martes, 30 de octubre de 2012

El Video del Presidente

Andaba yo recién levantado, a esa hora en la que todos los gatos siguen siendo pardos, cuando compruebo en el móvil que mi amigo Rafa, alias @BlanquiverdBlog estaba deseando conocer mi opinión sobre el video de marras. ¿Qué video?, me pregunto mientras me desperezo. Supongo que será algo relacionado sobre el Córdoba C.F.... Supongo...

¿Qué habrían hecho éstos ahora?. ¿Será una grabación en la que Salinas o Romero reconocen, con cámara oculta, su responsabilidad en las deudas blanquiverdes?. ¿O quizás otra hecha por un videoaficionado en la que aparecen Gaucci y Víctor de Aldama paseando de la manita por el entorno de la Mezquita?. ¿Será una rosa?. ¿Será un clavel?. No, nada de eso, sino algo bastante más sorprendente, y es que, en el Club, a alguien se le ha encendido una bombilla de bajo consumo, y ha parido, él solito, para espantar el fantasma de la indiferencia, una feliz idea.

  
¡Bravo por el librepensador!. No, no leáis entre líneas. No es coña. Me posiciono con quén haya sido el responsable de la idea, con el Club por haberla llevado a cabo, y con Carlos/Matías González/Prats por haberle dado al asunto ese toque pomposo y cachondo a la vez. Por cierto, no sé las tomas que habrán hecho falta, pero el Presidente tiene toda la pinta de estar aguantando el descojone.

Hoy seremos noticia en telediarios y programas deportivos. Hoy la gente hablará del Córdoba Club de Fútbol, y yo siempre digo: "Que hablen de tí aunque sea BIEN". Sí, porque soy de los que pienso que la norma es hablar mal del de al lado. Hoy, después de muchos meses, los aficionados tendrán algo de lo que hablar que no se refiera a Messi, Cristiano, la crisis o el tiempo. ¡Ya era hora, coño!

En función de en qué medio escuchemos o leamos las opiniones del video de marras, veremos unas u otras reacciones. Supongo que lo aplaudirán en Cuatro, La Sexta o el Pais, y putearán a sus autores en Intereconomía o La Razón. Me la trae al fresco. Soy de la opinión que el fin [casi] siempre justifica los medios y, en este caso, que yo sepa, no se ofende a nadie, no se dice nada que no sea verdad. Los yernos, las caidas, los elefantes... si acaso la referencia a las hijas del monarca, como diciendo.. "¡Ojú, Juancar!, si es que con estas infantas ya se veía de lejos que tus yernos tendrían que ser podólogos, digo yo que por el callo que te iban a quitar..."

Que no, que no solamente no me parece mal, sino que me gusta, y en este blog, no nos dedicamos precisamente a abrazar al poder establecido, pero es de ley que, cuando hay que aplaudir, se aplaude y punto. Es más, se hace con bastante más alegría que con la que censuramos conductas y actuaciones inadecuadas. Que aquí, ni Rafa ni yo somos masoquistas; sólo somos blanquiverdes de los del culo pelao, que a nadie se le olvide.

En fin, que esperemos que el video de marras remueva las conciencias de los aficionados, que muchos de ellos están últimamente con el encefalograma plano. A ver si el jueves comprobamos que la gente sigue estando con el equipo, y viceversa, y echamos el resto ante la inminencia del premio gordo que vendría después -con permiso del Alavés, claro-. 

Sería esa eliminatoria, la del Barça, en la que el Presidente podría invitar oficialmente al Rey, y decirle: "Majestad, en prueba de mi respeto, le invito a ponerse ciego de salmorejo para aliviar sus penas, y, le ruego acepte acompañarme en el Palco, en el partido ante el Barça, símbolo de la pérfida Cataluña que tanto daño le está haciendo a usted y a todos los españoles de bien. Cójase usted un buen pedo conmigo, Majestad, que su Copa mola, pero la de Montilla mola mucho más".

En fin, blanquiverdes monárquicos y republicanos, no seamos demasiado cabroncetes con el asunto, que, repito, es como un calendario de los bomberos en bolas: sirve para una buena causa. Y entre el video, y unas fotos del Presi en posturas sugerentes como las de los bomberos, me quedo claramente con lo primero.

Paco López-Córdón V.
@mushocordoba

6 comentarios:

  1. Buenísimo!! Casi al nivel del vídeo! Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedarme CASI al nivel del vídeo es un gran halago. Gracias, Mario.

      Eliminar
  2. Es este caso estoy de acuerdo con Paco (cambia la firma). Creo que el vídeo es un cachondeo, pero es que la monarquía lo es, por tanto no puede ser ejemplo de nada.

    El vídeo deja a las claras la humildad de nuestro presidente, digo su Excelencia. Nada nuevo bajo el sol.

    Me gustaría saber si su Excelencia hubiera tenido los mismos cojones de hacer este vídeo si fuera presidente de alguno de los grandes que sí aspiran a jugar la final y tener que encontrarse con JuanCar. ¿Imaginan que llegamos nosotros? ¿Cómo actuarían ambos protagonistas, es decir, su Excelencia y su Majestad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que ambos se saludarían amablemente y pondrían la misma cara que Rajoy y Artur Mas cuando se ven las caras. Y, de fondo, sonaría aquella canción de "Teatro, lo tuyo es puro teatro...!

      Y es que, en el fondo, todos somos actores de una misma pantomima.

      Eliminar
    2. Por cierto, Rafa, que no se trata de lo que hubiera hecho o hubiera dejado de hacer, sino de lo que se ha hecho, que es lo importante. El Córdoba está hoy en todos los mentideros, es mediático, y, aunque no sea excesivamente significativo que el video se vea en Betanzos o en Cuenca, sí me importa que el aficionado cercano, ese que tiene que ir a apoyar al Arcángel, sepa que existe un equipo al ladito de su casa, que, puesto que no tiene la calidad ni los millones de Madrid o Barça, necesita llenar un estadio para contar con una mínima oportunidad, para emular el "alcorconazo".

      No es cuestión de tener más o menos cojones, sino de hacer algo que sume. Y por cierto, como he leido en twitter, si este video lo hubiera hecho el Cádiz, ahora todo Cristo estaría diciendo "Que arte y qué grasia tienen los gaditanos, pisha".

      Eliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.