lunes, 7 de mayo de 2012

Tengo miedo

Este blog nació en una noche muy similar a la que vivimos el viernes. En aquel momento necesitaba un sitio donde desahogarme, en el que esparcir mi sufrimiento con la esperanza de que alguien lo leyera y se sintiera identificado. Después el blog ha ido creciendo y casi nunca ha vuelto a servirme de paño de lágrimas, sino más bien como un sitio de reflexión, opinión e, incluso, información.

Sin embargo, hoy vuelvo a necesitarlo para llorar un poco, a ver si así me desahogo y comienzo la semana con otro pie. El partido de Alcoy me ha hecho mucho daño. Probablemente ha sido el sobresalto definitivo para desvelarme (que no despertarme), después de un mes de pesadilla en pesadilla. Desvelo del sueño, porque vuelve a ser un sueño. 


Está claro que después de vapulear al Hércules no nos habíamos convertido en invencibles, pero el fútbol volvió a engañarme con otro espejismo. Esa noche, después de ver uno de los mejores partidos del Córdoba en toda mi vida, creí razonar que era imposible perder comba, porque ningún rival había siquiera rozado nuestro nivel de belleza en el juego. Pensé que las eliminatorias eran poco botín y que, por tanto, estaban más que aseguradas, simplemente con la inercia que llevábamos. 

De nuevo, volvió a traicionarme el presente, el único tiempo válido en el fútbol, sí, pero aun así engañoso. Todos sabemos que, pase lo que pase, la temporada no afeará el notable, pero no puedo evitar el bajón. Tengo miedo de que mi defensa no vuelva a ser ese valladar casi infranqueable, de que mis porteros ya no sean seguros, de no volver a ver ese medio del campo que secuestraba la pelota, de que mi entrenador siga rompiendo el equilibrio del equipo una y otra vez...tengo miedo. Ya sabemos que el fútbol no hay quien lo entienda y que, además, cambia de un momento a otro, pero tengo miedo de que no pase esta vez.

Agradezco todas y cada una de las razones para animarme, contradecirme, aliviarme, etc. que van a ir apareciendo en los comentarios. Probablemente, todas sean ciertas. Pero es humano estar asustado (entiéndase el significado, por favor) y como estoy en mi casa, con mi familia, no tengo reparos en reconocerlo. 

9 comentarios:

  1. Rafa, te acepto la palabra respeto, pero miedo?
    Te acepto la palabra presión, pero no miedo.
    Sabes quién viene con miedo, pero mucho? el Nastic. Nosotros vamos con la cabeza bien alta, con responsabilidad pero con la tranquilidad del deber hecho.

    Dime una alineación que pondrías el viernes, y te comento una cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miedo de no vivir esa primera eliminatoria que me había imaginado mil veces.

      No sé qué alineación sacaría. Si estuvieran convocados elegiría a Alberto; Fernández, Gaspar, Ximo, Fuentes; Vico, Borja, Garai, Dubarbier; Charles y Pepe. Borja tendría que jugar junto a Garai, como el día del Guadalajara.

      Eliminar
    2. Ese es un 11 muy lógico, y optimista.
      En el mejor de los casos, Gaspar y Alberto estarán disponibles. Y aun así, lo harán renqueantes y no contaremos seguro ni con Hervás ni con su suplente, Caballero. Ni con la aportación de L. Silva en la creación.
      Dirás, coño! pues vaya ánimos...
      Simplemente quiero mentalizar de lo que viene, y haceros ver que más allá de desvaríos de entrenador y algunos rendimientos sospechosos, el otro día había una justificación al desastre de partido. No completa, pero la hay.
      Para el viernes hay que asumir qeu no vamos a jugar bien. Ojalá, pero no creo. PERO ESO NO QUITA PARA QUE PODAMOS GANAR. Y sobretodo, eso no va a significar que ya no quede ni rastro de lo que éramos.
      Rafa, si ALberto y Gaspar o sacan el balón, y Hervás no está en el campo para moverlo, o para acaparar la presión del rival y que Borja, L. Silva y Caballero se luzcan, es difícil volver a las señas de identidad de toda la temporada.
      Pero eso no quita para que podamos hacer un buen partido, por lo civil (hay que intentar jugar con el balón!) o por lo criminal (juego directo, transiciones rápidas como contra Guadalajara).
      El de Tarragona es un partido importantísimo QUE VAMOS A GANAR. Y aunque no nos deje buenas senaciones, aunque suframos, y aunque pensemos que lo que sumemos va a ser insuficiente porque no estamos a la altura del resto, el valor de la victoria estará ahí.
      Tres puntos y una semana más para rearmarnos, menudo botín. Merece la pena.
      ARRIBA EL ANIMO!!!!!!!!

      Eliminar
  2. Yo soy Paco... pero no Jémez, y, por lo tanto, no puedo trasladar al personal la comedura de tarro del calvo entrenador, que supongo que será bastante espesa con lo que lleva visto las últimas semanas, en parte por su culpa y en parte por incompetencia de algunos/bastantes jugadores.

    En nuestro programa de radio @Viejoarcangel proponíamos hace un par de semanas una pregunta: "Revolución o continuidad". Yo ahora no tengo duda: Ni una cosa ni otra. Sólo vale un golpe en la mesa, el pasar de las suaves caricias al grito pelao. No cabe otra. No podemos echar por tierra ocho meses de trabajo en cuatro o cinco partidos.

    El viernes, más de uno, además de los sancionados o lesionados, debe estar en la grada, como castigo por estar en Babia en un partido de fútbol. Más de uno y más de dos. Tendríamos que tirar del B, de Taira, de Cristian... Necesitamos jugadores con hambre, que nos lleven a una victoria clara, sin los miedos del Guadalajara. Sólo eso nos devolvería la confianza.

    No podemos aspirar a la liguilla cuando hay jugadores que salen a echar el rato. Y para mí eso equivale a la quinta tarjeta amarilla. A casita y a incubar mala leche, que es lo que necesitamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que nuestro Paco debe mantener la cabeza fría (dura prueba para nuestro vehemente entrenador), ser consciente de las debilidades y no acentuarlas.
      Todo lo que sea un cambio de esquema o poner jugadores que no están al 100% física o mentalmente para el partido, me parece un error. Si no tenemos disponibles algunas de nuestras mejores bazas, lo que no podemos es generar dudas en el resto.
      Voces debe dar de ánimo, y los castigos, bajo cuerda. Por ejemplo, a pesar de las bajas, yo no pondría a Charles. Al brasileño hay que entenderle de cabeza, hay que enchufarle. El año pasado desapareció algunos partidos y volvió como un huracán. Una suplencia, que vea que juegan los que están mejor. Y 30 minutos en la segunda parte. Alguien ha olvidado de lo que fue capaz contra el Elche en ese tiempo, y con la mandíbula rota?

      Así que sí, estoy de acuerdo contigo en que hay que dar toques. Pero también pienso que debe tener cuidado. Ni es el momento de que le vean nervioso, ni de hacer locuras.

      Eliminar
    2. ¿Cabeza fria Paco? Si es el que esta más sobrepasado por la situacion, va dando bandazos cada jornada. Y algunos me discutian que era mejor que Lucas. Lucas se las sabia todas

      Eliminar
    3. Lucas se sabía todas las formas de como hacer bostezar a una afición.Paco es la emoción y el FUTBOL,no la especulación infinita de Lucas.

      Eliminar
  3. Llevo avisando que nos ibamos a caer bastante tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues llevamos todo el año entre el 4º y el 7º,y ahí seguimos.Y seguiremos hasta el final,así que sigue chupando tú y los de tu cuerda.
      Miedo a qué? Yo tengo mas ilusión que nunca,por favor...

      Eliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.