lunes, 3 de octubre de 2011

Pinturas de guerra

Si no fuera porque lo ví con mis propios ojos, no creería que el Córdoba C.F. estuvo en Primera División. Pensaría que es una leyenda urbana, algo que, como el loco amor de Alfonso Díez por la Duquesa de Alba, a ciencia cierta, nadie puede confirmar.

Porque, tomando como referencia los últimos, por ejemplo, 30 años, no le hemos empatado a nadie. Hemos sido claramente unos perdedores. Tardamos 16 años en salir del pozo de la Segunda B, y, desde entonces, con otro paseíto por el infierno, hemos jugado en Segunda A sin más aspiración que la de estar salvados en Mayo. En una palabra... unos perdedores.

Otros equipos han tenido sus momentos de gloria recientemente. Entre los cercanos, el Xerez, el Málaga, el Granada, el Almería, el Recre... Nosotros no. Nosotros seguimos penando año a año, arrastrando esa gruesa cadena que se llama conformismo.

Por aquí han pasado hombres y prohombres, charlatanes, voceros e incluso sandokanes... y no ha servido de nada. Las crónicas recuerdan ahora como hace diez u once años, fuimos líderes en Segunda A, tras empatar en el Calderón. ¡Qué gran hazaña!.

Se ha mirado, y se sigue mirando por inercia la clasificación midiendo los puntos de diferencia con el cuarto por la cola. ¿No será que nos viene grande estar allá arriba?.

En "El Expreso de Medianoche", la oscarizada película de Alan Parker, hay una maravillosa escena en la que el protagonista (Brad Davis), para no volverse loco, da vueltas al lúgubre patio de la cárcel de Estambul donde está encarcelado, en contradirección con el resto de presos que, sorprendidos, le reprenden su actitud y le animan a que camine en el mismo sentido que ellos. Pues bien, al Córdoba C.F. ha llegado un grupo de personas -gestores, técnicos, jugadores-, dispuestas a cambiar nuestra dirección, a hacernos ver que no podemos seguir aletargados y que hay que cambiar el rumbo con urgencia. Luego saldrá mejor o peor, pero han conseguido algo: la bipolaridad Barça-Madrid está dando paso a una "tripolaridad". En las tertulias se habla más de nuestro equipo y menos de Messi, Cristiano o Mourinho. Vamos mejorando.

Se trata, por tanto, de despertar, subir el listón de los 10.000 y ponerlo en 12.000, dejarnos de excusas, ponernos las pinturas de guerra y, en plan Braveheart, y a pesar de las limitaciones, luchar por la gloria.

Y al próximo al que oiga decir que, con trece puntos, ya solo faltan treinta y siete para salvarnos, le pongo velas negras. Estoy hasta los h****** de los conformistas.

9 comentarios:

  1. Bravo, no discutiré ni una coma. Es algo que llevo pidiendo toda la vida.

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con la última frase, aunque discrepo con la irónica percepción de "hazaña de salir líderes de segunda del Calderón". ¿Acaso en 40 años hemos estado más cerca de primera que hace 10 años en ese puesto histórico? No se puede confundir el tocino con la velocidad. Yo quiero que mi equipo gane ligas, copas del rey y champions league, pero la realidad es que si no hemos pisado primera, con lo que me conformo es con pisarla. Y si en 40 años hemos estado en tercera, 2ºB y segunda, un liderato de la misma lo valoro muy positivamente, y más aún si el que lo consiguió nos dió dos ascensos a segunda división con nuestro equipo.

    ResponderEliminar
  3. Yo no me tomo a chanza el hecho de haber sido líderes de Segunda hace diez años. Como tú dices, es una "irónica percepción", y sólo pretendo hacer ver que llevamos en el pelotón de los torpes desde que existía Castilla la Vieja, y que, nuestro mayor trofeo fue ser líderes hace once años... en la novena jornada. Por esa regla de tres, lo del Betis, el Málaga y el Levante esta temporada debe ser orgásmico.

    El conformismo al que aludo lo hago desde el respeto a todos aquellos que han dado el callo -que ha habido bastantes-, sean jugadores o entrenadores. Y, por supuesto, mi reconocimiento para el míster con el que conseguimos dos ascensos.

    De todas maneras, estarás conmigo en que los "escalantistas" saltáis como un resorte en cuanto pensáis que se ningunea a vuestro gurú. En serio, no veas fantasmas donde no los hay.

    ResponderEliminar
  4. Nadie olvidará aquella mañana en el Calderón, pero es poco bagaje para un equipo con una afición relativamente numerosa y una ciudad entre las 15 más pobladas del país. Yo no he visto al equipo en primera y no quiero morirme sin verlo. El cordobesismo no debe parar de trabajar hasta que tengamos nuestro sitio, que desde mi punto de vista es ser un equipo ascensor entre primera y segunda.

    ResponderEliminar
  5. Te comprendo mushocordoba, quizás te haya entendido mal. Yo personalmente no seré ni mejor ni peor que ningún cordobesista. Tampoco soy Escalantista cerrado. Soy del entrenador que lleve a mi equipo a conseguir logros, del que le lo lleve más arriba, de ese. Y ahora por supuesto soy Jemezista. De lo que no soy es de Juan Carlos Rodriguez, o de José González o Esteban Vigo o Fernando Zambrano, de esos por ejemplo no. Y ¿porqué llevamos tantos años así? Pues la culpa es de todos, pero seguro que de la afición no. Por eso a entrenadores de la talla de Pepe Murcia, Escalante, Jemez en el Córdoba habría que alabarlos pues son los únicos que han hecho "algo" aunque sea poco por nuestro club. El conformismo se ha dado con muchos abonados, pero Paco vá a hacer que cambien de nuevo el chip.

    ResponderEliminar
  6. Curioso, cuando buscas a tres entrenadores de entre los que han pasado por aquí en los últimos años, te quedas con tres cordobeses... y cordobesistas. Justamente lo contrario que piensa -o pensaba hasta hace poco-, una gran parte de aficionados cuando se eligió al tándem Luna-Jémez para esta temporada. Entonces muchos echaban espuma por la boca. Son ese puñado de descerebrados que piensa que lo de fuera siempre es lo mejor. Pero en Córdoba somos así. En eso los sevillanos nos llevan ventaja.

    ResponderEliminar
  7. No puedo decir que buena con buenos ojos la vuelta del dúo. Porque lo que todo el mundo acordará, es que antes Paco era más impetuoso, menos experto, y por eso y solo por eso lo echamos con pañuelos merecidamente al grito de paco vete ya cuando encadenamos también otra racha de esas de record, pero en negativo, y nos dejaba a tan solo 3 puntos del descenso. Ahora ha madurado, ha pasado por Cartagena, por Las Palmas, y ahora a vuelto a la plaza más exigente para un cordobes. Pero está claro que el Paco de ahora no es el de antaño. Por tanto ahora si es el momento de apoyarlo al máximo, porque ahora es cuando nos lleva alta y no antes. Llamadme resultadista, pero yo os diría: ¿Yordi no fué pichichi de la categoría? ¿No ha jugado en varios equipos de primera? En ese caso no será tan malo ¿no? Pues la respuesta es que en Córdoba y en la época que vino que ya estaba de retirada practicamente, no demostró nada, y Yordi no es de Córdoba. Como tampoco Javi Flores, una eterna promesa, que en su día lo quería el Getafe, y ahora solo lo quiere el Getafe B. El movimiento se demuestra andando, y ahora mismo, los entrenadores cordobeses son los que más han echo por el Córdoba, aparte de Kubala, Ben Barek o algún entrenador galáctico que consiguiera ascendernos a primera y manternernos allí en el año de la polka, pero eso no me pilló en este mundo, hablo por propia experiencia.

    ResponderEliminar
  8. Sin embargo yo soy de los que piensa que hay que apoyar a un equipo -jugadores, entrenador-, más en las duras que en las maduras. Aún recuerdo el pasado junio cómo la afición del Depor se quedó aplaudiendo y animando a sus jugadores, tras el partido en Riazor en el que descendió su equipo. Y en Córdoba estamos muy acostumbrados a llevarnos por la inercia de los resultados. Si me preguntas si quiero que el Córdoba gane, por supuesto, yo también soy resultadista, pero, tras los partidos contra Almería o Valladolid, con empate y derrota, he terminado bastante más contento que con algunas victorias con Alcaraz, por ejemplo. Pero, en fin, cá uno es cá uno...

    ResponderEliminar
  9. No quiero meter leña en el fuego, pero si lo de apoyar en la maduras suena a oportunismo, lo de apoyar en las duras, suena a conformismo. No te lo tomes a mal eh? Te doy la razón en que Alcaraz aburre a las ovejas, y que Jémez es la magia y un empate suyo vale por varias victorias Alcarazianas, pero sin duda del buen juego no se vive. Y el ejemplo del Depor, es como el dicho, "más vale cobarde vivo que héroe muerto". Yo prefiero quedar como una mierda de afición pero que mi equipo se quede en primera, que quedar como señores, y jugar en la casa de Villarreal B, o Barça B (por poner ejemplos peliagudos). Como dices cada uno es como es, y lo que tenemos que hacer todos es seguir ilusionandonos con los nuestros y ahora hay motivos para ello. Un saludo.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.