domingo, 23 de enero de 2011

El partido que nunca ganamos (II)

¿Alguien seriamente creía que hoy ganaríamos? Este equipo lleva dos temporadas cagándola justo en el partido que, de vencer, nos alejaría del descenso y nos haría rozar los puestos altos. Este de hoy solo ha sido el volumen 2, porque el primero ya lo vimos en Alcorcón. La temporada pasada ya lo vivimos seis o siete veces. Nada nuevo, rutina, rutina y rutina.

El Girona se presentó en el Arcángel después de dos victorias consecutivas con un conservador 5-3-2. Sin embargo en el primer acto el balón fue rojiblanco. Con Usero calentito en el brasero y Jorge Luque lejísimos de su mejor forma, el centro del campo fue dominado fácilmente por los catalanes. También las bandas, donde De Coz veía a Moha pasar como las vacas al tren. Sin embargo, no parecieron creérselo mucho nuestros rivales que no apretaron demasiado a pesar de la debilidad de los nuestros e incluso llegaron a permitirse el lujo de perder tiempo.

En la segunda, el Girona decidió dar por bueno el empate y concentrarse en desbaratar los tímidos acercamientos blanquiverdes. Oriol, en una mala racha goleadora preocupante, desperdició varias ocasiones, sobre todo una muy clara en la que le cayó un balón de los cielos y que envío al limbo con la zurda, cuando lo fácil era marcar. El único respiro lo sintió De Coz cuando Moha fue sustituido, con lo que el lateral pudo sumarse al ataque, comenzando así los únicos momentos de dominio local.

Cuando menos lo merecía el Girona, Kiko Ratón justificó su entrada en el campo haciendo lo que suele cuando se enfrenta a nosotros, convertirse en Super Ratón. El tanto provocó la huida en masa de la parroquia, harta de tan repetido y dantesco espectáculo. Pero aun quedaban dos pequeñas alegrías. La primera el debut del canterano Vico, para orgasmo del speaker, y la segunda el rescate del empate gracias a un zapatazo de Arteaga. Quizás justo, pero insuficiente para rellenar la ilusión del cordobesismo.

¿Llegará mañana el cheque que cambiará nuestras vidas? Yo me mojo. NO.

2 comentarios:

  1. En fin, más de lo mismo. Yo ya paso de este equipo, porque nos guste o no el objetivo siempre va a ser la permanencia. Para los que todavía piensan en los play off, poned los pies en tierra y dejad de soñar

    ResponderEliminar
  2. El empate no es malo para un equipo que jugó practicamente todo el partido con nueve futbolistas. Ayer no tuvimos laterales. Ni sé ni comprendo a imaginarme qué méritos han hecho De Coz y, sobre todo, Camille, para seguir jugando en este equipo.

    Lo de ayer fue como si las fulanas de un burdel se ponen se ponen la bata de boatiné para desfilar delante del cliente. Nada de ropita sensual. El cliente mira, piensa, y se las pira.

    Sinceramente, después de lo visto, que haya alguien que nos quiera comprar no lo veo complicado, lo veo imposible.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.