lunes, 31 de enero de 2011

Aplausos, pitos y mingafrías


APLAUSOS. Aunque entiendo que hay futbolistas que llevan toda la temporada rindiendo por debajo de sus posibilidades, y que el entrenador es manifiestamente mejorable, creo que debemos felicitarlos porque están viviendo en sus carnes una tensa situación con todo el asunto de la venta del Club, y sin embargo, llevan varias semanas sobreponiéndose a todo ello y mereciendo, con más o menos acierto, sacar los partidos adelante.

Soy de los que piensan que cada domingo juegan dos o tres futbolistas a los que la Segunda A les queda larga, y que Alcaraz es demasiado previsible y terco en sus planteamientos, pero debemos valorar la actitud de plantilla y técnicos. No debe ser fácil, ni mucho menos, sobreponerse a tanta incertidumbre.

PITOS. El récord mundial de falta de paciencia lo consiguió un aficionado a mi lado el pasado sábado. A los diez segundos de salir al campo, le gritó a Javi Flores: "¿Ya estás cansao?". No hay derecho a que se increpe a un futbolista sin más, por el mero hecho de ser un mingafría. Esos aficionados que sólo animan a los que se matan a correr -aunque sea como pollos sin cabeza-, se han equivocado de equipo. Deben apuntarse al Athletic o al Osasuna. Aquí lo llevan claro.

MINGAFRÍAS: Hay dos futbolistas a quiénes tengo especial admiración. Mueven a sus equipos sin apenas moverse ellos. Nunca acaban cansados. Esos sí que son mingafrías. Los que más. Son Riquelme y Valerón, y piensan que correr es para ladrones y toreros malos. ¡Vaya par de cracks!. Y los que ya tenemos unos añitos, recordaremos a Mágico González, un genio, al que el Cádiz le puso un empleado del Club que todas las mañanas iba a despertarle a casa, porque si no, dormía hasta mediodía. Ese no corría. Ni aligeraba siquiera.

En todos los equipos siempre hay algún mingafría. Y en Córdoba, el puesto estaba vacante y le ha tocado a Javi Flores. Pues nada. A seguir pitándole. A lo mejor tenemos la suerte de que es masoca y eso le pone.

sábado, 29 de enero de 2011

Que lo resucite otro

Bien está lo que bien acaba. Empezó enchufado el Córdoba, encerrando a un Salamanca dubitativo y sin confianza. Las bandas funcionaban, tanto Arteaga y Callejón como De Coz y Camille que se permitían doblarles continuamente. El fútbol se generaba desde los extremos, pero se perdía en el centro. Ni Charles ni Oriol estuvieron acertados durante todo el choque. Especialmente el catalán, cuyas principales virtudes como son la presión y la anticipación ha ido decayendo conforme han ido aumentando sus minutos de titular. Falta hace un ariete que le dispute el puesto, porque la tendencia de Ribera es claramente descendente. Casi una decena de córners desaprovecharon los blanquiverdes en la primera mitad donde merecieron claramente irse con ventaja.

Sin embargo todo cambió para mal en la segunda. La primera clara la tuvo Marcos Márquez, que ya había dispuesto de otra, pero su sobrepeso se puso de nuestro lado. El partido estuvo atrancando durante media hora, donde lo único que se le ocurrió a Lucas para engrasarlo fue cambiar hombre por hombre, Pepe por Charles. ¿Falta de ideas o de jugadores? De todo un poco. Ni Alberto Aguilar ni, sobre todo, Usero sentaron las bases ofensivas de un equipo sin norte. Y sin centro del campo, el fútbol se convierte en una lotería. Curiosamente, casi sin jugar boletos en la segunda parte, nos tocó. En el 75, un córner bien cabeceado por Tena se estrelló en el larguero y Oriol lo remachó. No sirve el gol para maquillar su pobre partido. El Salamanca no se explicaba la película: le habían contando que el Córdoba revivía muertos. No fue así esta vez. Entró el segundo diez minutos después, tras una jugada de Callejón que empujó a su propia puerta Goico.

De nuevo parece más lejano el descenso que el play off, aunque nunca más que en esta ocasión es un efecto óptico. La repetitiva cadencia de este equipo permite prever que tras los dos siguientes compromisos ante rivales de arriba, estemos de nuevo preocupados dentro de unas semanas. Además ya se sabe lo que ocurre cuando este equipo tiene una racha de buenos resultados (7 puntos de los últimos 9). Suele partirlo un Rayo.

jueves, 27 de enero de 2011

Los miserables no merecemos información

Hace años, un listillo apareció por Córdoba dispuesto a vivir gratis durante un tiempo. Se instaló en un conocido establecimiento hotelero de la capital y anunció que era el secretario personal de una princesa árabe, que viajaba a Córdoba y que iba a instalarse con su séquito en el mismo Hotel al cabo de unos días.

El listillo vivía a cuerpo de rey sin pagar un duro. La cuenta engordaba y él insitía que la princesa estaba al caer. Incluso, en una partida de cartas, llegó a pedir dinero a cuenta en recepción. ¡Qué crack!.

Cuando, pasados unos días la situación se empezaba a poner tensa, dio la gran noticia: ¡La princesa estaba en Granada!. Había hecho escala allí para después trasladarse a Córdoba. Se hospedaba en el Hotel Alhambra Palace y el presunto secretario pidió un último favor. Quería contratar un grupo flamenco para ir a Granada y agasajar a la Princesa como se merecía. El Hotel hizo las gestiones oportunas, y para Granada salieron unos cuantos taxis con gente variopinta del flamenqueo. ¡De película de Berlanga!.

Al llegar al lujoso Hotel, el susodicho bajó del taxi, indicó a sus acompantes que lo esperaran en la puerta y que estuvieran listos para cuando él saliera con la Princesa. Entró... y no se le volvió a ver el pelo. ¡Mi héroe!.

Que cada cual cambie el personaje de la historia (real, se lo prometo), por los "actores" del actual teatrillo de la venta del Club. Imagínense quién puede ser Aldama, quién PRASA y quién la afición. No es difícil.

Para dejar de elucubrar y ceñirnos a lo que de verdad esté pasando, pregunto: ¿Hay alguien en el Club con dos dedos de frente para poder informar de qué es lo que pasa, sin decir lo que no debe para no meter la pata?.

La situación es crítica, ya lo sabemos. Pero no podemos llevar los días que llevamos en la puerta de la UVI, preguntando por la evolución del moribundo sin obtener respuesta. Quizás a los "médicos" no debemos de parecerles importantes. El día que se den cuenta de que el Club sin nosotros no es nada, a lo mejor cambian de actitud. Sus ARMAS DE DESINFORMACIÓN MASIVA pueden estallarles en la cara. Ellos mismos.

martes, 25 de enero de 2011

El elefante blanquiverde

Dentro del Congreso de los Diputados aquel 23-F, cuando Tejero ya se veía entre rejas, el teniente coronel acuñó la frase de "Elefante Blanco" para referirse al mando militar que entraría en el hemiciclo para coger el mando de la nación. Casi nadie le creyó, aunque después se demostró que en verdad sí existía tal humano paquidermo, por suerte sin protagonismo directo aquel día.
Pues bien, parece que nuestro "Elefante blanquiverde" está a punto de llegar y pisoteará a De Aldamas, Gaucchis, Vicos, Salinases, Prasas y demás miserables. Esperemos que no se lleve por delante a nadie que no deba, pero sobre todo deseamos que venga y todo esto finalice por el bien de todos. Un sector de la prensa deportiva cordobesa para haber cazado la exclusiva. ¿Será otro bulo? ¿Será que no hay dos sin tres? ¿O será que a la tercera va la vencida?

Todas las preguntas que se hicieron en su día siguen sin respuesta. Yo sigo sin entender qué busca en un club de segunda un grupo extranjero, sea árabe, italiano o ecuatoriano. Sea quien sea, tiene que demostrar que viene a mejorar lo que hay, y para ello hace falta mucho dinero y gente de fútbol. No valen solo palabras, que se las lleva el viento, por mucho notario que haya por medio.

domingo, 23 de enero de 2011

El partido que nunca ganamos (II)

¿Alguien seriamente creía que hoy ganaríamos? Este equipo lleva dos temporadas cagándola justo en el partido que, de vencer, nos alejaría del descenso y nos haría rozar los puestos altos. Este de hoy solo ha sido el volumen 2, porque el primero ya lo vimos en Alcorcón. La temporada pasada ya lo vivimos seis o siete veces. Nada nuevo, rutina, rutina y rutina.

El Girona se presentó en el Arcángel después de dos victorias consecutivas con un conservador 5-3-2. Sin embargo en el primer acto el balón fue rojiblanco. Con Usero calentito en el brasero y Jorge Luque lejísimos de su mejor forma, el centro del campo fue dominado fácilmente por los catalanes. También las bandas, donde De Coz veía a Moha pasar como las vacas al tren. Sin embargo, no parecieron creérselo mucho nuestros rivales que no apretaron demasiado a pesar de la debilidad de los nuestros e incluso llegaron a permitirse el lujo de perder tiempo.

En la segunda, el Girona decidió dar por bueno el empate y concentrarse en desbaratar los tímidos acercamientos blanquiverdes. Oriol, en una mala racha goleadora preocupante, desperdició varias ocasiones, sobre todo una muy clara en la que le cayó un balón de los cielos y que envío al limbo con la zurda, cuando lo fácil era marcar. El único respiro lo sintió De Coz cuando Moha fue sustituido, con lo que el lateral pudo sumarse al ataque, comenzando así los únicos momentos de dominio local.

Cuando menos lo merecía el Girona, Kiko Ratón justificó su entrada en el campo haciendo lo que suele cuando se enfrenta a nosotros, convertirse en Super Ratón. El tanto provocó la huida en masa de la parroquia, harta de tan repetido y dantesco espectáculo. Pero aun quedaban dos pequeñas alegrías. La primera el debut del canterano Vico, para orgasmo del speaker, y la segunda el rescate del empate gracias a un zapatazo de Arteaga. Quizás justo, pero insuficiente para rellenar la ilusión del cordobesismo.

¿Llegará mañana el cheque que cambiará nuestras vidas? Yo me mojo. NO.

jueves, 20 de enero de 2011

Cordohólicos anónimos

Como una terapia de grupo de alcohólicos anónimos, en la masa redonda organizada por Cordobamanía esta noche, hemos salido reconfortados. No tanto por las noticias que sabríamos no iban a ser muchas, pero sí por la puesta en común por un nutrido grupo de aficionados y periodistas (los cuales han mostrado su lado más cordobesista y eso siempre es agradable) de los temas de actualidad en los que se mueve nuestra adicción. Poner un resumen sería un trabajo para nota, pero las ideas claves que, para mí, sobresalen son dos. La primera es que nadie se cree la venta a De Aldama y empieza a ganar adeptos la tesis de que la SAD no va a cambiar de manos, al menos de forma práctica. Y la segunda, y más importante, es que el fútbol sin sensaciones y sentimientos no tiene sentido.

Esta última idea es el resumen, no solo de la tertulia de hoy, sino de la historia del Córdoba en los últimos años. Un barco sin destino, objetivos, sin timón y muchas veces casi sin marineros. Solo quedan los familiares esperando que el buque llegue algún día a puerto. Esos somos nosotros, claro, siempre pacientes, siempre comprensivos, pero ya cansados de tanto viaje sin rumbo.

Sin duda lo mejor es haberle puesto cara a ciertos periodistas a los que habitualmente leo y escucho, y a algunos foreros/as con los que comparto penas, lloros y quien sabe si algún día una gran alegría. Si me gustara el fútbol no iría al Arcángel, pero no me cansaré de exigir que todo el que se escude detrás de mi camiseta, me transmita sensaciones. Y no porque pago, sino porque siento.

martes, 18 de enero de 2011

Me quieren, no me quieren...

Deshojando margaritas se entretiene el Sr. De Aldama a lomos de su coche (¿un dos caballos?) entre Córdoba y Madrid. Prasa espera impaciente que el amor que les libra del pecado de la disolución cristalice en forma de pagaré y transferencia desde Ecuador.Y mientras la afición no sabe si llorar o tomarse ya la venta a cachondeo.

Cada día que pasa van quedando más claros una serie de interrogantes. El primero es la "solvencia" del grupo "inversor" comprador. Una transferencia de tres millones de euros es calderilla para que tarde más de dos semanas. Hoy, en la era de las nuevas tecnologías, esto se hace de un día para otro. No debería ser un problema el cambio de divisas, ¿o es que el Sr. De Aldama vino a comprar el Córdoba con lo puesto y ahora está buscando el dinero? Espero que no. Otra pregunta que se va resolviendo con el tiempo es que Prasa ha puesto el club en manos del primero que ha venido con un pagaré. Que no nos cuenten historias del tipo "hemos buscado lo mejor para la SAD", porque no nos las tragamos. El problema de Prasa es ahora ese pagaré porque como indica la palabra, pagaré...o no, que es lo que la promotora está esperando.

El "cordobismo", con la balsámica victoria en Gran Canaria, espera expectante, pero algo más calmado el final de la novelilla, dirimiendo si los 3000 euros de capital social de la empresa del Sr. De Aldama serán suficientes para avalar 10 millones de euros de deuda del club. ¿Hacemos nosotros una empresilla de este tipo y nos hacemos cargo? ¿Algún cordobesista es ya insolvente para ponerlo al mando? 

sábado, 15 de enero de 2011

El Córdoba deja malherido a Paco

Ya tenemos nuestra victoria mensual. Con toda justicia el Córdoba gana a Las Palmas por un suficiente pero pírrico 0-1, al menos vistos los méritos de unos y otros. El equipo amarillo solo asustó durante el primer cuarto de partido, cuando el empate aun no habido sido roto por Alberto Aguilar en una segunda jugada tras un córner. A partir de ahí, las prisas y la ansiedad se hicieron dueños del equipo canario no logró llevar peligro a la meta del pelirrojo Alberto en la hora larga en que fue perdiendo. 
No es nuevo que los equipos de Paco Jémez no tienen como virtud el orden y el manejo de los tiempos. Hoy no fue una excepción. Donde mejor se mueven los blanquiverdes, contra un equipo roto, descabezado y en clara cuesta abajo, debieron matar el partido mucho antes de los tres silbidos. Sin embargo, nuestras carencias ofensivas fueron el lastre habitual que impidió al aficionado cordobesista disfrutar de una segunda parte algo más tranquila. Así, Sesma y De Coz no terminaron de destrozar la bananera defensa insular. Sobre todo este último, al que se le nubló la vista en 3 para 1 cuando disponía de dos compañeros libres de marca para casi empujar el balón a la red.

Pero ganamos, que no es poco, y además a un rival directo, al que dejamos con 21 puntos al filo de los puestos de descenso, con una victoria en los últimos 11 partidos y con un derbi contra un Tenerife en clara ascensión la próxima semana. El Girona nos espera en el Arcángel para cerrar una primera vuelta de altibajos y después el choque contra el Salamanca dará inicio a la segunda, también en el coliseo ribereño. ¿Se imaginan que ganamos los dos? ¿Por qué no? Gran Canaria no ha sido un feudo de buenos recuerdos (hoy es la segunda vez que se gana en la historia) y miren. Hoy me apetece soñar.

Cordobamanía, diez años engrandeciéndonos

La venta de la SAD nos ha hecho desviar, a veces injustamente, la vista de otros temas muy importantes para el club. No quería dejar pasar la oportunidad para felicitar desde Blanquiverde Blog a la Peña Cordobamanía por su reciente décimo cumpleaños. Desde su creación en 2001, por unos jóvenes locamente enamorados de los colores blanquiverdes, la peña Córdobamanía (antiguamente Ciberpeña) ha llevado a gala su sentimiento cordobesista a lo largo y ancho de la geografía española, por muy lejos que allí jugáramos, por muy mal tiempo que hiciera o muy mal clasificados que marcháramos. Esto es un fenómeno que no ocurría con el Córdoba antes de la creación de esta peña. Los viajes existían, sí, pero principalmente se viajaba cuando el desplazamiento era corto o cuando había algo en juego. Sin embargo, Cordobamanía ha estado presente en el 99% de los encuentros en los que el Córdoba ha jugado como visitante. No muchas peñas en toda Europa podrán presumir de ello.

Además, su comportamiento ha sido siempre exquisito allá por donde han pasado, haciendo amigos en todos sitios y recibiendo como tales a miembros de diferentes peñas que han tenido a bien visitar nuestra ciudad, mucho más desde que inauguraron su primera sede, hace ahora tres años.

Múltiples han sido sus iniciativas solidarias, como la recogida de alimentos para colectivos desfavorecidos, pero quizás la mejor idea que algún miembro de ellos tuvo fue la creación del foro cordobesista, auténtico espejo del sentir del aficionado cordobesista y sitio visitado por todo aquél que esté relacionado con el Córdoba, incluyendo por supuesto a los dirigentes, técnicos y jugadores.

Diez años engrandeciendo al Córdoba bien merecen un detalle por parte del club. Por mi parte, aquí tienen el mío.

miércoles, 12 de enero de 2011

100 días

Fin del culebrón. De Aldama coge las riendas de la SAD. Se mascaba la tensión ya desde ayer y hoy definitivamente ha explotado. Y para explosión la de la afición ya que el sentir de la mayoría es el de decepción y desilusión, no hay más que navegar unos minutos por los foros. Mucho me temo que la ilusión que había creado el proyecto italiano ha traído estos lodos. Pero, ¿de verdad alguien confiaba a ciegas en los italianos? Tampoco parecían tener muy buen currículum con la justicia transalpina.

En su primera comparecencia nuestro nuevo capo parecía un poco perdido. Era como si hubiera cogido a última hora ese famoso tren del refrán que no hay que dejar pasar. Aun no sabe casi ni cual es su vagón, su asiento o si se le ha olvidado en casa algo que debía estar en la maleta. El mismo tren que lo arrolló hace un par de años la primera vez que intentó cogerlo. Quizás sea por eso que no ha vendido un proyecto demasiado ambicioso, muchos dicen que no lo ha hecho porque no lo tiene. Veremos.

Nosotros, la afición, haremos nuestro trabajo: exigir. Pero que nadie se engañe. Los italianos no eran la panacea (ya preguntábamos en este blog a qué venían unos señores extranjeros a comprar un club de segunda peligrosamente endeudado) y tampoco han sido serios durante el proceso, quizás asustados por la incompetencia de Salinas. Somos un club de segunda división con una deuda importante a punto de cumplir y los que había han salido por patas. ¿Alguien pensaba que Botín y Florentino iban a darse de leches por comprarnos?

A pesar del tufillo a testaferro que tiene De Aldama, pienso sinceramente que hay que darle 100 días a esta gente para que empiece a moverse. Se juegan, al fin y al cabo, su carrera, su prestigio y sobre todo su dinero, por poco que pongan. Después de ese plazo, creo que todos hablaremos con más propiedad que ahora, donde el miedo, la incertidumbre y la desilusión, nublan nuestra razón y envenenan nuestra lengua. Al fin y al cabo estaremos los de siempre, en primera o primera andaluza.

martes, 11 de enero de 2011

Blanquiverde antes de nacer


Me llamo Álvaro y aún no he nacido. Mis papás, Rafa y Laura, han estado llamándome "bebé", a secas, hasta hace unos días, cuando la ecografía delató mi sexo de todas a todas. Yo, por supuesto, ya sabía que era un machote, y por eso me hacía mucha gracia que todo el mundo hablara de mí de manera tan indeterminada.


No, no me he colado en este blog por equivocación. No vengo a montar un discurso anti-abortista, ni a solicitar que vuelva el cheque-bebé. Eso aquí no viene al caso. Es bastante más simple.

Veréis; mis papás son más cordobesistas que el escudo, sobre todo mi papá, al que le duele su equipo más que a nadie. Menos mal que un trocito de su corazón lo ocupa el Barça, y los éxitos blaugranas suelen ser la tirita que cura la herida de los fracasos blanquiverdes.

Estas últimas semanas, noto a mi papá muy raro; aunque no puedo verlo, percibo que está bastante nervioso y muy, pero que muy cabreado. Hace unos días, incluso, se enfadó tremendamente con un señor que debía haberle dado un manotazo a la vajilla y romper algo, porque mi papá gritaba: "¡Jonathan! ¿Qué has hecho con la mano?, ¡Desgraciao, que nos has dejao sin copa...!". Bueno, decía eso y muchas otras palabrotas que un niño, y menos aún, un proyecto de niño como yo, no puede repetir.

El pasado sábado, igual o peor. A mis papás les gusta la música, pero hay un cantante, un tal Agus, que debe desafinar porque papi llegó de muy mala uva, y repitiendo una y otra vez: ¡Dios mío! ¡Cómo canta Agus!

En casa no se habla de otra cosa: que si Alcaraz, que si las goteras del estadio, que si los italianos, que si la Segunda B, que si Salinas, que si los fichajes de invierno... Yo ya estoy un poco harto de no ser el centro de todo, y, aunque sé que no es verdad, de vez en cuando pienso que el único bombo que le ha importado a mi papá últimamente fue el del Sorteo de la Copa del Rey.

Yo, antes de nacer, ya soy blanquiverde. Me sé el himno del Queco de pe a pa. Seguro que, por ahí, en algún cajón, hay guardados para mí unos patucos blanquiverdes. Y sé, porque me lo dice bajito, que mi papá sueña con el día en el que le acompañe al Estadio por primera vez. Por eso, porque nadie tiene derecho a jugar con los sueños de mi papá, y porque ningún incompetente va a romper sus ilusiones, nuestras ilusiones, exijo que todos los jugadores, técnicos, directivos, etc., echen el resto, y vendan incluso su alma al diablo, si es necesario, para que los que soñamos en dos colores, en blanco y en verde, sigamos soñando mucho, mucho tiempo...

Yo, a cambio, prometo que, de mayor, seré como mi padre: bueno, trabajador, honrado, inteligente, pero, sobre todo, cordobesista.

sábado, 8 de enero de 2011

No le ganamos a nadie

La Ponferradina no era un rival temido por el aficionado cordobesista, quizás porque nunca nos habíamos enfrentado a ella o quizás porque más de la mitad de su historia ha estado navegando por la 2ºB y buceando por la 3ª. Pero hoy, si alguien ha merecido ganar en el ya típico barrizal del Arcángel, ese fue el equipo del Bierzo.

Mientras el público aun dudaba si pitarle a Sesma o no, Yuri recibió un buen balón dentro del área, quebró a Richi y se la puso imposible a Alberto. El brasileño no es un ex-cordobesista pero casi, porque todos los veranos está en nuestra órbita. El Córdoba despertó al rato, un poco debido a los pitos de una cansada afición y otro gracias a que Del Olmo mandó alto una pelota de forma incomprensible, cuando lo difícil era fallar. Pero los blanquiverdes tienen al menos un virtud, las faltas colgadas al área. Hoy entraron dos, ambas con Callejón como protagonista, en la primera asistiendo y en la segunda marcando. Previa a esta, la Ponfe ya había hecho su segundo en otra jugada similar. Los continuos despropósitos por parte de ambos conjuntos impedían al público aburrirse. El que no se consuela es porque no quiere.

A Pino Zamorano le apeteció que el Córdoba encarara la segunda parte ganando. Así que se inventó un penalty en una jugada en la que el inédito Sesma había perdido la posición. Por si fuera poco, mandó repetir a Luque la pena después de que el calvo la hubiera fallado. Sin embargo, esa justicia que tanto anhelamos el miércoles premió a la Ponferradina con un golazo a pies de Toribio, que se coló por toda la escuadra. De ahí al final más bien poco. Alberto, dubitativo otra vez toda la tarde, mandó bien a córner un envenenado tiro de Yuri y en el último suspiro el árbitro anuló un gol a Usero por fuera de juego ¿compensación? Nadie de los blanquiverdes protestó.

No le ganamos a nadie. La sequía se hace más grave si cabe contra los rivales de abajo: Albacete, Nastic, Tenerife, Ponferradina, Recre, Alcorcón... Esta tarde, que nadie se engañe, ambos contendientes han demostrado que hoy por hoy, son claros candidatos a marcharse al pozo de la 2ªB. Ahora toca Las Palmas donde nunca se gana (al menos que yo recuerde) con Paco Jémez y Luna Eslava con el cuchillo entre los dientes. O nos pitan treinta y siete faltas cerca del área o ya sabemos el resultado.

viernes, 7 de enero de 2011

Sesma no es Bin Laden


No es justo. No podemos criminalizar a un jugador por una jugada absurda, por no mirar al balón y preferir mirar al contrario para no llevárselo por delante, por, en definitiva, tomar una decisión equivocada. Debemos contar hasta cinco, hasta diez, o hasta ciento diez, antes de montar la que, entre periodistas y aficionados, se está montando. En caliente las cosas se ven de diferente forma; con la edad, uno se hace más pragmático y deja de ser intransigente sin dejar de ser forofo. Dejemos el acoso mediático para maltratadores, médicos negligentes, políticos corruptos o malos gobernantes.

En primer lugar, nadie que se vista por los pies puede decir que la rareza de la jugada esconde otras connotaciones. Ni el Depor va a fichar a Sesma, ni existe una red ilegal de apuestas en la que se pagara una millonada por un penalty en el último minuto o, en general, por la eliminación del Depor. En todo caso, lo contrario.

En segundo lugar, esos que lo tachan de mercenario... pues llevan razón. El 99% de los jugadores lo son. Salvo rarísimas excepciones -por otras connotaciones-, cualquier jugador del Madrid puede acabar en el Barça y viceversa. En el caso de Jonathan Sesma, habría que preguntarle a Crispi, el entrenador que lo dirigió en su primera etapa en Córdoba, por qué no rindió, y luego sí lo hizo -y muy bien, por cierto-, en Cádiz o Valladolid.

En tercer lugar, deberíamos criticar a jugadores o entrenador por un conjunto de situaciones en las que reiteren falta de actitud o aptitud, pero no por una circunstancia tan concreta.

Y, en cuarto lugar, habría que reprocharle a Alcaraz que no haya manifestado públicamente su apoyo al jugador, de manera clara y expresa y no subliminal, para evitar que lo crucificasen. El silencio, casi siempre, es lo que hace que la carnaza prolifere.

Todos estamos jodidos. Y, no hay duda, si teníamos que perder, hubiéramos preferido un tres a cero claro que nos hubiera dejado mejor sabor de boca. Entonces todos habrían salido diciendo aquello de "Lo que nos importa es la Liga", o "Jugar domingos y miércoles era perjudicial para una plantilla tan corta".

Hace muchos años, yo me prometí a mí mismo no pasar más sofocones con el fútbol , sobre todo porque, conociendo como he conocido a muchos jugadores, yo no concebía eso de que, tras una derrota, tú te encerraras en casa de mala leche, y muchos de ellos estuvieran de copas y sin importarles un pimiento si habían ganado o perdido. Ahora no va a ser una excepción. Por supuesto que hubiera preferido jugar los cuartos..., las medias y las enteras. Pero, más allá del calentón del post-partido, no hay que pasar de ahí, porque, si por una jugada desgraciada que nos elimina de la Copa, se lía la que se está liando, ¿qué debía haberse montado en Villarreal en 2006, cuando Riquelme falló contra el Arsenal el penalty que les metía en final de Champions? La silla eléctrica, quizás...

jueves, 6 de enero de 2011

Sesma, no te lo perdonaré jamás

Es probable que nadie recuerde que el Córdoba hizo una competición copera de notable alto, eliminando a un primera como el Racing. Es muy posible que nadie recuerde dentro de unos años que el Córdoba mereció ganar ambos partidos de octavos. Todos olvidarán que De Cerio no supo peinar un maravilloso centro de Javi Flores, ni que Lucas estuvo por encima de Lotina durante toda la eliminatoria, haciendo los cambios correctos en el momento correcto. Tampoco pasará a la historia el hat-trick de Adrián, ni tampoco que Alberto nos mantuvo en el partido con un par de buenas actuaciones. No permanecerá en la memoria que el árbitro nos privó de una prórroga igualada expulsando injustamente a Tena, ni que Valerón nos ajustició con, probablemente, la última obra de arte de su carrera.

Nadie olvidará los tres minutos siguientes al fabuloso gol de Arteaga, con el corazón a 120 y con pie y medio en cuartos. Para nosotros quedarán.

Nadie podrá olvidar jamás el momento en el que Sesma se creyó por un segundo Casillas, o si no, en el instante en el que quiso convertirse en Gasol. Nadie recordará que ya tuvo el partido de ida en el último minuto, pero ningún cordobesista podrá quitarse de la cabeza el noventa de la vuelta, donde este futbolista (por llamarlo de alguna manera visto que utiliza mejor las manos) nos amargó la noche de reyes.

Un 1,42% del tiempo total que ha durado la eliminatoria hemos sido felices. Más o menos lo mismo que el resto del año. Pero hoy nos ha dolido mucho, mucho más que cualquier otra eliminación copera que yo recuerde. Ojalá que los reyes, que ahora empiezan su trabajo, le traigan a Sesma carbón para poner una térmica. Como esto es un blog de opinión (que informe quien tenga que hacerlo) puedo decir sin arrepentirme que no te lo perdonaré jamás, Sesma, jamás.

domingo, 2 de enero de 2011

Nada nuevo bajo el sol

Parece que el 2011 nos trae la misma película que llevamos viendo un par de años, sobre todo fuera de casa. Tiramos la primera parte, nos estiramos en la segunda y nos marca un ex-cordobesista. En esta ocasión Asen, uno de los pocos a los que les guardamos cariño. Nada nuevo bajo el sol. Lo único distinto es que ahora el portero bueno lo tienen los rivales y Sesma juega, pero no le hace un gol al arco iris. Tampoco sale Usero, pero A.Aguilar no parece mejorar demasiado el ritmo del equipo. ¿Por qué Charles solo sirve ya para jugar un ratito al final? Y todo esto ante un rival de nuestra liga, de los malos, de los que tampoco tienen calidad ni una afición que acuda en masa al estadio. Cada día que pasa parece que tienen más razón aquellos que dicen que la plantilla es peor que la del año pasado...y todo esto sin poder fichar ahora y sin venta salvadora a corto plazo. Miel sobre hojuelas.

Pues nada, ya estamos donde todos los años. Al filo del descenso, nuestro sitio habitual. Después del lamentable 2010 bien nos merecemos un regalo de reyes en Riazor, aunque casi nadie lo espere. Espero que la Ponferradina, a la que le acaban de meter cuatro en su propia casa, sea igual de flojita que parece, aunque claro que a nuestro lado...