domingo, 6 de noviembre de 2011

No habrá paz para mis porteros

Todo explotó en el minuto 93 del partido del viernes contra el Barcelona. Los catalanes pierden un balón que sale por línea de puerta y Alberto García se apresura para sacar rápido. Cuando se da la vuelta hasta tres compañeros (al menos son los que vi), Gaspar, Hervás y Charles, le piden ostensiblemente subiendo y bajando las manos que espere, porque sus fuerzas no dan para más. El portero hace caso a sus compañeros y espera a que estos cojan un último aliento y se coloquen en una posición más cómoda. No es más que un lapsus, 5-7 segundos. Durante este corto espacio de tiempo el Arcángel le dedica una sonora pitada al cancerbero, que se duplica justo al sacar, cuando el árbitro pita el final del partido. La bronca acompaña a Alberto hasta el tunel de vestuarios, hacia el cual se retira cabizbajo. 

Fenómenos similares se repiten periódicamente en esta casa, unas veces con más o menos razón, pero esta en particular me parece del todo injusta. Desde su vuelta a la titularidad, Alberto García no ha cometido un solo error grave. Los goles recibidos (el del Villarral, dos del Depor, uno del Hércules y el del Barcelona) han sido todos en uno contra uno o incluso en dos contra uno. En cambio, salvó tres mano a mano en el partido del Villarreal y otros dos en el choque ante el Depor. No ha cometido fallos con los pies sino todo lo contrario, se ha mostrado ágil y ha ayudado a sacar el balón jugado desde atrás. Ha estado seguro en los tiros desde fuera del área, como el que sacó a Espinosa el viernes. La nota desde el regreso es de notable alto.

Alberto tuvo un mal comienzo de temporada, es sabido y reflejado en todos los medios de comunicación y opinión, incluido este blog, en el que se exigía la contratación de otro guardameta que aumentara la competencia. Arias estuvo muy bien en los partidos que disputó, nada que achacar. Pero tampoco puede discutirse el rendimiento del pelirrojo desde que recuperó la titularidad. La bronca del viernes y los murmullos de otras tardes son injustos y sobre todo contraproducentes para nuestro equipo. 

Si Paco sigue confiando en el catalán llegará un día que tenga un fallo gordo, como lo tienen todos los porteros. Entonces la pitada será de órdago, aunque previamente nos haya hecho ganar varios puntos. El cordobesista es rencoroso en grado máximo. En el Arcángel nunca habrá paz para sus malvados.

11 comentarios:

  1. tienes toda la razon el dia que alberto tenga una cantada grande dios mio lo que puede pasar con el

    ResponderEliminar
  2. La suerte de Alberto es que no ha nacido en Córdoba. Por ahí se está librando de muchas. En el caso que nos ocupa, se demuestra la incultura futbolística o el exceso de dioptrías de muchos aficionados que no ven más allá que el cristal de sus gafas. ¡Valium, please!.

    ResponderEliminar
  3. Amén Rafa,amén! La afición del CCF a veces es muy malita con algunos jugadores suyos,y por esa parte de la afición,y otras veces por otra estaremos sin salir de segunda 40 años mas.Somos una afición de segunda,y gracias.

    ResponderEliminar
  4. Ojalá fuéramos una afición de segunda. Somos una afición con una mayoría de seguidores sufridores y senequistas, tan hartos que nos den por c***, que ya entramos en el campo agachados, y una minoría que, además, futbolísticamente es cateta y no tiene ni puñetera idea de qué es lo que está viendo. Y, al contrario que en Sevilla o Málaga, lo cercano es lo peor y lo lejano es Dios Padre. Si Alberto fuera Albertossi, sería el puto amo.

    ResponderEliminar
  5. No hay que darle más vueltas. Fué una minoría muy sonora la que insultó y pitó a nuestro portero, que es el nuestro no lo olvidemos. Que Arias es mejor, lo sabe hasta un benjamín, no hace falta ser muy listo. Tan solo mirar sus números, mirar que juega en una selección, que fué elegido mejor portero de la liga Israelí por algo etc. Por tanto más fallo parece del que lo pone antes que a otro compañero con más merecimiento, y ante las injusticias es necesario manifestarse. Lo que nunca podré estar de acuerdo es con insultar a los nuestros, eso es de lo más bajo que se puede caer, pero esos son sin duda una minoría.

    Por otra parte, Jémez tiene una filosofía que ha sido y es ganar, ganar y ganar. Un empate no es ganar, y si hubiéramos seguido luchando en lugar de perder tiempo, a lo mejor perdíamos un punto, pero podíamos conseguir 3, porque ocasiones en los últimos minutos tuvimos y sino que se lo digan a Juan Quero en jugada calcada a la del gol de Deulofeu. Por tanto, mal por el portero en hacerle caso a tres compañeros, porque desatiende las instrucciones de su entrenador.

    ¿Acaso no estaban los nuestros agotados ante Murcia en copa y Elche y más siendo fuera de casa? Pero seguimos intentando luchar y ganar, y lo conseguimos en ambos casos in extremis. Eso es lo que la gente le demandó al portero ni más ni menos, la misma actitud que en esos partidos, que el Barça B no demostró nada de nada por más que digan. Se econtró con un gol y hubo un baño literal de los nuestros con hasta 2 ocasiones claras de Borja, otras 2 de Patiño, otras 2 de Charles (una con penalty incluido) y la última de Juan Quero. Ocasiones suficientes para que el filial se hubiera llevado el saco que nos metieron ellos el año pasado, por eso es por lo que esa minoría le dió coraje que un equipo que vá el 14º, se escapara de rositas, con un gol de una gran promesa, en la que la salida del portero en dicho gol, para muchos, dejó mucho que desear.

    Con esto os doy el punto de vista de esos que pitaron, porque yo aunque no pité, si ne dieron ganas la verdad, porque todo lo que huela a conformismo y mediocridad ya no lo soporto ni lo tolero más, y un empate en casa con tantas ocasiones sabe a eso, a más de lo mismo, al "no es de nuestra liga", al "estará arriba", o al menos sumamos un punto y ya faltan menos para los 50.

    ResponderEliminar
  6. La pitada es rencorosa y desproporcionada. La última jugada fue la que encendió la mecha, pero viene de atrás. Recuerda que los que tienen que meterla son los jugadores de campo y si tres de ellos (los tres que forman la columna vertebral) dicen que pares y paro, ya venga Guardiola a decirme que saque.

    Además, aunque hubiera sacado, las posibilidades de marcar un gol serían mínimas de todas formas.

    ResponderEliminar
  7. Sector Crítico: el uno contra uno es una suerte en la que Alberto es probablemente el mejor portero de la categoría. Recuerda los partidos ante el Villarreal y el Deportivo por ponerte los ejemplos más cercanos. Pedirle a un portero que saque todos los uno contra uno que le venga es, perdona que te diga, de no tener ni zorra de que va esto.

    ResponderEliminar
  8. Sector Crítico: Ya no soy benjamín y, posiblemente no seré listo, pero no tengo yo claro que Arias sea mejor que Alberto. Simplemente son diferentes. Si el boliviano solo ha recibido un gol en cinco partidos no quiere decir que en los encuentros en los que ha faltado y ha jugado Alberto hubiera podido o sabido hacer más que éste. Además, tontería de discusión porque, simplemente, no es demostrable. Por lo tanto, respetemos que cada cual tengamos nuestras ideas, y, sobre todo, pensemos un poquito con la cabeza: quien mejor conoce a los dos, es Paco Jémez, y yo creo que, si todo sigue más o menos igual, va a seguir jugando Alberto, salvo que se produzca una concatenación de fallos evitables.

    En cuanto a tardar en sacar 5 ó 6 segundos más o menos, es muy simple: lo que no hemos sabido hacer en 95 minutos, no lo vamos a hacer en 5 segundos. El culpable de meter sólo un gol no es precisamente Alberto, que, en todo caso, sí fue el culpable de que sólo recibiéramos uno.

    Y, en lo del saco que se pudo llevar el Barça B con ese montón de ocasiones que hablas, definitivamente me he dado cuenta que yo el viernes no estuve en el partido. Me abducieron y me hicieron creer que fui, pero no fue así. Ese partido del que hablas yo no lo vi.

    ¡Abajo el forofismo! ¡Viva la objetividad!

    ResponderEliminar
  9. Felicidades Luismi, esto es un premio nada más. A seguir dandolo todo en tu equipo que vais fenomenal

    ResponderEliminar
  10. Respetar las ideas lo haré ante todo. Yo creo que acogiéndonos a las estadísticas y a lo que ha conseguido uno y otro portero, creo que es fácil ser objetivo, aparte por supuesto de que basta hacer una encuesta para que la afición demuestre a quién prefiere y con esto no hay más listos ni más tontos, simplemente hay realidades aplastantes. Una cosa no quita la otra, y Alberto es como dice Rafa J. un grandísimo portero sobre todo en el uno contra uno, y eso lo alabamos y lo alabaremos siempre, pero en conjunto tiene bastantes más defectos y transmite más inseguridad a la defensa que Arias, y eso es vox populi no solo pensamientos míos.

    Los culpables de no meter goles son los delanteros, o los jugadores ofensivos, y los defensas y porteros encargados de no encajarlos. Alberto recibió uno y eso es un dato objetivo, si no lo hubiera recibido, a lo mejor hubieramos ganado, porque no recuerdo ninguna ocasión clara del Barça más. Hasta Eusebio reconoció que "las ocasiones más claras las puso el CCF". Lo que no habíamos tirado a puerta en todo el partido en el minuto 90 contra el Murcia, lo metió Juan Quero de cuchara-milagro y nos clasificó. Esa es la actitud que busca la mayoría en el Arcángel.

    Lo de las ocasiones si quieres te las intento describir, aunque siempre será mejor visualizarlas que leerlas. Patiño tuvo un cabezazo practicamente en el área chica solo, que mandó mansamente a las manos de Oier, y un balón que le llega metido dentro del área blaugrana en la frontal y que justo cuando vá a rematar le dá una patada al aire (creo que eso fué lo que desesperó a Jémez que lo reconoció tras el partido), Borja tuvo en la primera parte una en la que intentó una especie de vaselina en un mano a mano que le salió una gili-vaselina (otro gol cantado), y en la segunda parte un centro desde el extremo derecho, que remata en el aire en la frontal y que curiosamente utiliza el pie derecho para rematarlo en lugar de la comodidad del izquierdo para poner el 2-1. Charles tiene una en la primera parte en la que solo ante el portero aunque forzado consigue rematar y Oier con aceleración le barre por completo (penalty que el árbitro no quiso apreciar), otra jugada más para ponernos por delante. Charles en la segunda parte, tiene una en la que un pase le deja solo ante el portero, y Oier saca un pie glorioso para las aspiraciones de empatar del Barça (que estaba grogui), y van 6 y por último un pase a Juan Quero que lo habilita al estilo Deulofeu, pero que el madrileño se encarga de marrar incomprensiblemente. Como digo, más objetivo no se puede ser. Yo salí muy satisfecho del partido, y con la pena de que si hubieramos seguido apretando a lo mejor hasta hubiéramos tenido recompensa.

    A Rafa J. le pido, respetuosamente porque estoy de acuerdo con él en muchísimas cosas, que observe el video de lo que hace Oier ante Juan Quero en jugada similar y lo que hace Alberto ante Deulofeu. Alberto en el uno contra uno es de los mejores de la categoría y punto. Pero en lo que debe mejorar es en las salidas, en el ritmo que lleva el juego. Si hubiera hecho lo que Oier, Deulofeu se escoraba igual que Quero y no hubiera marcado. Para mí eso es un fallo (compartido con Fernandez y Cerra), que impide que tu equipo gane con gol de Borja. Y espero que respetes también mi opinión y la de muchos que sí pitaron por lo que os comento más arriba.

    ResponderEliminar
  11. Las opiniones no se respetan, se está de acuerdo con ellas o se discuten. Lo de que las opiniones hay que respetarlas es un tópico inválido.

    Yo te respeto a ti como persona, tengas la opinión que tengas, pero no estaré de acuerdo cuando lo crea oportuno y viceversa. En el caso de Alberto no lo estoy. Y aquí paz y después gloria...

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.