lunes, 11 de abril de 2011

Qué buenos son Salinas y Alcaraz…Qué buenos son que nos llevan de excursión…

Este lema, que todos hemos cantado alguna vez cuando en el colegio nos llevaban de excursión, es el que cantan los jugadores del Córdoba cuando salen a jugar. Porque ellos, aunque no lo sepan conscientemente, inconscientemente, van de excursión.

Les ha llegado las vacaciones, igualito que el año pasado, para qué esperar al verano, es más, ni siquiera a las fiestas de Semana Santa. El Córdoba se fue de vacaciones después de ganar en Tenerife. El trabajo ridículo que se les pide de los 50 puntitos ya está casi hecho, para qué esforzarse más. Los 50 maravillosos y ambiciosos puntos caerán por su propio peso y sino ya están los equipos de más abajo, echándonos una mano para que ni sea necesario una cantidad de puntos tan exagerada.

Estamos cansados, “jartos”, hasta los mismísimos de decir por todos los canales que podemos que la ambición del Córdoba, desde el principio, es de mediocres. Mediocre el Presidente, mediocre Alcaraz, mediocres los jugadores y al final nos hemos contagiado parte de la afición de tanta mediocridad, que no nos interesa lo que haga el Córdoba y dejamos de ir. No se trata de jugar mal o bien, sino de saber porqué estamos compitiendo cuando no hay nada en juego.

El Córdoba en estos días juega amistosos, partidos de pretemporada. Eso no interesa a nadie. Estamos, insisto, hasta los “güevos” (llamemos a los mismísimos por su nombre más castizo) de lemas como “hay que ir partido a partido”, ”cuando el objetivo de la salvación este conseguido, pensar en otras cosas”, etc.
¡¡¡Mentira cochina!!!

La condición humana es relajarse después de sufrir tensión. Cuando el objetivo está conseguido, o casi conseguido, lo natural es relajarse. No importa que los jugadores juren que irán a muerte por estar lo más alto posible en la tabla. Para ellos, porque así lo dice su presidente, su entrenador y gran parte de los medios de comunicación, el estar salvados, es estar en lo más alto de la tabla. No hay nada más arriba. Conseguido ese objetivo, y todos pensamos que está conseguido. Nos vamos de excursión. Los jugadores en el césped y muchos aficionados en la playa (yo ayer era uno de los desertores que cambió el partido por un día de sierra). Nunca me gustaron las pachangas de verano, y el Córdoba, en abril, está jugando amistosos. Al final yo también cantaré lo de “Qué buenos son Alcaraz y Salinas…Qué buenos son que me llevan de excursión”. Porque gracias a su aburrido mensaje pasé un magnífico día con mi familia en la Sierra del Valle los Pedroches. Estuve de excursión y bien seguro que muchos de los que sufrieron el partido de ayer, maldijeron no haber hecho ellos lo mismo. Lo harán el próximo domingo, y lo que es peor, lo harán la próxima temporada. Se irán de excursión a cualquier lado, menos a las gradas del estadio del Arcángel.
F.V.

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo en que marcar un objetivo es muy importante para que la tensión de los jugadores no decaiga, pero echar la culpa de esta campaña a no tener un objetivo ambicioso es estar muy equivocado.
    El Granada está en puestos de liguilla y solo hasta hace unas semanas Fabri no dijo abiertamente que el objetivo era entrar en liguilla. Por cierto, desde que lo ha dicho el Granada no ha ganado.
    Y no he oído a Anquela decir que el objetivo del Alcorcón es meterse en liguilla, sino ir partido a partido. Y están a 2 puntos.

    El objetivo ayuda, pero lo fundamental es que los jugadores tengan fe en sus condiciones y H O N E S T I D A D. Aquí no la hay en muchos jugadores, que se relajan por sí solos habiendo ganado 2 partidos.

    Salinas por falta de credibilidad (él dijo que el objetivo era fase de ascenso) y Lucas por falta de motivación tienen culpa, pero cuando los pones en el título del post, estás cargando toda la culpa sobre ellos.
    Compañero, creo que andas totalmente equivocado.
    Hasta que 22 de los 25 jugadores no estén plenamente implicados en dar el 100% en todos los partidos, como hacen un Charles o un Oriol, con mayor o menor fortuna, no habrá más objetivo que la permanencia.

    La culpa es de ELLOS. La directiva, el entrenado y la afición ayudan a que se relajen, pero los que se relajan son ellos, y son ellos los que tendrían qeu dar el 100% de lo que dan.

    ResponderEliminar
  2. No estuve en el partido y no me arrepiento. Entre estar en la playa y un Córdoba-Alcorcón, obviamente no hay color. Pero, por lo que me cuentan, la gente no se pone de acuerdo: Unos dicen que fue insufrible; otros que infumable; algunos, que inaguantable. En lo que todos coinciden es en acordarse de tres o cuatro jugadores, e incluso de sus ancestros. Y, ¡qué curioso!...¡siempre son los mismos!.

    Yo no sé qué tipo de vacuna puede inocular Lucas a los jugadores para motivarlos, cuando no cobran y, casi casi, nada se juegan. Lo que sí sé es que hay que sacar a once tíos que salgan a sufrir, a sudar la camiseta, y a ganarse el sueldo, la ficha, o lo que sea... aunque vayan a cobrar con retraso. Y si entre esos once jugadores hay tres juveniles, y cuatro del B, pues ¡qué bien!.

    A estas alturas lamentarse por el asunto del objetivo, está de más. Se trata de acabar la temporada de manera digna, y preparar la próxima que será bastante más complicada que ésta. Con un presupuesto sensiblemente inferior, habrá que hacer filigranas para conformar una plantilla medianamente competitiva para, al menos, tener ciertas garantías de salvación.

    Y si, desde ya, sabemos que, por cobrar lo que cobran, por rendir lo que rinden o por trasnochar lo que trasnochan, la mitad de la actual plantilla se va a freir puñetas, que se queden ahora en la grada y no estorben. Me consta que en el juvenil de división de honor -¡Enhorabuena!-, que ha superado a Betis, Málaga, etc., y ha igualado a puntos al Sevilla, hay chavales que no desentonarían en Segunda División.

    Yo pago casi 500 € al año y con ello no exijo a los jugadores la victoria, porque eso no depende sólo de ellos. Lo que sí les exijo es que no se rían de mí, porque entonces MA-TO...

    ResponderEliminar
  3. El Córdoba, aún estando en un mal estado económico evidente, (no mucho más que el de la mayoría de los equipos) debe plantearse siempre su campeonato de liga con orgullo y ambición...Por una sencilla razón, porque tiene detrás una masa social,envidiable, aunque, lamentablemente cada vez más escasa. Una afición a la que durante muchos años no se le ha dado nada, y ha respondio como una de las mejores de España....Dicen que uno tiene la edad de la mujer que ama...Llevando eso al futbol yo diría que el Córdoba tiene la cara de palo, de aburrido que su entrenador...Prefiero un equipo que juege a ganar y pierda, que al final de la temporada luche por no descender, por haber jugado a ascender....Al tedio y la monotonía...Al colosal aburrimiento de este equipo nuestro, que está echando a la afición de las gradas...Los jugadores importan mucho, pero los objetivos de quien los contrata, y sobre todo del que los pone a jugar, importa mucho más.

    FV

    ResponderEliminar
  4. El comentario y la entrada de FV no pueden ser más acertados. La culpa de que todos los años por estas fechas nos goleen, se acaben las pocas aspiraciones, pidan los jugadores primas y demás es de todos. Jugadores por poco profesionales, por sinvergüenzas sin honor, a un entrenador sin ambición que continuamente dinamita los ánimos de la afición con sus actitudes y su pesimismo. La directiva de pandereta que no es capaz de verder el club hasta en dos ocasiones (la última de cachondeo). El dueño que ni vá al fútbol, y la bendita afición que permite a los anteriores con su abono, continuar con el chiringuito.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.