jueves, 5 de abril de 2012

El fútbol se regala un ascenso

Sábado, 2 de junio de 2012. Rafa Japón. Enviado especial de www.blanquiverdeblog.es a Vigo.

La afición al fútbol, este deporte que trae loco a medio mundo, se entiende después de encuentros como el jugado hoy en Vigo. El azar y las 41 jornadas previas nos regalaban un duelo a muerte, del que solo uno abrazaría la gloria. El Celta se había ganado el derecho de subir con el empate, por lo que al Córdoba solo le valía el triunfo si no quería verse abocado a disputar unas sinuosas eliminatorias por el ascenso.

Ambos contendientes sacaron el once que les había llevado a un palmo de la gloria, ese que recitan los niños tanto en Vigo como en Córdoba. Como ya pasara en la primera vuelta, los celestes cedieron gustosamente el balón, sabedores de su potencial contragolpeador. Los blanquiverdes, por su parte, recogieron el esférico con cortesía, pues es alrededor de él como se ha formado este equipo tan mágico, que ha cortejado al fútbol una semana tras otra. Así, ninguna escuadra intentó desestabilizar el juego de la contraria, amedrentar a la otra: ambas trataron de vencer de la forma con la que más cómodas se sienten.

Como suele pasar en las tardes donde tanto hay en juego, la primera media hora solo fue mantenida por la importancia del resultado. El Córdoba intentaba hacer sin éxito, ya que el Celta, bien armado atrás, atacaba en tromba con cada robo. Quizás, el fútbol sea tan bello porque no hay quien lo entienda, y se demostró una vez más cuando los blanquiverdes hicieron diana en una suerte que no dominan. Así, a un suspiro del descanso, Hervás botaba un córner que fue mal despejado por Lago y el capitán Gaspar metía la puntera para batir a Yoel. Era el primer gol de saque de esquina del Córdoba en toda la temporada. La euforia emborrachaba a los mil cordobesistas presentes en las gradas de Balaídos, que vivieron un intermedio festivo. 

A la vuelta de vestuarios, el Celta puso cerco a la portería de Alberto, Zamora de la categoría, sabedor de que la derrota le condenaba a una travesía por el desierto. Una y otra vez, los zagueros andaluces sufrían para mantener a flote el barco, ante el tsunami provocado por el rival. El Córdoba, huérfano de balón, las pasaba canutas y todo el juego se desarrollaba cerca de su marco, hasta que Orellana aprovechó una indecisión entre Caballero y Hervás para robarles la cartera, ganar a Fuentes en velocidad y dar medio gol a Rodríguez, que puso el otro medio de un certero cabezazo. 

Solo veinte minutos separaban la primera de los gallegos. Cualquier observador imparcial hubiera pensado que el Córdoba, novato en citas decisivas como esta, firmaría unas honrosas tablas y pondría su mente en el play-off. Pero los hombres de Paco no conocen la rendición, volvieron a agarrar la pelota y se pusieron a tocarla. Los once celestes y todo Balaídos no veían correr el reloj, mientras los blanquiverdes movían el cuero de lado a lado, con criterio y, sorprendentemente, sin prisas. En el 80, Borja se la dio a Charles en la corona del área y el brasileño se la devolvió al madrileño en disposición de encarar el gol. El chut de la perla de Villaverde se encontró con un enorme Yoel, cuya estirada mandó el balón a córner. Balaídos volvía a coger aire y rugía para dar el último aliento a los suyos.

No había tiempo para más cuando Garai robó una pelota a Oubiña y se la dio a Silva que esperaba en la izquierda. Durante un segundo, el extremo vio como Oier dudaba entre seguir a Fuentes que doblaba o quedarse en su sitio, y entonces decidió que su diestra decretara sentencia. Se la preparó un par de metros a la derecha y chutó. Durante la temporada, hasta seis veces se había estrellado Silva con el palo en jugadas calcadas, y esta no fue una excepción. Pero en esta ocasión, el balón se deslizó por la cal hasta que besó la red cerca de la base del poste opuesto.

El fútbol decidió hacerse un regalo a última hora y concedió el ascenso al Córdoba, quizás en agradecimiento a toda la oda que el equipo blanquiverde le ha ido escribiendo durante estos nueve meses. Al Celta le espera el Almería en el play-off, mientras la gloria viaja en autobús hasta tierras califales junto a un millar de lacrimosos cordobesistas. El "Volveremos" no sonará en el Arcángel durante un tiempo, porque el Córdoba ya ha vuelto. Es de primera.

15 comentarios:

  1. Esta crónica llevaba escrita un par de meses, pero leer la de Zitro en el especial que sacó Diario Córdoba el domingo, sobre el ascenso a 1ª, me animó a publicarla.

    Espero la entendais, simplemente, como un sueño, una ilusión. Nadie debe pensar que puede ser gafe, porque si llegamos a Vigo con opciones, será una suerte.

    ResponderEliminar
  2. Durante algunos minutos he estado mentalmente en Balaídos pegando voces y saltos. Muy bueno.

    PD. Al Celta ya no le espera Lucas Alcaraz, jejejeje

    ResponderEliminar
  3. Cierto, cuando se escribió esto aun era entrenador y decidí respetarlo.

    ResponderEliminar
  4. Joder, me has emocionado con la crónica. Los pelos de punta en cada frase que leía, y con la última frase ya me has hecho soltar una lagrimilla. Espero que el dos de junio no tengas que hacer la crónica del partido, porque ya la tuvieras hecha y publicada 2 meses antes

    ResponderEliminar
  5. y si no es real por que se me saltan las lagrimas y e notado escalofrio por cada reglon que iba bajando'¿GRASIAS

    SEA CUAL SEA NUESTRO FUTURO ESTAREMOS AHI PA ESCRIBIRLO SENTIRLO VIVIRLO EMOCIONARNOS Y DISFRUTARLO

    ResponderEliminar
  6. Rafa k no es un sueño, si lo fuera porque tantos tenemos el mismo sueño? si de verdad se cumñle habra muchos k te traigan desde vigo en hombros
    Me has emocionado de veras con esta cronica

    ResponderEliminar
  7. A mí qué coño me van a traer en hombros. Yo estaré subiendo en hombros a gente como vosotros, que os habéis ganado el pan y la sal en 2ªB. A los futbolistas ya habrá gente que los mantee, yo me dedicaré a abrazar y a llorar con vosotros, ya sea en Vigo o donde sea.

    ResponderEliminar
  8. Hemos vueeeelto hemos vueeeelto hemos vueelto a ascendeeeer! hemos vuelto! a ser grandes , hemos vuelto a ascendeeeer! eso si se cantara

    ResponderEliminar
  9. Independientemente de que consigamos ascender o no esta plantilla y Paco Jémez son de Primera,el Córdoba es de Primera.Lo que llevamos haciendo y viendo desde Agosto es INCREIBLE y EMOCIONANTE.

    ResponderEliminar
  10. estoy escribiendo esto y aun tengo el bello de punta en mayor parte por lo que leia y en otra porque se que es muy posible que pase algo asi jajaja buenisima esta RAFA

    ResponderEliminar
  11. Relato muy bonito, pero la realidad humildemente creo que es otra. Este equipo no esta para subir directo, y por los play off vamos a estar muy justitos hasta la ultima jornada si es que entramos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta, amigo anómino agorero, que ya vislumbres en tu mente pesimista, que tenemos una mísera oportunidad de estar en los play-offs. Eso no te había pasado nunca. Seguramente ni querrás, porque estoy seguro de que pensarás que perderemos 0-5 y 6-0.

      Es posible que el relato sea en exceso optimista. Se escribió cuando estábamos a 6 puntos del 2º. Pero te aseguro que está mucho más cerca de la realidad que tu particular visión de ella.

      Te aseguro que me encantaría invitarte a unas cervezas y que me explicaras en directo tus pensamientos. Si te apetece ya sabes.

      Eliminar
  12. Ojo, que yo estoy contento con la temporada. No nos equivoquemos pero me cuesta creer que vayamos a estar ahi al final. Quizas sean tantos palos que nos hemos llevado que a lo mejor uno ya esta curado de espanto. Ademas ahora vienen la jornadas de la presion, y no se si el equipo sabra llevarlo bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, pero creo que debes dejarte llevar un poco y disfrutar. Creo que hay motivos. Si no sale...tampoco ha salido en los últimos 40 años, pero nos quedaríamos mucho más cerca que nunca.

      Eliminar
  13. Pero Anónimo Agorero, si precisamente por esos palos es por lo que tenemos que saborear estos momentos!
    Además, el que ha vivido en sus carnes esos palos, el que ha llorado al menos una vez estos últimos 40 años por una decepción o una salvación agónica, o ha estallado de rabia por la verguenza vivida...el que ha vivido en el infierno sabe que incluso en las situaciones más difíciles cuando el equipo ha estado conjurado y la afición ha respondido, se han conseguido cosas muy gordas.
    Cómo no vamos a tener razones para estar ilusionados?

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.