miércoles, 30 de noviembre de 2011

Error infantil

Una de las cosas que la directiva está manejando con éxito es la política de precios para el aficionado. Ya desde el verano con el 10% de descuento a los abonados que realizaron el trámite en julio, un nuevo aire fresco parecía entrar en esta parcela, horriblemente gestionada antaño. 

En lo que respecta a las entradas también ha habido mejorías. Diferentes promociones han calado en el aficionado dubitativo, como por ejemplo la última de la que unas 600 personas se beneficiarán de una entrada gratis para el partido del Alcoyano por haber comprado una el día del Alcorcón y, además, haber presenciado una victoria blanquiverde.

Pero cuando he revisado los precios del partido de copa contra el Betis me he llevado una desagradable sorpresa. No solo los precios son caros, que puede entenderse si pensamos que nos "libramos" de pagar contra el Deportivo, sino que van a hacer pagar a los socios infantiles. Esto no se ha hecho nunca, que yo recuerde, en partido de medio día del club. 

Es fundamental sentar las bases del cordobesismo de los niños. Estos partidos, contra equipos de primera, son los que recordarán durante muchos años y a los que se referirán en un futuro cuando recuerden o cuenten batallitas de sus inicios cordobesistas. Debido a este sablazo, muchos padres optarán por quedarse en casa, perderemos dinero y, lo que es más importante, la posibilidad de arraigar el gusanillo blanquiverde en decenas de niños. El horno no está para bollos y menos en un partido entre semana, ante un rival venido a menos. Los responsables deberían tener muy cuenta el error que están cometiendo.

1 comentario:

  1. Partido supongo que televisado + Temperatura supongo que gélida + Si llueve, accesos al campo para llegar con tractor + La Puta crisis + Precios abusivos = LOS 8.000 DE SIEMPRE.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.