martes, 31 de enero de 2012

Carta abierta al señor Eduardo Albácar Gallego

Señor Albácar, han pasado dos días desde su minuto de enajenación mental. Llevo desde entonces esperando noticias suyas en su Twitter, su web, la de su club y en su Facebook  la última vez que di una vuelta por ellos ha sido un instante antes de colgar esta carta  pero no he encontrado allí lo que esperaba.

Por mucho que el jefe de prensa de su club o su entrenador le hayan intentado convencer mil veces de que Charles fue el que dio un mandibulazo a su codo y de que el país entero ha montado en cólera porque tenemos un odio nato al Elche, sabe perfectamente que no es la realidad. Estoy seguro, además, de que es consciente de que el golpe pudo haberse evitado, y también del daño que hizo a su equipo y a su carrera con este gesto.

No obstante, puedo asegurarle algo: todos tenemos algún muerto en el armario. Todos nos equivocamos, pero la criba entre señores e indeseables se produce en la reacción posterior. No podrá convencerme de que cree penada su culpa con el envío de un exiguo sms a Charles durante la noche del domingo. Perdone, pero no me lo creo. Pero voy a ir más allá. Supongamos que su compañero de profesión asuma que la operación a la que será sometido esta tarde y su dura recuperación, vaya en el sueldo o sea fruto de un lance del juego, como así estará harto de oír en su entorno. Supongamos, pues, que Charles se da por satisfecho con esos 20 caracteres que llegaron a su móvil.

Virtualmente solucionado este problema, voy al que a mí me preocupa de verdad. ¿Qué pensarán esos niños y adolescentes ilicitanos que lo tenían a usted como ídolo? Podrá pensar, ¿qué carajo te importan a ti los niños de Elche? Pues mire, a mí me preocupan todos los imberbes del globo, sean de donde sean o del equipo que amen. Trabajo con ellos y sé de la importancia que tiene todo lo que haga y diga un creador de opinión, como lo es usted aunque no lo crea. ¿Qué se les habrá pasado por la cabeza a esos chiquillos en la jugada de su expulsión? Imagine el caos en el que tuvieron que convertirse sus pequeños cerebros, cuando su ídolo, aquel que marcó esos dos golazos en un minuto contra el Valladolid, intenta pisar a un rival que se revuelca de dolor en el suelo por su brutal codazo, mientras le voceaba "¡Levántate, que no te he tocado! médico del Córdoba, dixit".

Evidentemente como sujeto que soy, solo puedo ser subjetivo, pero también honesto. Con esto le digo, ya en frío, que si yo estuviera en su pellejo, me preocuparía mucho menos la posible sanción que pueda caerme, que la falta de ética demostrada, especialmente hacia esos chicos, los futbolistas y aficionados del presente y el futuro. Ellos necesitan que su crack sea valiente y salga PÚBLICAMENTE a disculparse por su acción, que reconozca que se equivocó. Puedo asegurarle que muchos críos no tienen la conciencia necesaria aun para diferenciarlo, ya que tienen totalmente idealizados a sus modelos.

Yo me bajo aquí. Necesito desintoxicar definitivamente mi cabeza de todo lo vivido el domingo. Al fin y al cabo, esto es solo fútbol ¿no?

12 comentarios:

  1. Si lo reseñado hoy en la prensa local es cierto (http://www.diariocordoba.com/noticias/deportes/sin-olvido-ni-perdon-ni-acusacion-particular-_692959.html) José Sepulcre, presidente del Elche, habría ejercido de apagafuegos de sus dos empleados -jugador y entrenador-, pidiendo clemencia por la actitud de ambos. No es que lo dude, es que no me lo creo, por mucho que la noticia venga de una fuente siempre bien informada, como es Ignacio Luque.

    Que el dirigente diga que no encuentre explicación a las chulescas declaraciones post-partido del tal Bordalás, y, sobre todo, que pidiera a Carlos González disculpas públicas por la "actitud general de su equipo", es algo que, de ser cierto, choca frontalmente con el circo mediático generado en el pueblo alicantino -porque sigue siendo un pueblo de la provincia de Alicante, ¿no?-, en el que casi unánimemente se han abonado al "¡no fue para tanto!".

    En las próximas cuarenta y ocho horas conoceremos tanto la sanción del Comité de Competición -apuesto por cuatro partidos-, y las reacciones en el club ilicitano. Si toman algún tipo de medida contra su jugador y llaman al orden a su entrenador, me creeré la postura del Sr. Sepulcre. Si no, sentiré como, una vez más, hemos hecho el pardillo y hemos caido en la trampa que alguien más listo nos ha tendido. En este caso, mi cabreo por lo ocurrido se multiplicará y pensaré incluso, que el Córdoba Club de Fútbol, con la actitud pasiva mostrada, también está tangencialmente generando violencia, al no hacer lo posible porque lo ocurrido sea castigado de manera justa.

    Lo que he dicho es fuerte, pero es lo que pienso. Ya está bien de paños calientes; ya es hora de dejar de hacer el pardillo y poner la otra mejilla; ya es momento de que los carniceros del fútbol se queden en casa picando carne, y dejen las mandíbulas, las tibias y las espinillas de los contrarios en paz.

    Basta ya de generar violencia de una u otra manera. Y si alguien tiene ganas de guerra, que se haga el harakiri.

    Por último, invito a leer el interesante artículo publicado en el mismo diario, sobre la impunidad de la violencia en el fútbol con relación a la violencia en la calle. Muy instructivo.

    http://www.diariocordoba.com/noticias/deportes/caso-charles-es-futbol-un-ambito-de-impunidad-_692958.html

    ResponderEliminar
  2. Brutal ese artículo del abogado. Brutal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brutal, sí; pero cierto. Y estarás conmigo -y esto lo hemos hablado tu y yo con frecuencia-, que mientras no haya un castigo ejemplar, seguirá habiendo violencia. No es cuestión de represión, sino de que "el que la hace, que la pague". Y me refiero tanto al jugador como al impresentable de su entrenador.

      Eliminar
    2. A los 30 y pico que tiene ya el mozo, la educación se da con la sanción. Como te he dicho en el correo, mañana espero tu entrada de esta bajada de pantalones.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ejemplos perfectos de ello son los twits del jefe de prensa del Elche (linkeado su twitter en la entrada) o el artículo siguiente en la prensa local de Elche (http://www.diarioinformacion.com/elche-cf/2012/01/31/albacar-afronta-castigo-4-15-partidos/1217959.html)

      Eliminar
  4. Por cierto, se me ha pasado una penúltima reflexión: Visto lo visto, estoy seguro que habrá quién piense que no genera violencia Albácar -por acción-, ni Bordalás -por permisión-, ni el Comité de Competición -por omisión-, sino nosotros, los aficionados de a pie, por expresar lo que sentimos después de tener los h***** hinchados de tanto jugador cafre, de tanto entrenador perdonavidas, y de tanto periodista amarillo acostado con el poder establecido, dispuesto a engañar a los lectores u oyentes para no morder la mano que le da de comer. Y a las pruebas me remito...

    ResponderEliminar
  5. Comunicado de Edu Albácar exactamente a las 48 horas de producirse la acción. Desconocemos si lo ha escrito él, o ha sido el mismo que le escribió la carta de arrepentimiento a Pepe, tras el pisotón a Messi, pero parecen calcados ambos.

    http://www.elchecf.es/noticia-primer-equipo/comunicado-del-futbolista-edu-albacar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde si la dicha es buena. No sé si esta entrada le habrá servido para recapacitar o no. Ahora, para demostrar que su arrepentimiento es sincero, debería aceptar con las orejas gachas los 6 partidos, mínimo, que deberían caerle.

      Eliminar
  6. El problema o la casualidad es que con el pueblo de Elche siempre hay problemas (fase de ascenso) yo estuve allí y nos tiraron de todo menos flores ... además el Señor Bordalás ya tuvo varios problemas con el Almería el año pasado en la fase de ascenso, que el otro día se encargó de citar el Señor Angel Gamiz en Gol a Gol ... en fin impresentable este tipo que no hace sino crear y hechar mas mierda a este juego tan bonito.Saludos desde la costa del sol de un cordobesista.

    ResponderEliminar
  7. La disculpa le ha servido para que la sanción quede en cuatro partidos.

    ResponderEliminar
  8. El cordoba al no presentar la documentacion pertinente mas la disculpa de edu albacar han generado que la sancion sea de risa. ya que al crear baja a charles serian si no me equivoco de 6 a 15 partidos. al solo ser 4 yo, como seguro muchos aficionados al futbol seguimos indignados ante sanciones tan perdonavidas . y me pregunto que tiene que hacer un futbolista para que le caigan 6 partidos ¿rematarlo en el suelo? creo que lo justo hubiera sido entre 7 y 9 partidos como minimo. perdon por mi caligrafia que deja mucho que desear y lo mas inportante FORZA CORDOBA CF la ilusion tocandola y no como otros que ya sabemos como estan donde estan

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.