martes, 25 de septiembre de 2012

El miedo al fracaso

El miedo es una emoción animal especialmente habitual en el homo sapiens. Todo hijo de vecino tiene sus fobias, unos muchas otros pocas, algunas graves otras más inocuas, pero una muy común entre los mortales es el miedo al fracaso. El miedo atenaza los sentidos, la capacidad y el intelecto, merma las facultades de los más lúcidos, por muy buenos que estos sean. 

Cuando esto ocurre, es el momento del líder. Los líderes tienen la capacidad de explicar al resto del grupo que el terror a la derrota es infinitamente peor que ésta en sí. Yo, como muchos de vosotros, he fracasado alguna vez en la consecución de alguno de mis objetivos vitales. Sin embargo, la sensación que recuerdo una vez en el barro fue la de que no era tan fiero el lobo como lo pintaban. Pasado el mal trago, ya puestos en el segundo o tercer intento, el miedo al fracaso desaparecía, porque lo imperdonable es no darlo todo, conformarse con medianías, ponerse la venda antes de la herida.

Cuando Berges aterrizó en verano confesó que su sueño era ascender al Córdoba este año. Berges soñaba, pero a la vez definía el objetivo. Fui muy feliz aquel día, porque parecía que el tabú histórico había definitivamente pasado a mejor vida. Futbolistas como Garai, Patiño, Pedro o Caballero han hablado durante estos meses de ascenso sin cortapisas. Solo recuerdo uno (Abel), que prefería no meterse en esos fregados. ¿Quieren que comparemos el rendimiento de estos cinco? Es curioso, cuanto menos.

Ayer, Berges dejó entrever en Canal Sur Radio que en el vestuario está prohibido hablar de ascenso. ¿Por qué este cambio tan radical en el discurso? Desde que se resistía la segunda victoria en liga, el entrenador ha comenzado a lanzar pelotas fuera. Que si las exigencias son desmedidas, que si no se puede comparar con el año pasado. Y yo digo, ¿por qué? 

El Córdoba marcha a dos puntos de las eliminatorias, a pesar de que su juego aun destila algunas dudas. El Córdoba tiene el octavo presupuesto, lo que extrapolando equivaldría a luchar por estar arriba. Solo hemos perdido un puntal decisivo, Borja, a pesar de que el rendimiento del de Villaverde fue decreciente durante el curso anterior. Hemos traído a futbolistas de categoría que deberían suplir con garantías las demás bajas, véase Abel por Hervás y Joselu-Enzo por Charles. Está claro que la ambición no se vende en la sala de prensa, pero la actitud tampoco. Con junio tan alejado en el horizonte, los objetivos deben ser claros porque corremos el riesgo de perdernos, de que la miopía futbolera nos impida saber por qué estamos luchando.

Espero y deseo que Berges venza sus miedos y ejerza de líder, porque de lo contrario no solo su hijo pensará que es un "cagado" (pulsar enlace para evitar malentendidos), sino también todo el Cordobesismo.

7 comentarios:

  1. Magnífica y sensata reflexión Rafa. Estoy totalmente de acuerdo contigo...si seguimos en esta línea dentro de unas jornadas volveremos a escuchar lo de los 50 puntos puñeteros...
    Un Club de futbol como el Córdoba, por su historia, su afición y por sus jugadores (aunque juguemos con juveniles) tiene que aspirar a lo máximo...Luego ya podemos estar sufriendo al final por no descender, si llega el caso, pero no debemos comenzar la competición con el freno de mano echado..Ni acudir a eso, tan concurrido como falso, de partido a partido...Partido a partido vemos donde estamos en la tabla clasificatoria, pero los objetivos del principio deben ser estar arriba, y si partido a partido nos descolgamos, pensar cuánto nos falta para estar en lo alto, y no cuanto para estar abajo.
    Hay que ser valientes, al menos en las intenciones y los sueños, que eso no nos los quiete nadie, ni Berges.
    FV

    ResponderEliminar
  2. Está claro , como dice anonimo , el Córdoba por ciudad , afición , etc tiene que aspirar en esta categoría a estar arriba. Presión es tener que estar pensando como llegamos a final de mes muchos. Bendita presión la que tienen estos peloteros.

    ResponderEliminar
  3. Por favor, lo de que Córdoba por ciudad, afición etc... merece un equipo en primera... Primero, que eso es muy muy debatible y segundo que, por suerte, en el fútbol los méritos se hacen en el campo, no por cosas extradeportivas.
    Pensar que "tenemos" que subir por una serie de cosas qeu no tienen nada que ver con planificación deportiva, calidad, buena dirección técnica y actitud en el campo es liarse, meterse una presión que puede ser injusta y seguro innecesaria y no disfrutar de lo que realmente pueda dar el equipo. SUpongo que los que sentís que el equipo debe estar en primera por la historia de Córdoba y porque va más gente al campo que en algún campo de primera os sentisteis frustrados el año pasado, no? Qué pena.

    A mi la ambición me gusta en cada entrenamiento y en el campo. Lo que se diga en sala de prensa me entra por un oído y me sale por otro.
    Si Berges dice que el objetivo sigue siendo el ascenso y que todos van a una a muerte a por el ascenso pero el sábado sale contra el Vilareal timorato, a verlas venir y encerrarse por un puntito; si perdemos por la mínima y lo da por bueno; si los jugadores, a pesar de las palabras, se sienten inferiores y no compiten de tú a tú, me sentiré decepcionado, mucho más que si Berges dice que está prohibido hablar de ascenso (que es muy distinto a decir que nuestro objetivo no es el ascenso) y el sábado plantea un partido de tú a tú, sea cual sea el resultado final.

    La ambición en sala de prensa de Berges duró hasta que nos dimos cuenta de que mientras jugábamos un playoff él negociaba con el Rayo y alieaba a Pepe Díaz y Charles, que no deberían haberlo jugado de titulares.

    Lo que hizo grande Paco en el tema de la ambición fue en la caseta. Mentalizar a los jugadores de que salieran a ganar desde el primer minuto en el primer partido, por difícul que fuera el Almería y por mucho que se nos adelantaran al poco.

    No he visto suficientes partidos del Córdoba de Berges como para juzgar si esa actitud ha cambiado o no. Pero lo que no voy a hacer es pensar que ha cambiado porque en rueda de prensa haya dicho que no se habla de ascenso. Si lo ha dicho para continuar: "solo se habla del próximo partido, que vamos a ganar", por mi cojonudo.
    Si con el tiempo juzgo que lo ha dicho porque se ve superado por las circunstancias, por aquí me pasaré para mostrar mi decepción con Berges por no haber sabido inculcar a los jugadores la ambición que sentimos el resto.

    ResponderEliminar
  4. No ganas mas puntos o partidos por decir ASCENSO todos los días.Eso se consigue como se está haciendo: intentando ganar cada partido.Y en el club y plantilla tienen AMBICIÓN para luchar por entrar al play off pero es que eso es algo que queda tan lejano....nadie asciende ni desciende en Septiembre,ni en Enero siquiera.A por el Villarreal CF!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si un opositor piensa en estudiar día a día y no tiene claro que el objetivo es sacar su plaza, está jodido.

      Eliminar
  5. Este tio es un mediocre, ya lo dije cuando lo subieron. Vamos apañados, nos espera mucha mediocridad este año porque la plantilla tampoco es gran cosa. Espero que todos saborearamos mucho lo de la temporada pasada porque va a pasar mucho tiempo en vivir de nuevo algo asi

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.