jueves, 10 de mayo de 2012

Creer en la victoria

El Nástic, hace poco equipo de primera, es el siguiente escollo a superar para lograr el ascenso. Un equipo por el que han pasado muy buenos jugadores, que han hecho disfrutar a su afición, pero que viaja a Córdoba esperando que los números confirmen lo que todos saben en Tarragona: que son de Segunda B.
El Córdoba, para muchos cordobesistas, nunca ha estado en primera. Aquí, por cada Javi Moreno del que hemos disfrutado, nos hemos tragado decenas de jugadores de esos que triunfaban en plazas como Tarragona pero que aquí nos hacían vibrar el día que se enfundaban la blanquiverde por primera vez en un amistoso (quizá con más cordobesistas en las gradas que personas hubo en el Nou Estadi en el último partido allí), y para de contar.

A diferencia del Nástic, la lucha por no descender es el pan de cada día en el Córdoba CF. Sin embargo, cuando hemos estado en esa situación extrema, lejos de caer en el hastío y la resignación, nos hemos rebelado. Una vez y otra y otra. Jugadores, entrenadores de circunstancias y directivas han reaccionado. Y qué decir de la afición.

Nunca nos han derrotado, porque incluso en el descenso de 2005 fuimos grandes, más que nunca. Hoy nos encontramos en una situación bien distinta, pero no podemos hacer como el Nástic, que en cuanto ha entrado en terreno desconocido ha apagado las luces y se ha entregado. Debemos tener el mismo espíritu que hemos exhibido cuando hemos estado en dificultades. El equipo y afición que se plantaron en Salamanca, en Albacete, en Leganés o Getafe; el equipo y afición que doblegaron al Xerez en el Árcangel cuando la salvación era una utopía no solo lo dieron todo. Por encima de la entrega, y a pesar de que el éxito era francamente difícil, todos creían en él. No basta con vaciarse, en el césped o en la grada.  ES IMPRESCINDIBLE CREER. 

Todos queremos ver buen juego mañana, y recuperar nuestras señas de toda la temporada. Pero en mi opinión, ante el Nástic es secundario. La recuperación debe culminar con la vuelta al estilo que nos ha hecho estar en esta situación, sin el cual no vamos a conseguir el objetivo. Pero el camino pasa por ganar mañana. Y contra el Nástic no estarán Hervás o el mejor Caballero, ni López Silva, ni Gaspar y Alberto al 100%. La salida del balón se verá lastrada, pero eso no debe impedir que ganemos. Salga quién salga, si el equipo y la afición lo dan todo, y creen en la victoria, lo vamos a conseguir.
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡VAMOS CÓRDOBA!!!!!!!!!!!!

4 comentarios:

  1. Se ha hecho larga la semana que ha ido de menos a más. Mañana no queda otra que ganar. A estas alturas me conformo con esto, aunque al equipo le vendría muy bien convencer para ahuyentar fantasmas primaverales.

    Ganando, viviremos otra tarde inolvidable en Huelva.

    ResponderEliminar
  2. No somos los únicos que pensamos así...
    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=322126824524115&set=a.133516230051843.24305.129509713785828&type=1&theater

    ResponderEliminar
  3. Disfrutar ya solo es ganar puntos,el juego sin puntos no será valorado como pasó en Alcorcón donde fuimos mejores que ellos.De todas formas,aún con bajas,el juego lo pondrá el CCF y el Nàstic esperará sus contras y balones parados,donde por alto son muy supetiores a nosotros.También creo que este partido,y los que quedan,el papel del Arcángel será vital.El Nàstic es mas rival que Guadalajara y Alcoyano,al menos tiene mejores peloteros.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.