domingo, 25 de septiembre de 2011

Patada a seguir

Siento que hoy es un día importante. Está claro que es demasiado pronto para hacer cábalas decisivas, pero esta tarde se plantea el primer choque donde se dilucidará si el Córdoba jugará con los chicos o con los grandes, al menos en la primera vuelta. He pasado por el Arenal y el estadio me transmitía buenas vibraciones (que por otro lado nunca han sido de fiar). No veo la hora de tirar para el Arcángel y ver la grada casi llena. La ciudad tiene que empujarnos a ese puesto de eliminatorias en el que dormiremos si ganamos.

De vuelta a casa, me he puesto el Argentina-Escocia de rugby, donde los pumas han vencido sobre la hora un partido que tenían perdido. Los azules han doblado la rodilla ante los rayados (albicelestes, no blanquiverdes, pero me vale). Quizás no han jugado su mejor partido, pero a base de riñones, casta e ilusión han conseguido el ensayo definitivo. Eso espero ver esta tarde desde el palomar de la preferencia donde tengo mi asiento. Compromiso, ilusión y casta. Un par de gotas de calidad tampoco nos faltan, como se encargarán de demostrar Hervás y Charles. 

Sí, hoy puede ser diferente, sí. Hoy ganaremos el partido que nunca hemos ganado en los dos últimos años. Ese que nos premiaba con volver a casa con una sonrisa de oreja a oreja y en puestos de play-offs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.