a quien todos criticamos, pero al que quisiéramos que se parecieran las Hermanitas de la Caridad que tenemos como centrales.

Paco López-Cordón V.
@mushocordoba


3 comentarios:

  1. Si no ganamos un partido con el de hoy es que algo falta. Para empezar concentración. Vale que medio estadio no estaba ni mirando la falta del segundo, ya que todos pensábamos que la iban a tirar al Eroski para perder tiempo...pero los centrales y el portero no deben perder esa concentración.

    La nota positiva del partido vuelve a ser Vico. Pero si queremos que un chico de 18 años nos saque las castañas del fuego vamos listos.

    No pasa nada si Fuentes o Duba se quedan en el banquillo para poder probar a Silva en la izquierda. Tampoco pasa nada por probar a Duba en la derecha, ya que parece que busca mucho el disparo y así le caería a la izquierda.

    Me hacía gracia los comentarios de las previas: el Hércules viene con bajas. No quiero que venga con bajas, ¡coño!, que esos son los que lo tenían colista.

    En fin, tres puntos que no volveremos a ver. Si queremos estar arriba hay que ir a Canarias a hacer algo parecido a lo de Ponferrada...si no, a nadar en la nada.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que Alberto en los 4 años que lleva aqui le recuerdo más cantazos que aciertos. Ayer junto a la defensa de pena, si pierdes estos partidos no puedes pensar en los play-offs. Y ahora a Las Palmas donde seguramente perderemos también porque lo de Ponferrada me parece a mi que fue un espejismo

    ResponderEliminar
  3. Te echábamos de menos, anónimo_agorero. A ver si te animas a escribir cuando las cosas vayan bien, y no sólo cuando perdemos.

    No llevas razón, y lo sabes. Alberto nos ha dado muchos puntos estos dos últimos años, aunque es muy proclive a las jaimitadas. De todas maneras, en el campo, me pareció más fallo de él, pero en la repetición de los goles, que puedes ver en la red, es cante claro de la defensa, sobre todo en el segundo.

    Ánimo, y espero que te equivoques con lo de Las Palmas, o volveremos a leerte eso de los cincuenta puntos.

    Salu2.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.