martes, 3 de julio de 2012

Reina en el Cordobesismo

Los que ya no cumpliremos los treinta valoramos muy especialmente la inigualable oda al fútbol que se está marcando la selección española durante el último lustro. Viena, Johannesburgo y Kiev han ido siendo testigos de la victoria del fútbol poético, de este soneto al deporte de equipo, que hace que el calificativo total chirríe cuando se le aplica a aquella Holanda de Cruyff. 

Aquel Brasil del 70 con sus Rivelino, Gerson, Tostao, Jairzinho y Pelé, difícilmente aguanta a los Xavi, Iniesta, Alonso, Silva y Fábregas, entre otras cosas porque la comparación del resto de ambos equipos deja a las claras que solo Carlos Alberto saldría victorioso de un utópico balance con Arbeloa. Los demás España, España y España.


No solo en el verde actúan los héroes. Las jugosas primas que bien se han ganado con su trabajo, no tocarán sus bolsillos, sino que servirán para paliar el desastre humano y natural de los incendios de Valencia. No hay mácula visible en estos chicos, ejemplos de superación y solidaridad dentro y fuera del campo.

Cuando pasen los años, las décadas, y aun no se haya reunido un equipo igual en todo el mundo, habrá que tirar de DVDs o vaya usted a saber de qué formato futuro para desempolvar memorias y refrescar recuerdos. Entonces, cuando lleguemos a los celebraciones de las tres finales, mientras los nuestros se abrazan, los cordobesistas podremos saborear un detalle casi en exclusiva. Los colores del Milán, Bayern, Manchester, tan grandes ellos, ni incluso muchos de los clubes españoles más laureados, han tenido presencia en la euforia que dio inicio a la gloria. 

Sin embargo, los colores blanquiverdes de un equipo chiquito, casi anónimo para el gran público, fueron testigos de todas las históricas gestas y se han hecho eternos al cuello de una persona que no vio la luz en Reina Sofía como tantos de nosotros, pero que es el cordobés y cordobesista número 1. Don Jose Manuel Reina Páez ha llevado a gala la bufanda de nuestro Córdoba en los tres escenarios, presumiendo de Cordobesismo y provocando que nuestro pecho se hinchara de orgullo, sintiéndonos parte de estas grandes victorias. 

Joder, Pepe, no me salen las palabras para expresar lo grande que eres y lo importante que son tus gestos para con los tuyos. No te enfades si en esta birria de ciudad que tanto amas, las instituciones no te den los homenajes y fiestas que mereces. Pásate por el Arcángel cualquier tarde de fútbol, que tengas libre, y verás lo agradecidos que somos los cordobesistas. Esperamos ver la blanquiverde también en Maracaná dentro de dos años. Sabemos que no nos fallarás.

1 comentario:

  1. Dentro de dos años posiblemente nuestro Cordoba ya estará codeandose con los grandes y quien sabe si Reina tentado para nuestra porteria. Soñar es gratis y yo sueño porque el hijo del mítico Miguel Reina se retire defendiendo la blanquiverde. Sería señal de que todos hemos progresado. FORZA CORDOBA POR SIEMPRE.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.