domingo, 28 de octubre de 2012

Decálogo de un cuarto de temporada

Se ha cumplido un cuarto de temporada, y procede hacer un resumen de lo visto hasta ahora, en el año I después de Paco, en la temporada siguiente a la que supuso la vuelta a la ilusión del cordobesismo. Entre los partidos a los que hemos asistido en el Arcángel, los que han televisado fuera de casa, y los que hemos mal-visto por el proceloso Internet, creo que disponemos de datos suficientes para confeccionar un decálogo sobre lo acontecido hasta ahora.

1. Tenemos la dupla de porteros con más calidad de la categoría, con total garantía, y, ambos, dignos de una categoría superior. Salvo un par de jaimitadas de Alberto, nada que objetar a nuestros guardametas. Si Sillero es tan bueno como me cuentan, tenemos claro superávit bajo los tres palos.


2. A diferencia de los arqueros, contamos un grupito de centrales con los que difícilmente vamos a tener un partido tranquilo. Gaspar, Kiko Olivas, Tena o Alberto Aguilar, no me ofrecen garantía suficiente para ser un equipo aspirante. En el mercado de invierno, creo que es la principal opción, incluso por encima de un goleador. Con un Pierini atrás -es decir, con un veterano que impusiese respeto-, creo que cualquiera de los demás sería un buen complemento. Otra opción, al estilo Adriano en el Barça, es reconvertir a Fuentes como central. Su rapidez puede suplir su falta de altura.

3. En el lateral derecho, Fernández me merece bastante más fiabilidad que Cristian. Ambos atacan bien, pero el canterano defiende mucho mejor. Cerra es carne de cañón para salir en el mercado de invierno.

4. El flanco defensivo izquierdo es mucho más versátil. Fuentes o Dubarbier atrás, o incluso juntos, nos ofrecen total garantía. El argentino es garantía de ataque, e incluso ha mejorado en defensa. Hay que aprovechar que está en su mejor momento desde que vino.

5. Aritz esta temporada está menos fino, y eso se nota. La llegada de Abel le ha atorado su juego fluido y el equipo se resiente por ello. La diferencia entre el ex-granadino y Javi Hervás como pareja de baile del vasco, es tremenda. En la sala de máquinas del Córdoba falta lubricante, y, lo que el curso pasado era una zona en la que nos imponíamos a los rivales, ahora es por allí por donde llega el peligro del contrario. ¿Petkoff?. Hay que hacer algo, que esto no pita...

6. Pedro no es Borja. Aporta trabajo, presión, ganas, pero está a años luz del madrileño. Si alguien pensaba que venía a sustituir a nuestro goleador, estaba equivocado. Se mueve bien entre líneas, se desmarca con sentido, pero le falta ese punto de calidad. No sé si tiene margen. Ojalá que sí. En cualquier caso, prefiero como extremos a Fede por derecha y López Silva por izquierda. Me merecen más confianza. Respecto al canterano, creo que se le están dando menos minutos de los que merece. ¿Ayina?. Ni está ni se le espera.

7. El problema de la falta de gol no era Pepe Díaz. Se crean ocasiones, pero los de arriba están negados. Debemos ser el equipo con peor porcentaje de acierto de la categoría. Renella aporta clase, aunque a veces peca de individualismo y es un pelín mingafría. Joselu está negado, está encontrándose cada vez mejor y creo que nos dará diez golitos de aquí a final de temporada. Patiño es todo corazón, y rinde mucho más con otro delantero al lado que de islote arriba.

8. La irrupción de Dubarbier -bendita, por otra parte-, ha cambiado de posición a López Silva. Tanto si el argentino juega atrás como si lo hace arriba, la banda izquierda es suya, y su largo recorrido hace que no sea jugador de asociarse, sino de espacios largos. A Berges no le agrada el onubense en un puesto que no sea ese, pero las circunstancias mandan, y deberá elegir.

9. Caballero es, hoy por hoy, un jugador imprescindible, que aporta la anarquía que el equipo necesita para sorprender al contrario. Si las lesiones le respetan es la clave para que el equipo no pierda el jugador con más calidad para dar el último pase. De segundo punta, incluso, ha rendido. Hay que buscarle un sitio. Sin él, el peso de la creación está recayendo en Abel Gómez, que, simplemente, es el gran fiasco tras los once partidos jugados.

10. En resumen, que estamos ahí, de tapadillo, a escasos tres o cuatro puntos de la liguilla, ganando con solvencia en casa y penando fuera por culpa un poco de los plantemientos del mister, y otro poco por nuestra falta de gol arriba. Hemos cambiado cromos -Borja, Charles, Hervás-, y hemos salido claramente perdiendo -Pedro, Joselu, Abel-. Quizás nos falte encadenar un par de victorias para volver a creer, pero también estamos en una dinámica en la que, si en vez de victorias encadenamos derrotas, nos vamos abajo, cerca de los cuatro del infierno. Procede, por tanto, establecer aquí un punto de inflexión. Será el entrenador quién, con los mandatarios, tenga que definir a qué jugamos, a qué aspiramos, y, a partir de ahí, tirar de billetero para traer dos o tres jugadores que mejoren lo que tenemos. Si no, mucho me temo que la indiferencia volverá a la afición, y los 50 puntos serán nuestro objetivo.

Paco López-Cordón V.
@mushocordoba

2 comentarios:

  1. Gran resumen. Varias cosas:

    1) Por qué no probamos a Patiño con Enzo? Enzo parece que actúa más como segundo punta, peleando con la defensa. A lo mejor con el trabajo del canijo, Patiño tiene más posibilidades.

    2) Que Caballero es imprescindible habla del bajón del medio del campo.

    3) Aun nada funciona no creo que este equipo vaya a sacar menos de 60 puntos.

    4) Vamos a ver si ahora que viene un calendario más asequible no la cagamos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo en que esta plantilla, con sus carencias, tiene capacidad para llegar a los 60 puntos sobradamente. Y una cosa más: los canteranos pueden ser pieza claves siBerges le echa cojones al asunto.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.