jueves, 2 de junio de 2011

Con más pena que gloria

Así ha sido el paso Lucas por el Córdoba. Su adiós era casi anunciado ante la inminente venta que, ahora sí, parece definitiva. Su valedor era Romero, que saldrá por patas en breves.

En repetidas veces he expuesto mi punto de vista sobre el trabajo de Lucas aquí. La inversión que se hizo en su contratación no ha satisfecho los objetivos previstos, a pesar de tener tiempo en estos dos años para haber mejorado algo. Seguimos exactamente donde estamos cuando vino, en la más absoluta mediocridad. Sus muchos defensores piensan que, sin él, estaríamos ya en 2ªB. Sin embargo, ninguno de los argumentos que estos dan para explicar tal condicionada me convencen. Que si poca plantilla, que si poco dinero...sí, pero también poca capacidad de motivación tanto a sus pupilos como a la afición. En su debe pesa demasiado los dos horribles bajones de juego y resultados en la última parte de ambas temporadas. A nadie debe gustarle ver a su equipo arrastrándose por los campos, sin un objetivo y sin ninguna actitud. Bueno, a los que aplaudieron el día del Irún y el sábado pasado, a esos sí que les debe haber gustado. En su haber, mucha profesionalidad, ninguna salida de madre y los buenos partidos en casa del curso pasado.

Adiós, Lucas, qué te vaya bien. La gente trabajadora merece mejor suerte de la que tú has tenido aquí.

2 comentarios:

  1. En mi opinión, un entrenador "aseadito", buena gente, que ha sabido transmitir poco, muy poco, ilusión al cordobesismo, incluso yo creo que a sus propios jugadores. En ninguna de las dos temporadas la plantilla era tan mediocre como para pasar apuros al final, y, a pesar de no tener la calidad para ir de gallitos, se le podría haber sacado mucho más partido.

    Por lo que he oído, el adiós obedece a que ninguno de los posibles compradores del Club cuenta con él. Es decir, se va un cuarto de hora antes de que le digan que se vaya.

    Aún así, y puesto que ha demostrado vivir por y para el fútbol, a pesar de sus carencias, ojalá que le vaya bonito.

    ResponderEliminar
  2. Un entrenador normalito, que cumplió objetivos con creces la primera temporada, y que fracasa en objetivos rotundamente en la segunda. Con un presupuesto muy alto, el 9º de la categoría, que si de eso dependiera, nos hubiera permitido luchar hasta última hora por los puestos de la fase (el objetivo real), pero que otro año más nos salva a última hora. Un entrenador que cobra tanto (aunque lo haga tarde), y que ha tenido una plantilla medianita, no puede decirle a la directiva (lo sé de buena tinta) que al principio iba a jugar más amarrado, y conforme pasara la segunda vuelta y se acercara al objetivo, pasaría a "la accion". Muy triste y muy poco ambicioso la verdad. Lo peor es no haber podido sacar nada de Usero, Sesma, De Cerio y Agus (que el año pasado fué titular indiscutible). Muchas filias (Pepe Díaz, Flores, Alberto García) y más fobias sobre todo las de sudamericanos (Lizio, Savoia, Dardo, Lopes, Quiroga). Y encontronazos con sus jefes Zubi y Salinas. Nada recomendable para un equipo con algo de ambición. Y para mi sería ideal, para mantener a un equipo de bajo presupuesto en primera división, pues forma equipos aguerridos que compiten a no perder muy bien. Que le vaya bien.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.