martes, 25 de enero de 2011

El elefante blanquiverde

Dentro del Congreso de los Diputados aquel 23-F, cuando Tejero ya se veía entre rejas, el teniente coronel acuñó la frase de "Elefante Blanco" para referirse al mando militar que entraría en el hemiciclo para coger el mando de la nación. Casi nadie le creyó, aunque después se demostró que en verdad sí existía tal humano paquidermo, por suerte sin protagonismo directo aquel día.
Pues bien, parece que nuestro "Elefante blanquiverde" está a punto de llegar y pisoteará a De Aldamas, Gaucchis, Vicos, Salinases, Prasas y demás miserables. Esperemos que no se lleve por delante a nadie que no deba, pero sobre todo deseamos que venga y todo esto finalice por el bien de todos. Un sector de la prensa deportiva cordobesa para haber cazado la exclusiva. ¿Será otro bulo? ¿Será que no hay dos sin tres? ¿O será que a la tercera va la vencida?

Todas las preguntas que se hicieron en su día siguen sin respuesta. Yo sigo sin entender qué busca en un club de segunda un grupo extranjero, sea árabe, italiano o ecuatoriano. Sea quien sea, tiene que demostrar que viene a mejorar lo que hay, y para ello hace falta mucho dinero y gente de fútbol. No valen solo palabras, que se las lleva el viento, por mucho notario que haya por medio.

5 comentarios:

  1. Vamos a ver si el elefante no pisotea a Jurado y a la poca credibilidad que le queda...

    Yo le voy a dar un voto de confianza. El último, desde luego.

    ResponderEliminar
  2. Y si es mentira? o si finalmente no se llega a hacer?
    Este rumor solo servirá para echar leña al fuego.

    La gente vuelve a iluionarse con una propuesta: si Gaucci no tiene dinero, que le busquen un inversor, y todos contentos.
    Pero y si no se hace, o si es mentira?

    La noticia puede que se vuelva en contra de Cordobadeporte, pero sobretodo de la directiva. Se le va a acusar de que esta opción no haya salido bien.
    El ambiente en el club se va a hacer (más) insoportable.

    Sería mucho mejor dejar trabajar a los que están implicados en la venta. No porque confiemos en ellos, sino porque son los únicos que pueden hacer algo. Por desgracia me temo que nosotros no podemos hacer otra cosa que resignarnos o reirnos.

    ResponderEliminar
  3. En la Escritura firmada hace un par de semanas, se habrá establecido una CONDICIÓN RESOLUTORIA EXPRESA, que es una garantía del cumplimiento de la obligación del comprador en compraventas, con parte del precio aplazado.

    En virtud de dicha cláusula, las partes acuerdan que la falta de pago del precio aplazado o de alguno de sus plazos (suelen ser letras de cambio, cheques, pagarés, etc.) dará lugar a la resolución de pleno derecho de la compraventa.

    La condición resolutoria crea un derecho expectante de readquisición del inmueble que se vende, en favor del vendedor.

    La resolución del contrato de venta extingue no sólo el derecho del comprador, sino también el de los adquirientes posteriores que traigan causa de él. Se rige por el art. 1504 del Código Civil.

    Pero no es un asunto tan sumamente matemático como para que, llegadas las doce de la noche del día D (17 de enero pasado) la operación quede extinguida y libere al vendedor del compromiso adquirido. El vendedor debe QUERER RESOLVER la Escritura firmada. Para ello debería de comunicar su decisión al comprador de manera fehaciente.

    En resumidas cuentas, que si eso no se ha hecho ya puede ser por dos razones:

    1. Porque no se tiene confianza total en un Plan B, y ni los italianos ni los árabes ni los albano-kosovares dan garantías plenas de estar dispuestos YA a firmar, y, sobre todo, a pagar.

    2. Porque de alguna manera la sociedad compradora tiene cogido de las gónadas a PRASA y no es tan fácil quitársela de enmedio.

    Se admiten apuestas. Yo soy escéptico, y, como Rafa J., sigo sin comprender por qué motivo viene alguien de fuera pagando 1.500 kilos de las antiguas pesetas por un Club en la ruina. Todas las razones lógicas que se me ocurren son ilegales...

    ResponderEliminar
  4. Uf, este último comentario me asusta y muy mucho. Si estamos en manos de De Aldama, apañados vamos.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.