sábado, 5 de noviembre de 2011

Y encima se ríen estos cabrones


La sensación con la que salí del Nuevo Arcángel tras el empate contra el Barcelona B, es la de haber asistido a una intensa lucha entre la voluntad y la calidad, el comprobar como un equipo disciplinado como el nuestro, pudo hacer frente al mejor equipo B a nivel mundial.

Sí, no es una exageración. Los azulgrana, que con este equipo en Primera no bajarían de la mitad de la tabla, nos deleitaron con ese fútbol de memoria que ha llevado a sus mayores a copar títulos. "Salid y disfrutad", parece que les dice su entrenador, y ellos lo obedecen. ...y encima se ríen estos cabrones.

Entre esos "cabrones" -término admirativo y nada peyorativo-, vimos a un buen puñado de internacionales absolutos en dos o tres años, a más tardar. Montoya, Bartra, Deulofeu, Tello, Sergi Roberto, Espinosa... con la complicidad de Rafinha o Jonhthan Dos Santos, sólo echaron en falta -como nosotros-, instinto asesino arriba.

No, no es esta una entrada para ensalzar virtudes ajenas, sino justamente todo lo contrario. Ante ese equipazo, el Córdoba dio la cara, le echó casta y, sin la alarmante falta de acierto de los delanteros, o el precario estado físico de algunos jugadores, otro hubiera sido el resultado.

Fue un empate de calidad, un combate nulo entre el duro fajador y el fino estilista, un punto que hace aún más grande a un equipo como el nuestro que, con sus carencias y su falta de puntería, tiene una proyección de estar al final de temporada peleando arriba.

Tenemos margen de mejora, hay que hacer un pit stop, cambiar los neumáticos a superblandos y ajustar un pelín el alerón delantero. Hay que darle valium a un par de jugadores antes de salir, y un complejo vitamínico a algún otro. Y, sobre todo, hay que inculcarle a los futbolistas que deben buscar el rebufo de la grada cuando los aficionados animen, y abstraerse cuando piten o abronquen.

Esto es una carrera a 42 vueltas y quedan 30. Habrá salidas de pista, desfallecimientos de motor, accidentes y remontadas. Y yo estoy convencido que, con dos o tres reglajes, tenemos coche. Ni es un Red Bull, ni es un Mercedes ni es un Ferrari, pero yo, que soy muy devoto de "San Alcorcón del 4-0", aún creo en los milagros.

4 comentarios:

  1. Con laterales de 2ªB, Patiño ayer de 3ª y Charles fallón tenemos que estar contentos con el empate.

    ResponderEliminar
  2. ¿No puede volver Lucas?

    ResponderEliminar
  3. Lucas? No, por favor. Para quedarme el 15 con Lucas, prefiero quedarme el 18 con Paco.

    ResponderEliminar
  4. Con Lucas dormíamos mejor. De hecho, nos quedábamos dormidos en los partidos.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.