jueves, 2 de agosto de 2012

Por un puñado de dólares

Hace ya unas horas que acabó oficialmente el culebrón del verano en versión cordobesista, aunque quién más quién menos ya intuíamos el desenlace desde que la novia se dejó querer y le hacía ojitos al galán, no sin antes declararse casta y pura hasta el matrimonio ante los ojos de su padre, ese que la crió, la puso guapa y casadera y que por qué no, también disfrutó de su compañía a pesar de que fuera poco tiempo.

Habrá muchos que cuestionen la solución y no la vean como la mejor para el club, tacharán de mercenario al jugador y de embusteros a los dirigentes, y en cierto modo nadie les podrá quitar la razón. No obstante, si nos paramos a pensar fríamente el desenlace ¿había otra forma de hacer las cosas mejor?

En ningún caso sirva este artículo como excusa, como desagravio o ronza a los implicados, pero desde mi humilde opinión no había otro camino.

¿Quién puede culpar al jugador por buscar un futuro mejor? Me podrán decir que ir a un filial es dar un paso atrás, que en Córdoba sería el pilar del equipo, que el estilo de juego quizá es más beneficioso para sus cualidades...., pero perdonen, si a un reponedor de Carrefour le ofrecen cuadruplicar su sueldo, mejores condiciones laborales y posibilidades de promoción en Mercadona, ni se lo piensa.

Todos sabemos que esto del fútbol va por rachas y que el hecho de que este año te hayas salido no quiere decir que al siguiente sucederá igual. Los trenes pasan y hay que cogerlos o dejarlos pasar y esperar otro mejor que quizá no llegue nunca, y muchas veces como en los concursos de la tele hay que saber plantarse.

¿Mercenario? pues sí, como los otros 23. ¿O es que piensan que Javi Hervás siente más los colores de su nuevo equipo que los del Córdoba?. El mundo está lleno de mercenarios que en cierto modo vendemos nuestros servicios al mejor postor y no por eso somos peores personas, de hecho a lo largo de la historia (y todavía es así) los grandes ejércitos estaban formados en gran parte por extranjeros a sueldo que en ocasiones luchaban contra su propio país.

Respecto a la actuación del club, poco se puede hacer cuando un jugador quiere irse mas que sacar la mayor tajada. ¿Qué dijeron que ya no se vendía a nadie más? pues claro, que van a decir ¿que queremos vender a medio equipo y devaluar el producto?. También se dijo que no se ficharía en diciembre, que Paco sólo se iba si ascendía y que la plantilla está cerrada y no por eso va a dejar de llegar el ansiado central.

Se trata de gestionar un club, y nos caigan mejor o peor los que gobiernan la nave hay que reconocer que han sacado más rentabilidad en una temporada que en los 58 años precedentes. A día de hoy tenemos un club aparentemente saneado, que genera activos y que ha dejado de ser ese nuevo rico al que arrimarse con el fin de aprovecharse, para convertirse en un firme candidato a la zona noble de la tabla y en un escaparate en el que despuntar para jóvenes promesas que crezcan y hagan crecer a la entidad.

Es muy posible que Borja no triunfe y sea el próximo aspirante a engrosar las filas del Getafe en campañas venideras, y que el Córdoba no encuentre el recambio perfecto para suplirle, pero espero que no sea el último que se venda por un puñado de dólares siempre que ese dinero sirva para que mi equipo poco a poco sea cada vez más grande.

José R. Galván

5 comentarios:

  1. agradezco comentarios y otros puntos de vista......anímense que es gratis!!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo único que puede achacarse a Borja es la baja forma con la que volvió y que le provocará dificultades para ganarse el puesto en el Castilla. Quizás lo hizo para forzar su marcha. Nosotros a lo nuestro, dinerito fresco que falta hace y a otra cosa.

    ResponderEliminar
  3. No me han gustado las formas de Borja. En absoluto. Ha forzado, a su manera, y el Club -perdón, el dueño del Club-, ha visto el cielo abierto para tapar agujeros. Estoy hasta las narices de que cuando un futbolista dice de irse, acaba yéndose. Los contratos valen un mojón y cada vez hay más diferencia entre clubs. Borja ha forzado -lo que no hizo Hervás-, y punto. Y desde este momento, tras darle las gracias por los servicios prestados -y cobrados-, cuando juegue contra nosotros será un enemigo más.

    Yo, como Bilardo, no entiendo de nombres.

    ResponderEliminar
  4. Si tuvieramos 11.000 socios no haria falta vender a nadie. Pero es lo que hay, el señor Gonzalez que a mi no me gusta pero se esta comiendo la herencia de otros gestores que han sido penosos y han dejado al club tiritando

    ResponderEliminar
  5. El Sevilla tiene 30.000 socios y sigue vendiendo gente. Lo único que nos queda es adaptarnos, sacar jugadores y vender para poder ir creciendo. El señor González nos puede gustar o no, pero ha obtenido en un año casi 3 millones de euros en jugadores, ha sacado gente de 3ª que está dando resultado y de momento el club se mantiene por si mismo, algo que muchos de 1ª quisieran. A ver que tal le va al Málaga con el jeque o como le salen las cosas al Gaucci en el Cádiz.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.