sábado, 26 de mayo de 2012

La guapa de la fiesta

  Por ellos. Y por los que ya no están; y por los que un día decidieron cogernos de la mano y llevarnos por primera vez al viejo Arcángel; por aquel padre que apuraba los últimos minutos para pagar su abono mensual frente al Bar Gol; por los que no podrán estar en el choque más importante de las últimas cuatro décadas; por esos indecisos que, quién sabe, jamás abandonarán este sentimiento a partir de ahora; por los que se quedaron en el camino, hastiados tras una y otra decepción; por una ciudad que necesita una alegría con urgencia tras aguantar ninguneos de políticos de medio pelo; por esos que nunca te abandonaron y que siempre estarán a tu lado; por esos niños, los cuales ya han roto su silencio para proclamar a los cuatro vientos su sentir cordobesista, alejados de realidades superfluas disfrazadas de blanco o azulgrana; pero sobre todo, por ti, por el fiel seguidor blanquiverde.

Rafa, José y servidor, como podrían haber sido Juan, María o Andrés. Cordobesistas de pro que en pocas horas volverán a aparcar su anonimato para sentirse protagonistas de un más que posible bello sueño. Protagonistas de su pasión, de su sentimiento, de su forma de vivir la vida, porque para ellos, el Córdoba CF va mucho más allá de lo terrenal. Así lo decidieron. Locuras más que justificadas las realizadas amparados detrás de un escudo. Las mismas que serían insufribles y utópicas si el blanco y el verde no estuvieran de por medio. Todo por eso, por su sueño.


Aunque no me gusta pedir favores, la causa lo requiere. Permitidnos –va para los de corto- ser la guapa de la fiesta aunque sea por una noche. Hacednos sentir de primera mano lo que tantas y tantas veces solo pudimos anhelar por la pequeña pantalla; dejadnos vivir ese momento –lo espero- de abrazarnos con lágrimas en los ojos y no saber que decir; o por qué no, dadnos un fotograma que guardar en la memoria para presumir de cordobesistas y disfrutar durante el resto de nuestra existencia. Todo lo relatado anteriormente, bien merece un último esfuerzo.

No estaréis solos. Propagandas estrafalarias y polémicas al margen, el domingo estarán los que deben estar, ni más ni menos. Poblarán las gradas los justos y necesarios para que no desfallezcáis cuando las fuerzas mengüen. Esos que, quitándoselos a otros quehaceres, se privan de muchos caprichos por seguir enardeciendo esta pasión. Aquellos que, en definitiva, nunca te dejarán solo.

Fran Habas

5 comentarios:

  1. El título y la foto no cuadran mucho, jajaja, pero lo prometido es deuda.

    Un honor que un amigo como Fran haya dedicado un tiempo a escribir para el blog. Esta es tu casa y puedes volver cuando quieras. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Magnífico, Fran. Arengando así no será complicado enganchar a bastantes indecisos. Estamos los que estamos y agregar alguno más cuesta la misma vida. Pero, al menos, hemos logrado ir sumando espectadores y no restando. Debe ser el único dato positivo en esta crisis

    ResponderEliminar
  3. Escribo mi comentario con los ojos llenos de lágrimas. Va por todos, pero sobre todo por mi padre, que me abrió las puertas del cordobesismo. Gracias papa!!! Y a ti Fran, por hacerlo tan especial

    ResponderEliminar
  4. Totalmente identificado con la entrada. Ese falso madridismo que he llevado a cabo estos años solo porque "había que ser de uno de los dos" ha desaparecido gracias a este puñado de peloteros que me ha robado el corazón para siempre. ETERNO CCF!!

    ResponderEliminar
  5. Yo es que leo estas cosas y ya me pongo nervioso deseando que llegue ya el partido...ajajaj. Hasta el Final, mi Córdoba.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.