jueves, 29 de diciembre de 2011

Lo que cuesta ser del Córdoba

¿Cuánto cuesta ser del Córdoba? Parece una pregunta fácil de contestar, más teniendo en cuenta mi dedicación como profesor de Economía. Cualquier persona con dos dedos de frente y algo de voluntad sería capaz de contestarme: 342 € es lo que me cuesta ser del Córdoba como abonado de tribuna descubierta. Es más, podríamos calcular cuanto me cuesta cada partido, cada gol, cada minuto en ese estadio, una simple media aritmética podría darnos la respuesta. Por desgracia esto no es tan simple, no es tan fácil.

¿Cuánto cuesta ser del Córdoba? Mucho, muchísimo, infinito. ¿Cómo podríamos valorar mi primer partido viendo al Córdoba en el viejo Arcángel con cuatro años de la mano de mi tío y mi abuelo? ¿cuánto vale ese recuerdo? Deberíamos tener en cuenta el tiempo que pasé esperando que abrieran las puertas quince minutos antes del final, el año que nuestro actual técnico mandaba sobre el verde ribereño, la ilusión de sacarme mi primer carnet a los quince años con mis propios ahorros, el día que casi pierdo la vida por un accidente de moto yendo a ver a mi equipo (y lo vi a pesar del susto), el gol de Nandi de falta en copa contra el Sevilla, los trallazos de Momparlet, el incomparable Mantecón, los sinsabores por campos infames, mi primer viaje siguiendo a mi equipo a la Línea, los destierros de Linares, Montilla y Ecija, las lágrimas que derramé en Riazor, la agresión y humillación que sufrí en A Malata, la afonía de Elche en la imborrable fase de ascenso, la taquicardia del 99, perderme el debut en 2ª por estar buscándome la vida fuera de España, la vergonzante primera vuelta del año del descenso y la orgullosa ovación el día del Valladolid, la despedida de Roberto, los escupitajos a Asen en Pontevedra, los 175, el penalti del Cádiz, el vuelo de Pierini, los accesos tercermundista con lluvia, el frío polar, el sol abrasador, jugarse la vida cada quince días en un estadio en demolición constante, la multa de coche por ir a ver un 0-0 intranscendente a Ecija, las continuas burlas de quien sólo sabe ganar con un Madrid o Barça de bar, la cara de extrañeza cuando dices que eres sólo del Córdoba, Lopez Murga, Valentín, Pepín, Bouzo, Leiva, Algar, Quero, Whellington, Morán, Loreto, Espejo, Gato Montes, Luna I y II, Sandokanes y “cordobistas” en general, el marcador Dardo...Podría seguir, 36 años de vida en blanco y verde dan para mucho más, pero no ha sido hasta hoy cuando he conseguido ver cuanto cuesta ser del Córdoba.

Mi hijo nació el pasado 24 de diciembre a las 2 y 14 minutos de la madrugada y desde ese momento tuvo algo que lo diferenciaba del resto de niños que nacieron esa noche. No era más guapo, ni más alto, ni lloraba más, ni siquiera sus padres lo querían más de lo que los demás padres querían a sus hijos, pero era especial porque era cordobesista de nacimiento y con eso a mí, a su padre le basta. No obstante, después de pasar la noche en vela, a las 12 de la mañana me dirigí a cumplir mi obligación e inscribir a mi hijo en el registro, pero no en el civil sino en el que más me importaba, en el de mi equipo. Mi hijo sería del Córdoba antes que nada, antes que español y antes que ser considerado persona.

Mi sorpresa es que no pude inscribir a mi hijo porque no era posible hacerlo en ninguna de las tiendas que tienen habilitadas para ello y me remitieron para hacerlo cualquier día laborable en el Arcángel. Con la consiguiente desilusión tuve que esperar hasta ayer 28 de diciembre para hacer el segundo intento. Tras cumplir con los trámites legales que me obligan fui a cumplir con el que me inspira, pero una señora (morena, pelo corto y entendederas aún más cortas) me dice que “Está muy ocupada vendiendo las entradas del Español y que de ninguna manera puede perder el tiempo haciendo a mi hijo abonado y que vuelva cuando haya pasado el partido” (el que hoy haya ido al estadio habrá podido comprobar las "kilométricas" colas de aficionados retirando sus pases para el partido de copa).

Desilusionado, cabreado y abatido, abandoné el estadio pensando en si de verdad merece este club mis sufrimientos, si está a la altura de la afición, del sentimiento y sobre todo si mi hijo se merece la soberana putada que pretendo hacerle uniendo su persona a este despropósito de entidad. Con lo fácil que es hacerle del Barça, del Madrid o del Sevilla, en dos días tendría su carnet y un seguro de victorias y alegrías frente a nuestros infinitos sinsabores. ¿Todavía alguien se pregunta por qué somos el culo del fútbol? Porque ser del Córdoba es muy difícil, ser del Córdoba cuesta mucho, chato.


Jose R. Galvan (Abonado nº 496)

12 comentarios:

  1. Cuando un padre va a abonar a su hijo recién nacido la taquillera debería llamar por teléfono al presidente para que bajara a saludar a tan distinguido cliente, los futbolistas deberían dedicar un póster al chiquillo, en resumen, el club debe PARARSE durante 15 minutos en honor a esa familia. ¿Cuántas veces sucede esto al cabo de un año? ¿4, 5? Pero no, aquí directamente pagamos con la desgana y la irresponsabilidad. Así nos ha ido siempre.

    ResponderEliminar
  2. Hay personas a las que se les podría aplicar la eutanasia sin que fuera delito. Pero la empleada de las cortas entendederas no es la única culpable de lo ocurrido. A partir de la publicación de esta entrada, en la que se hace pública la noticia, el Sr. Carlos González será el máximo culpable del desaguisado, y, deberá tomar las correspondientes medidas o atenerse a las consecuencias.

    Es vergonzoso, indignante, incalificable y, si me apuran, hasta indecente, que, con la que está cayendo en este Club, una persona que mama de la teta sin leche del CCF, decida con dos ovarios el seguir vendiendo entradas antes que dar de alta a un loco... perdón, quise decir abonado. (Lo de loco es clara coña y tremenda admiración por el Sr. Galván, que luego vienen los tontos y le dan la vuelta a todo).

    Señora o señorita: ¿Se entretuvo usted en pulsar la opinión de quiénes hacían cola?. Porque, si yo espero a sacar la entrada y aparece tras de mí alguien con las aviesas intenciones de hacer socio a su hijo recién nacido, no es que no me importe, sino que le dejo pasar delante, le hago la ola y le doy dos besos de tornillo si hace falta.

    Seguiremos implacables a la sujeta. Si hace 48 horas tuvo un incidente con Hugo, el perro más blanquiverde del mundo mundial, y ayer pasó lo que pasó, esperemos que todo sea culpa de la regla o de una pelea con su novio/marido, y pronto se normalice todo. Si no es así, supongo que entre los cinco millones de parados habrá alguien más idóneo para el puesto. Sólo habría que pedirle un poquito de sentido común, que, para algunos/as, es el menos común de los sentidos.

    ResponderEliminar
  3. Lo de Hugo fue otra, en la tienda del centro. La única que vale un duro en las tiendas es Lourdes que suele estar en la tienda del Eroski.

    ResponderEliminar
  4. Bueno. Pues ya son dos empleadas sin sentido común. Dos de tres. Algunas virtudes tendrán, digo yo...
    Por cierto, habría que preguntarle al Sr. Galván si pidió el libro de reclamaciones o dejó el asunto por imposible. También le agradecería que si alguien del Club se pone en contacto con él, nos lo hiciera saber.

    ResponderEliminar
  5. De todas formas mientras sea un error humano es subsanable. El problema es que las prioridades de taquilla las hayan ordenado desde más arriba.

    La que mandó a Hugo a la sierra tendría un mal día y, además, tenía a una señora todo el rato preguntándole "¿Tienes la talla XL de este chandal?", mientras tenía a 30 tíos y un perro metidos en la tienda.

    ResponderEliminar
  6. La noticia está en que Sergio Medina (digamos que la mano derecha el presidente) me ha comentado que él arreglará personalmente el tema. Informaremos de próximos y felices acontecimientos.

    ResponderEliminar
  7. Lo único que me gustaría es que mi hijo tenga su carnet de socio con fecha del dia 24/12/2011, que es cuando su padre y su abuelo fueron a darle de alta como sufridor. Y por supuesto que esto no vuelva a suceder. Yo vivo en Córdoba, y sin duda cualquier otro día iré a sacarle su carnet porque no tengo más remedio, ya me gustaría poder mandar sobre mis sentimientos y enviar al club y a mas de uno al carajo. No obstante, si en el hipotético caso que un loco de atar estuviera pasando unos días de vacaciones en su tierra tras un año de duro trabajo en cualquier lugar de España o del mundo (ya saben "Cordobesistas del mundo mundiallll") y se le ocurriese la descabellada idea de hacerse simpatizante de su club del alma, al cual no puede sufrir en directo, y le dijeran que volviera en 2 semanas, digánme ustedes como se le quedaría el cuerpo. Ya les digo, pa mear y no echar gota.
    Nunca mais!!!

    ResponderEliminar
  8. Superpapi, comunícanos si alguien del club se pone en contacto contigo.

    ResponderEliminar
  9. Esperamos ansiosos el desenlace, como si de otro parto se tratara. Esto solo pasa en Córdoba.

    ResponderEliminar
  10. Es la reoptia este tema, se q muchacha te ha atendido por que cuando yo hoy he ido a taquillas a por el suplemento me la he encontrado mandando a parla a una familia que queria entradas para él ccf- girona, y ella le decía q sólo para copa que pa los demas ni sabía cuando eran los partidos, ni Si se venderian alli. Por favor existe alguien que tenga fotos de los partidos exiliados de nuwstro equipo?

    ResponderEliminar
  11. Después se quejarán de que han vendido pocas entradas para la liga, pero no dirán que han empezado a venderlas el jueves. Tiene tela la cosa, estamos para perder dinero y sobre todo masa social...

    ResponderEliminar
  12. Buenas Algo parecido le pasó a mi padre, que por cierto tiene la insignia de oro del club o sea que no lleva 2 días viendo al equipo de sus amores, que vive conmigo en Fuengirola y que por motivos personales tuvo que ir a Córdoba, fue a la tienda del córdoba club de fútbol a adquirir la equipación para mi hijo de 19 meses y le dijeron que si se podían llegar en otro momento que no la tenían en la tienda y tenían que pedirla a la otra tienda, mi padre le comento que bueno para el era difícil desplazarse y que iba a estar unos días allí en córdoba por si la podían traer y va le contesta que no que no era su problema el que mi padre no viviera allí que la comprara en otro momento, bueno todavía creo que todo esto que estamos hablando aquí son ingresos atípicos no ? creo que se llama .... Ah por cierto yo también fui a Valdepeñas y a Elche y todavía me acuerdo de como nos tiraron piedras en fin que suscribo todo lo que dice el SEÑOR GALVAN además de haber jugado en las categorías inferiores de este club al que quiero, señor presidente más cuidar a la masa social que paga de una u otra forma que al fin y al cabo son los que mantienen a este club.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.