jueves, 12 de mayo de 2011

La apocalipsis del cordobesismo

Les aseguro que no estoy caliente después de que acaban de caernos cinco. Es triste, pero es así. Mi reflexión viene de largo, pero hasta ahora no había tenido tiempo y ganas de escribirla aquí. 

Vamos a jugar. Les voy a poner tres opciones, las únicas que veo posibles en un futuro próximo:

a) Seguiremos en segunda, vagando en la mierda, durante uno, dos o tres años, hasta que caigamos.

b) Descender a la segunda B, donde seremos un equipo de los fuertes y donde tarde o temprano volveremos a llevarnos ese azucarillo a la boca que es el ascenso.

c) Desaparecer. Empezar desde Provincial e ir a jugar a Cañete, Bujalance, Villafranca... Olvidarnos de Sandokanes, Prasas, mercenarios y un largo etc. que están llevando al CCF a la autodestrucción.

Yo no sé la que elegirán ustedes, pero les aseguro que yo la primera la descarto desde ya. Esperen para el año que viene (en segunda, porque nos salvaremos sin problemas) tres mil socios menos. La apocalipsis del cordobesismo.

El fútbol es maravilloso y extraño y ojalá nos reserve una opción d, donde seamos uno de los gallitos de la segunda y algún día podamos probar la primera. Sinceramente, me parece un opción utópica. Pobre de mi niño recién nacido que, por caer donde ha caído será, muy posiblemente, cordobesista.

1 comentario:

  1. Hay veces en las que uno siente vergüenza de ser cordobesista, y anoche fue una de ellas. Si en el Club hubiera alguien sensato, los catorce "jugadores", y los "técnicos" que anoche vacacionaron en Valladolid, tendrían hoy un expediente encima de la mesa. En cuatro palabras: VER-GON-ZO-SO.

    Reconozco que, cuando vi los primeros cinco minutos, chicharito pucelano incluido, me mudé al simulacro del segundo tiempo del Barça, porque me veía venir lo que luego vino. Y eso que al final los locales levantaron el pie...

    Luego vendrán los que, con los números en la mano, nos digan que Lucas ha mejorado la media de puntos en Segunda A, los que nos quieran convencer de que, con lo que hay, ya estamos bien, etc. Pero yo, lo que pienso, bastantes horas después de la manita, es decir, sin calentón, es que más de la mitad de la plantilla no se merece vestir esta camiseta, ni el Sr. Alcaraz dirigir a este equipo. Con ellos se ha escrito una de las páginas más negras del cordobesismo, y a ellos seguiremos señalando con el dedo independientemente de que el sábado ganen al Albacete, que habrá que verlo.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.