lunes, 7 de marzo de 2011

El día de la caraja


Un jugador de la plantilla del Córdoba C.F. que no salió en el equipo titular ante el Alcorcón hace ya unas cuantas jornadas, me decía que, cuando se habían jugado sólo cuatro o cinco minutos de partido, ya estaba seguro que allí no había nada que hacer, que en aquel partido los jugadores tenían "el día de la caraja". Yo, ayer, independientemente que comenzamos marcando y que el rival tampoco parecía nada del otro mundo, tuve una sensación parecida.

Incluso, tras marcar Charles, me pareció que estábamos jugando el típico partido de final de temporada con cincuenta y tantos puntos y con todo hecho. Sin concentración, sin fuerza, sin control de balón, y, si me apuran, sin motivación, que es lo más sorprendente. Con un portero al que los cuatro goles del Barça B le han dado un buen palo, dos centrales que rayaron el ridículo, dos laterales limitaditos, un centro del campo con Jorge Luque diez metros por detrás de Alberto Aguilar (¡de locos!), un Arteaga bajísimo de forma, un Callejón que sigue sin intentar irse del defensa y se limita a centrar cinco veces "al muñeco" y una bien, y, en punta, dos delanteros que creo que, al día de hoy, están muy por encima de sus compañeros.

Comparto con Lucas en que los jugadores son humanos, y que, por tanto, no pueden abstraerse a todas las semanas de locura que nos ha deparado la pareja de hecho Salinas-Aldama, ya felizmente divorciados. Estoy igualmente con él cuando argumenta que él tiene que intentar que no cunda el desánimo tras dos derrotas consecutivas, en la misma medida que tuvo que controlar la euforia tras dos victorias. Pero, en lo que no estoy en absoluto de acuerdo, es que siga siendo, como dicen en Granada sin ofender, tan "Tío-Cipote", tan cuadriculado y tan machacón en sus conceptos, incluso cuando las cosas no van bien. Concretamente, durante el partido ante el Numancia, sólo se saltó el guión y buscó algo nuevo cuando, faltando pocos minutos y ya perdiendo, sustituyó un defensa por un media punta. Y no sirvió para nada.

Todos sabemos que nuestra plantilla era corta y, con las lesiones, aún lo es más. Pero , justamente por eso, se necesita que jueguen los once mejores, porque quedan 15 ó 16 puntos por conseguir y no tenemos nada hecho. Yo, de momento, voy a poner una vela a ver si Gaspar se recupera pronto. Si no, me da la impresión de que las vamos a pasar canutas...

8 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con la entrada. Aunque del análisis jugador por jugador yo incluiría a Oriol Riera, que iba a presionar "andando". Charles de lo mejor del Córdoba en mucho tiempo. Y pensar que Alcaraz le dió banquillazo a este jugador... No si meter a Richy antes que a Agus creo que ya es significativo de las cabezonerías del granadino.

    ResponderEliminar
  2. Creo que con Oriol Riera tenemos un tipo de delantero que, independientemente de las rachas goleadoras, no abunda. Se desmarca bien, abre espacios, tiene calidad... pero si el siguiente compañero está a veinte metros de distancia, da igual que presione más o menos. Ellos siempre tendrán otro jugador libre de marca a quién pasarle el balón. A mí me parece un jugador que puede darle mucho al equipo. Hoy por hoy, imprescindible arriba con Charles.

    En cuanto a la defensa, hasta que se recupere Gaspar, apuesto por Tena + Alberto Aguilar, y, en su defecto, Tena + Agus, que tras unos partidos en el banquillo saldría escaldado y supongo que más concentrado de lo que acostumbra.

    Y me pensaría darle un partidito más a Alberto o poner a Navas. Ayer, el portero se tragó los dos golitos.

    ResponderEliminar
  3. Comparto lo de los centrales y lo del portero. A Oriol lo veo con muchas cualidades y un buen complemento y es que ciertamente no tenemos otra cosa porque Pepe Díaz ya se sabe... Pero lo que si le daría un toque de atención, porque como no tiene mucha competencia aparentemente, parece como si no tuviera que esforzarse. Mira el video contra el Cartagena y ayer contra el Numancia y te darás cuenta en la diferencia de presión que había en Oriol. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Cuando un delantero como Oriol presiona y ve que el siguiente compañero está a veinte o treinta metros, llega un momento en que se quema y piensa que presione otro, que a él le da la risa.

    Si Lucas adelanta el equipo y lo echa para arriba, como contra el Cartagena, la cosa es diferente y la presión surte efecto. Ante el Numancia, con Jorge Luque de quinto defensa, poca presión se podía hacer.

    ResponderEliminar
  5. Oriol lleva una racha que para él se queda. Y yo no le voy a pedir que marque los mismo goles que Charles, pero si le voy a exigir que al menos corra como él. Ante el Numancia todavía recuerdo un Uyyyyyyy en la segunda parte, porque Charles casi le roba el balón al central, como hace cada dos por tres. Por tanto no podemos decir que los compañeros no corren, cuando su homólogo no solo lo hace y tod el partido, mete goles, y hasta se deja la piel (o la sangre) en el campo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Bueno. Tenemos diferentes puntos de vista. A mí me parece que gran parte de lo que hoy es Charles se lo debe a Oriol, que es quien le abre espacios. Por supuesto que todo es manifiestamente mejorable, pero en lo relativo a la presión, a la que le das mucha importancia, te diría que un delantero tiene que estar para muchas cosas, entre ellas para presionar, pero no pretendamos convertir a Oriol en una mosca cojonera con la defensa, porque, con la táctica de Lucas, al cuarto de hora estaría pidiendo oxígeno.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo creo que Oriol necesita banquillazo.

    ResponderEliminar
  8. El problema está en que Pepe Díaz actualmente no parece estar a mejor nivel que Oriol, y al menos Oriol lleva cinco goles cosa que Diaz solo uno y eso ya chilla tela. Criticabamos todos a Juanjo porque no marcaba goles, sin embargo pocas veces le he visto perder la bola despues de bajar melones del cielo. Ahora Díaz ¿que pasa con él?. La respuesta creo que la tengo. Pepe fué sobrevalorado, y sus 12 o 13 goles de la campaña pasada fueron más fruto de la casualidad que otra cosa. Por tanto casi mejor que juegue Charles y Oriol. Un saludo.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.