domingo, 13 de febrero de 2011

Guerreros

El Córdoba aguanta el empate ante un Celta que no demostró en el Arcángel ser uno de los "gallitos". El lamentable centro del campo blanquiverde nos impide mirar hacia cotas mayores.

Cuando no existe centro del campo para apoyar los ataques y casi tampoco para apoyar la defensa, un empate ante el segundo clasificado y segundo máximo goleador de la categoría debe saber a gloria. Salió el Celta muy rápido, moviendo la pelota a velocidad vertiginosa, con un Trashorras muy participativo aunque no resolutivo. Quizás solo durante esos primeros minutos, el equipo vigués pareció ser de los punteros. El Córdoba entonces juntó un poco más las líneas lo que provocó el cortocircuito del mediocampo gallego y control pasó a nuestras manos. Charles tuvo el gol en un par de ocasiones, la más clara en un jugada casi idéntica a la del segundo gol de Vallecas, pero Falcón estuvo atento.

Los líos amorosos de Koki dieron paso a una segunda parte que fue un correcalles. Luque ni estuvo ni se le espera, pero para nuestra tranquilidad Trashorras se disolvió bajo la lluvia como lo hubiera hecho un azucarillo. Arteaga y Charles tuvieron dos claras ocasiones mediada la segunda parte, a lo que respondió Catalá con un mal cabezazo cuando lo fácil hubiera sido perforar la meta blanquiverde. Pero el gran susto llegó cuando Charles sacó bajo palos un mal remate de Iago Aspas.

La actitud mantuvo al Córdoba en el encuentro y le otorgó el merecido punto, ya que el desgaste físico blanquiverde hizo que la pelota fuese del Celta en los últimos minutos. Lucas, lento como siempre, no hizo el primer cambio hasta el minuto 78, cuando el público ya miraba la hora. Antes ni una sola modificación táctica para intentar ganar un partido ante un rival que no tuvo su día. Y es que calidad no sobra ni dentro del campo, ni en el banquillo.

2 comentarios:

  1. No quiero ni imaginarme -porque me pongo de mala leche-, lo que podría ser el Córdoba con un jugador como Trashorras en el centro del campo.

    En lo que va de temporada, aprobado alto para centrales y delanteros, aprobado bajo para laterales y centrocampistas de contención, y suspenso para centrocampistas organizadores.

    Tanta y tanta morralla hemos traido en los últimos años... Sigo preguntándome cómo es posible que en el mercado no se haya encontrado desde hace la tira de tiempo, un futbolista que mueva el equipo, aunque tenga cuarenta años y barriga cervecera.

    ResponderEliminar
  2. Con un Salva Sevilla quizás nos hubiera bastado, o con un Armenteros, pero la verdad el Córdoba empezando por sus dirigentes dá un tufillo a mediocridad a leguas, y es lógico que los jugadores no quieran ser jugadores del Córdoba ni en pintuta, como el David "creido" Rodriguez. Si para jugadores destacados que teníamos como De Cerio o Usero unas veces por el entrenador otras por el ambiente en el vestuario u otras causas, en Córdoba no se hace un equipo en condiciones, y ya van 40 años sin pisar primera. El Gaucci este iba a tener razón, a lo mejor es que aquí no vale nada, ni estadio con goteras, ni gimnasio de Pin y Pon, ni ciudad deportiva insuficiente y por hacer al margen de chupópteros e inútiles varios que pululan desde tiempos inmemoriales el Arcángel. Demasiado que Escalante nos haya permitido en dos ocasiones disfrutar de la segunda división.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.