martes, 31 de julio de 2012

Un ex-blanquiverde, ídolo en Filipinas

Desde siempre he creído en las casualidades. De hecho, uno de mis libros de cabecera que suelo releer con frecuencia es "Casualidades, coincidencias y serentipias", de Gregorio Doval. Por eso, la semana pasada, no me sorprendió demasiado lo que os paso a comentar.

Situémonos en un Crucero, cerca de las costas de Córcega. Una mesa en el comedor de uno de los restaurantes, un asiento libre, y un joven alto, con cierto parecido al jugador de basket argentino Luis Scola, que solicita permiso para sentarse. Al momento, varios camareros con rasgos asiáticos, se acercan, le saludan como si hubieran visto a Dios, alguno incluso le reverencia, y, en un castellano similar al que se habla en el Bazar chino de la esquina de mi casa, comentan al resto de comensales:





- "Es ídolo en Filipinas. El mejor jugador. Fotos en revistas y carteles en carreteras. Muy grande, muy grande..."

Debieron pensar los camareros que se estaban excediendo un poco en sus formas, y que aquello era un restaurante y no un club de fans, y retornaron a sus quehaceres, dejándonos en la duda de quién sería aquél mediático caballero. No hizo falta preguntar nada, porque, cuando nueve personas fijan su mirada en una décima, a ésta le toca mover ficha.

- "Soy futbolista y juego en Filipinas. Allí soy internacional. Aunque soy de Málaga, como mi madre es filipina, tengo doble nacionalidad", comentó en un andaluz cerrao, cerrao.

- "Pero, ¿Has jugado alguna vez en España?"

- "Sí. He jugado en el Atlético de Madrid B, Depor, Levante, Córdoba..."

- "¡Coño! ¿Cómo te llamas?."

- "Ángel Guirado"

Los enanitos que habitan en mis neuronas se pusieron a trabajar, y, en pocos segundos, procesé datos y le dije:

- "Te recuerdo. Hace seis o siete años, tú jugabas de extremo derecho. Estuviste poco tiempo. Luego fichaste por el Depor."

- "Exacto. Tras una cesión en el Atletico B, el club me dijo que no contaban conmigo. Luego firmé por el Depor y los directivos quisieron hacer creer a los aficionados que había estado tonteando con los gallegos, y que incluso había desoído una propuesta de renovación. Tras pasar por varios equipos, recalé en Filipinas y, es cierto, allí la suerte me ha sonreído y soy muy conocido. También últimamente en España he concedido muchas entrevistas, sobre todo a raíz de la anécdota con David Beckham."

Ahí la tenéis, curiosones... 
http://www.marca.com/2011/12/15/futbol/futbol_internacional/1323968653.html

Ángel es un ídolo en Filipinas. Lo podéis comprobar en miles de páginas. Os invito a que hurguéis en la red para comprobarlo. Sus fotografías son portada de revistas. Acaba de casarse y estaba de viaje de novios a la espera de reintegrarse a la disciplina de su equipo, para un amistoso en Chicago.

Me confesó que recuerda muchísimo Córdoba, que es, junto a Málaga, la ciudad donde se ha sentido más a gusto; que conoce a Patiño, por su ascendencia hispano-filipina, que nos desea suerte, que ojalá ascendamos, y que, sobre todo, le de un fuerte abrazo de su parte a Juan Luna Eslava, a quien aprecia mucho y recuerda con cariño. Cumpliré su deseo.

Al tener conocimiento de este blog, me pidió que, en su nombre, saludara a la afición blanquiverde. 

Moraleja: Los mediocres solo son personas que viven en el lugar equivocado.

Paco López-Cordón V.
@mushocordoba

1 comentario:

  1. Blanquiverdeblog.es desmiente que haya pagado el crucero a Paco para buscar exclusivas. Dejen de mandar correos y facturas. Gracias.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.