sábado, 31 de diciembre de 2011

Feliz Blog mil 12

En este 2011 que agoniza, este humilde blog ha echado los dientes de leche. Ya supera el año de edad, ese tan difícil para todas las webs de este tipo, en el cual la mayoría perecen en el laberinto que es la red. Si fuera un niño, su pediatra diría que ya no lo tumba nadie.

Chiquito, pero intentando ser matón, hemos superado las 25.000 visitas desde su creación, a una media de 2.000 mensuales. Este diciembre hemos destrozado la cifra de 3.000 clics, lo que supone nuestro pequeño pero importante record, como diría Paco Jémez.

A lo largo de 2011 hemos recibido felicitaciones de los mejores periodistas deportivos de la ciudad, entre ellos Francisco Merino y Toni Cruz, a quienes agradezco sus lecturas, sus comentarios y su apoyo. Para mí supone un estímulo que aquellas plumas que siempre he seguido tengan a bien hacer lo mismo con nosotros.

También hemos recibido algún palo. Los más reseñables son recientes: un dolido bético disfrazado de anticordobesista  debe ser el primero del globo y un sospechoso agente, agente sospechoso o sospechoso de ser agente como quieran llamarlo, que quizás haya temido aunque sea un poquito al leer "esta ratería de blog" por algún negocio futuro. Quizás no han entendido que lo que se hace en BlanquiverdeBlog es opinar; el trabajo de informar es de los informadores. Sin embargo, la crítica constructiva nos estimula sobremanera y siempre es bienvenida, ya sea anónima o nominal, que aquí no nos comemos a nadie.

Además de nuestros visitantes, de algún colaborador ocasional, los amigos y, sobre todo, el Córdoba Club de Fútbol, BlanquiverdeBlog somos Paco y Rafa.

Paco es fútbol. Supongo que todos conocemos a alguien que no es entrenador, no ha sido futbolista no me vayas a salir con que jugaste en el Don Bosco, pero ha visto tres millones de partidos y eso le licencia para sentar cátedra en esto de la pelota. Quizás los que iban al viejo Arcángel y a los primeros años del nuevo, recuerden a ese tipo con barbas que salía en la revistilla que nos daban a los primeros que llegábamos al estadio, y que no dejaba títere con cabeza. Ese es Paco. Pues con el paso de los años las casualidades de la vida le han convertido en mi tío, político, pero como en política no nos vamos a poner de acuerdo, hablamos de fútbol.

El primer año que su abuelo lo llevó al fútbol, Rafa recuerda a Mariano Mansilla haciéndole 4 ó 5 goles de los 9 que se llevó aquel Brenes de tercera, que nos ganó 1-0 en la vuelta, algo que Rafa no pudo entender, pero que su abuelo le explicó a la perfección: El fútbol no son matemáticas, niño, son las ganas. Y eso es lo que ponemos en este sitio, ganas, cuando podemos y queremos, porque lo único que sacamos de aquí es terapia psicológica para nuestra locura. 

Esta noche la soleá de las Tendillas nos recordará que somos algo más viejos. Todos sabemos lo duro que ha sido el año que se acaba, no creo que haya recordarlo. Pero el fútbol, de nuevo, se ha encargado de llevar la contraria. Que siga.

Desde BlanquiverdeBlog os deseamos que en 2012 os sintáis plenamente felices. 

Volveremos.

jueves, 29 de diciembre de 2011

La ilusión de un padre, ni tocarla

No me gusta tirar de refranes o frases hechas, pero a veces no hay forma mas apropiada de expresar situaciones que como ya lo hicieron otros antes. De bien nacidos es ser agradecidos, y como me tengo por bien nacido y del alumbramiento de mi hijo doy fe, tengo que expresar en estos mismos foros el agradecimiento de corazón al presidente de nuestro Córdoba D. Carlos González y a su consejero D. Sergio Medina por su personal y rápida actuación.

Como los tiempos adelantan que es una barbaridad (seguimos con “desiuras”), gracias a internet la carta en la que ponía de manifiesto lo ocurrido con el no bautismo pagano (entiéndase blanquiverde) de mi hijo ha llegado a oídos del presidente de nuestro club el cual ha actuado, no diré como esperaba, sino como nunca hubiese imaginado.

Que un señor que sin duda tiene que tener cosas más importantes y perentorias en la cabeza que ocuparse de un simple aficionado de la que seguro será la empresa más ruinosa que jamás ha presidido, se digne a llamarme personalmente...¡Señores! me quito el sombrero (si lo tuviera).

Este caballero no me ha pedido disculpas, porque como me ha dicho la situación disculpas no tiene, pero me ha manifestado su malestar con la situación y su inmediata solución, mi criatura tendrá su carnet de socio del Córdoba con fecha 24 de diciembre de 2011.

El Sr. González me ha demostrado que otra cosa no, pero le importa el Córdoba. Sin duda no puede sentirlo como muchos de nosotros lo sentimos, todo se andará, pero como buen empresario sabe que lo más importante en el mundo de los negocios es el cliente y que el cliente de un club de fútbol es muy especial, porque compra un producto extraño; compra sentimientos, emociones, gritos de júbilo, lágrimas de emoción, de tristeza, desengaños, ilusiones...y la ilusión ¡ay, la ilusión! Ni tocarla.

Me ha hecho mucha ilusión esa llamada, no por el hecho en sí sino por lo que supone. El anfitrión de la casa sale a recibir al más humilde de sus invitados, al último en llegar (que no el menos importante), le escucha, le atiende y resuelve su problema. Me alegra comprobar como las cosas en el Córdoba están cambiando y no sólo en el terreno de juego.

Dentro de unos años al niño le encantará el fútbol, el tenis o la equitación (esperemos que no), vendrá o no al estadio, pero tendré una historia que contarle, como con sólo unos días de vida (pudieron ser horas) se unieron las dos ilusiones más grandes que tenía su padre: Ver su preciosa cara y su nombre estampado en una tarjeta que pone “Córdoba Club de Fútbol, temporada 2011/12”

Para mi hijo Yago Galván Cubero.

PD .: Aclarar que no tengo nada en contra de la empleada del Córdoba que me atendió, ya lo ha hecho otras veces con total amabilidad y profesionalidad, y que donde dije “corta de entendederas” hacía referencia a que no comprendió la importancia que tiene hacerse simpatizante de un club, a veces más que socio.

PD.II: Agradecer la ayuda de “mis compañeros” y la rápida gestión personal de Sergio Medina para solventar la situación.


Jose R.Galván, abonado nº 496

Lo que cuesta ser del Córdoba

¿Cuánto cuesta ser del Córdoba? Parece una pregunta fácil de contestar, más teniendo en cuenta mi dedicación como profesor de Economía. Cualquier persona con dos dedos de frente y algo de voluntad sería capaz de contestarme: 342 € es lo que me cuesta ser del Córdoba como abonado de tribuna descubierta. Es más, podríamos calcular cuanto me cuesta cada partido, cada gol, cada minuto en ese estadio, una simple media aritmética podría darnos la respuesta. Por desgracia esto no es tan simple, no es tan fácil.

¿Cuánto cuesta ser del Córdoba? Mucho, muchísimo, infinito. ¿Cómo podríamos valorar mi primer partido viendo al Córdoba en el viejo Arcángel con cuatro años de la mano de mi tío y mi abuelo? ¿cuánto vale ese recuerdo? Deberíamos tener en cuenta el tiempo que pasé esperando que abrieran las puertas quince minutos antes del final, el año que nuestro actual técnico mandaba sobre el verde ribereño, la ilusión de sacarme mi primer carnet a los quince años con mis propios ahorros, el día que casi pierdo la vida por un accidente de moto yendo a ver a mi equipo (y lo vi a pesar del susto), el gol de Nandi de falta en copa contra el Sevilla, los trallazos de Momparlet, el incomparable Mantecón, los sinsabores por campos infames, mi primer viaje siguiendo a mi equipo a la Línea, los destierros de Linares, Montilla y Ecija, las lágrimas que derramé en Riazor, la agresión y humillación que sufrí en A Malata, la afonía de Elche en la imborrable fase de ascenso, la taquicardia del 99, perderme el debut en 2ª por estar buscándome la vida fuera de España, la vergonzante primera vuelta del año del descenso y la orgullosa ovación el día del Valladolid, la despedida de Roberto, los escupitajos a Asen en Pontevedra, los 175, el penalti del Cádiz, el vuelo de Pierini, los accesos tercermundista con lluvia, el frío polar, el sol abrasador, jugarse la vida cada quince días en un estadio en demolición constante, la multa de coche por ir a ver un 0-0 intranscendente a Ecija, las continuas burlas de quien sólo sabe ganar con un Madrid o Barça de bar, la cara de extrañeza cuando dices que eres sólo del Córdoba, Lopez Murga, Valentín, Pepín, Bouzo, Leiva, Algar, Quero, Whellington, Morán, Loreto, Espejo, Gato Montes, Luna I y II, Sandokanes y “cordobistas” en general, el marcador Dardo...Podría seguir, 36 años de vida en blanco y verde dan para mucho más, pero no ha sido hasta hoy cuando he conseguido ver cuanto cuesta ser del Córdoba.

Mi hijo nació el pasado 24 de diciembre a las 2 y 14 minutos de la madrugada y desde ese momento tuvo algo que lo diferenciaba del resto de niños que nacieron esa noche. No era más guapo, ni más alto, ni lloraba más, ni siquiera sus padres lo querían más de lo que los demás padres querían a sus hijos, pero era especial porque era cordobesista de nacimiento y con eso a mí, a su padre le basta. No obstante, después de pasar la noche en vela, a las 12 de la mañana me dirigí a cumplir mi obligación e inscribir a mi hijo en el registro, pero no en el civil sino en el que más me importaba, en el de mi equipo. Mi hijo sería del Córdoba antes que nada, antes que español y antes que ser considerado persona.

Mi sorpresa es que no pude inscribir a mi hijo porque no era posible hacerlo en ninguna de las tiendas que tienen habilitadas para ello y me remitieron para hacerlo cualquier día laborable en el Arcángel. Con la consiguiente desilusión tuve que esperar hasta ayer 28 de diciembre para hacer el segundo intento. Tras cumplir con los trámites legales que me obligan fui a cumplir con el que me inspira, pero una señora (morena, pelo corto y entendederas aún más cortas) me dice que “Está muy ocupada vendiendo las entradas del Español y que de ninguna manera puede perder el tiempo haciendo a mi hijo abonado y que vuelva cuando haya pasado el partido” (el que hoy haya ido al estadio habrá podido comprobar las "kilométricas" colas de aficionados retirando sus pases para el partido de copa).

Desilusionado, cabreado y abatido, abandoné el estadio pensando en si de verdad merece este club mis sufrimientos, si está a la altura de la afición, del sentimiento y sobre todo si mi hijo se merece la soberana putada que pretendo hacerle uniendo su persona a este despropósito de entidad. Con lo fácil que es hacerle del Barça, del Madrid o del Sevilla, en dos días tendría su carnet y un seguro de victorias y alegrías frente a nuestros infinitos sinsabores. ¿Todavía alguien se pregunta por qué somos el culo del fútbol? Porque ser del Córdoba es muy difícil, ser del Córdoba cuesta mucho, chato.


Jose R. Galvan (Abonado nº 496)

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Córdoba CF, una Roma B

El preciosista juego mostrado por el Córdoba desde que Paco Jémez cogió los mandos en verano, no ha pasado desapercibido a lo largo y ancho de la vieja Europa. Al interés por Javi Hervás (de moda en el blog en los últimos días) de clubes como Manchester United o City, se une ahora el seguimiento que está realizando la Roma italiana al equipo blanquiverde.

Todo ello ha sido orquestado por el míster del equipo transalpino, Luis Enrique, anterior entrenador del filial del Barcelona y experto conocedor de la categoría de plata del fútbol español. Fuentes fideindignas de Blanquiverde Blog han conocido que el asturiano ha comunicado a los dirigentes de la scuadra capitolina que sería crucial para la mejora del rendimiento de la Roma, firmar un convenio con algún equipo cuyo juego sea de toque y precisión. Como evidentemente no habría posibilidad alguna de llegar a un acuerdo con el Barcelona, el míster aseguró que el mejor plan B sería el Córdoba, al cual sigue puntualmente por televisión.

El acuerdo sería beneficioso para ambas partes, ya que la Roma tendría trato prioritario en todas las negociaciones futuras de ventas de jugadores y el Córdoba se beneficiaría de promesas del equipo italiano que no van a disponer de minutos en la serie A o de veteranos consagrados que ya han perdido su sitio en el equipo titular. ¿Imaginan a Totti colgando las botas en el Arcángel? La ilusión, ni tocarla.

martes, 27 de diciembre de 2011

Respuesta de Javi Hervás


Hola. Soy Javi Hervás. Desde Punta Cana, donde estoy pasando unos días de descanso, os escribo estas líneas como respuesta a vuestra carta que acabo de recibir mientras tomaba el solecito, a ver si cojo color, que luego Charles vuelve de las vacaciones y se mete conmigo y me dice que "me ve muy blanco". ¡Jodío Charles! (http://blanquiverde.blogspot.com/2011/12/carta-javi-hervas.html). Perdonad un momento: ¡Rolandooooo!. ¡Una cervezaaaaaa sin alcohooool!.

Disculpad, pero a este camarero o le gritas o pasa de tí. Bueno, al grano. Os agradezco vuestros consejos... pero yo sé equivocarme sólo. Tengo a mi representante haciendo horas extras con la subasta a ver quién da más. De momento lo único que tengo claro es que al Castilla va a ir la señora madre del periodista del Marca que sacó la noticia. Le hemos propuesto a Florentino que pueden bajar a Kaká al segundo equipo y darme a mí su ficha... Se lo está pensando.

Lo que ocurre es que este año estoy flipando con el juego de mi equipo, y sólo podría ir a otro en el que también disfrutara jugando... El problema es que en el centro del campo de ese otro equipo están los mejores jugadores del mundo, e igual tengo algo más complicado hacerme con un puesto de titular. En fin, que sigo deshojando la margarita.

Últimamente me están entrando ganas incluso de jugármela, renovar por el Córdoba, estar uno o dos años más aquí, y ser el estandarte de un gran equipo en Primera. Es un reto y a mí me gustan los retos. Soy cordobés... ¡de la tierra de Julio Romeroooo!. ¡Rolandooooo!. ¡Te dije sin alcohol, jodeeeeer! ¡que me estoy poniendo piripiiiii!.

Bueno, seguimos. Soy cordobés y sobre todo cordobesista. Y para alguien como yo, que hace pocos meses era un desconocido y jugaba en infames campos de tierra, igual continuar aquí e ir poco a poco es más razonable.

Por tanto, os pido un favor: No me agobiéis. Yo intento estar centrado en mi trabajo, pero la presión mediática es mucha, y así es difícil concentrarse. Sólo tengo 22 años, pero soy lo suficientemente maduro como para desconfiar de los cantos de sirena.

Me gusta jugar al fútbol y no quiero ser carne de banquillo en ningún equipo, ni en el mejor del siglo pasado, ni el mejor de este siglo. Tengo como entrenador a alguien que ha apostado por mí, que me ha dado confianza, y que ha sabido ver lo que otros no vieron... o no quisieron ver. Por lo tanto, tengo la obligación moral de devolverle lo que me ha dado.

En fin, no os canso más. Voy a acabarme mi cervecita sin alcohol y a preparar las maletas, que tengo que coger el vuelo para jugar la pachanguita de Kanouté y compañía. A ver si tengo suerte, marco un gol, y se lo dedico a Lucas Alcaraz. Y si meto otro, ya veré si a Zubillaga o a Salinas. Según me dé.

Que paséis todos unas felices fiestas, y nos vemos el día 5 en el partido de Copa. Gracias por todo.

Javi Hervás

lunes, 26 de diciembre de 2011

Carta a Javi Hervás

Estimado Javi.

¡Qué fiestas más raras estarás pasando! En vez de dejarte descansar y disfrutar con tu familia, se empeñan en no dejarte celebrar tranquilamente que has pasado de jugar en tercera a ser titular en el equipo de tu vida en menos de lo que canta un gallo. Estos periolistos madrileños que te están llenando la cabeza de pájaros no lo hacen por ti, sino por ellos. En estas fechas no hay mucho que contar y todos los años se entretienen en tirar a la diana a ver si aciertan. Por no ir más lejos recuerdo las habladurías del curso pasado, las cuales colocaban a David Rodríguez del Celta en el Valencia y otros que veían hecho el traspaso de Dani Benítez del Granada al Atlético. Está claro que alguna vez aciertan, como al que le toca la lotería.

La caverna mediática te coloca en el Castilla. ¡Qué insulto a tu inteligencia! Como estoy seguro de que utilizas la materia gris con la misma eficacia dentro y fuera del campo, no tengo duda de que te estás riendo de lo lindo. ¿Un futbolista que destaca y mucho en segunda, va a bajar a 2ªB a un filial? ¿Al Castilla, también llamado cementerio de promesas y fábrica de futuros obreros de equipos de medio pelo? Bah, estos no saben con quien hablan, ¿verdad, Javi? 

Tú que eres listo sabes, perfectamente, que si mantienes el nivel que estás demostrando, en verano se pegarán los equipos de toda Europa para ingresar esa birria de cláusula de rescisión que tienes. Por tanto, si ha habido algún valiente que, mientras te invitaba a unas fantas, ha intentado convencerte del estúpido tópico ese de los trenes únicos, lo habrás mandado educadamente de vuelta a casa. Yo te digo, Javi, que este tren no es más que un cercanías de tercera comparado con los que te van a llegar en verano, cuando demuestres en realidad que eres el maravilloso pelotero que todo vemos y no un espejismo flor de una vuelta.

No soy tan estúpido como para decirte que debes quedarte para siempre en el club de tu tierra, que los aficionados te lo agradecerán parándote con una sonrisa en las Tendillas y todo eso. Desgraciadamente nuestros caminos se separarán en verano, pero aquí te recordaremos como aquel extraordinario paisano que nos deslumbró el año que tan bien jugábamos al fútbol. Sigue disfrutando de este equipo que tan bien le viene a tus características sin pensar en nada más y oye quién sabe, lo mismo pisas la gloria vestido de blanquiverde. Quizás deberías escribir esto en la carta para los reyes magos. Como has sido muy bueno, lo mismo te lo traen. 

viernes, 23 de diciembre de 2011

La duda del perdedor

Espanyol y el duo Mirandés-Racing nos separan de una semifinal copera. No debería existir otra lectura ante esta realidad que la motivación para arribar a ella, pero en la red está hirviendo el lícito debate de si nos interesa poner todo nuestro potencial en esta maravillosa competición. Estoy seguro de que este debate no existe ni en Madrid, ni en Barcelona (por el Barça), ni en Valencia, ni en Bilbao, curiosamente los equipos ganadores de este país. Está claro que en Miranda de Ebro, Albacete, Alcorcón, etc. también está la duda irrazonable. ¿Dudará el Barcelona en alinear a Messi ante el inferior Osasuna, sabiendo que podría lesionarse y ser así una baja crucial para liga y champions? ¿Reservará el Madrid a Casillas? Está claro, ellos asumen los riesgos y por eso ven a los perdedores por encima del hombro.

Afortunadamente, aquel Numancia de los años noventa no menospreció la copa en sus cruces con el Barcelona (al que puso en dos ocasiones contra las cuerdas) y aquello le supuso una inyección de moral y publicidad que ayudó a que los aficionados sorianos vieran la primera, algo que ni imaginaban. También agradezco al Alcorcón, cuando le cascó 4 al Madrid, algo que ninguno de nosotros olvidará por la gesta que supuso. No me voy a la prehistoria, amigos: si hubiéramos ido a Murcia con los infantiles, no hubieramos escuchado el Volveremos o el Soy Cordobés en el Villamarín.

Estoy seguro de que ningún aficionado recreativista hubiera preferido despreciar aquella copa de la que fueron finalistas y ajusticiados en Elche por Eto'o y, aun más convencido de que ninguno te dirá que bajaron a segunda por ello. Pero esto es Córdoba y aunque los nuestros se presenten en el Bernabeu para disputar la gloria con el mismísimo Madrid, habrá alguien que diga que no hemos ascendido por ello. Ninguno de esos, afortunadamente, visten la blanquiverde en el cesped.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Heliópolis fue blanquiverde


Estamos orgullosos de vosotros. Nos habéis obsequiado con el mejor regalo de Navidad posible. En esta época de crisis, sois el mejor antídoto para sobrellevarla.

Me importa un pimiento el equipo que nos toque en el sorteo. Sea el Albacete o el Barça, ya tenemos el premio gordo ¡Que nos quiten lo bailao!. No sé, y me la trae realmente floja e incluso pedunculada, si esta noche los agoreros dormirán o no. Ahora no pienso en ellos. Allá los malajes con su conciencia.

Hemos jugado como un equipo grande, ante un gran equipo, cuyo entrenador no ha dudado en acabar el partido con tres jugadores que, entre ellos, no bajarán de treinta y cinco o cuarenta goles esta temporada, y nos hemos batido el cobre con un planteamiento valiente en el que, desde "Trankimazin" Arias hasta "Culebrilla" López Silva le han echado algo más que genitales... calidad a arrobas y orden táctico inmenso. Nada que reprochar. Sólo el hecho de no haber estado allí. Me apunto a la próxima.

Ni el sibilino arbitraje, machacándonos con faltas al borde del área, ni la presión del público, ni el empuje de los béticos, han podido con nosotros. No hemos pasado por suerte, sino por SER MEJORES.

Ahora, disfrutemos de la tormenta mediática que ya observo en la red, y sintámonos orgullosos de ser blanquiverdes.

Nuestro Guardiola particular -como algún malafollá lo ha bautizado en tono peyorativo-, nos ha llevado hasta aquí... y aún no ha terminado el trabajo. Es difícil que, con este escaparate, Paco Jémez continúe en Córdoba la próxima temporada, pero Carlos González debería incluso de hipotecar su alma para conseguirlo. ¡Que no nos falle!.

Heliópolis hoy ha sido blanquiverde. Nuestro corazón no ha dejado de serlo nunca. Caeremos antes o después, pero, al menos hoy, yo me siento Campeón de Europa.

Que un equipo al borde de la desaparición llegue a estas cotas, es la prueba irrefutable de que el fútbol es algo más que una cartera repleta de billetes. Como decía Bill Shankly, entrenador del Liverpool durante 15 años: "Algunos creen que el fútbol es una cuestión de vida o muerte, pero es algo mucho, mucho más importante que eso". Y hoy catorce obreros del balón, con su entrega y su ilusión, le han dado la razón.

Gracias, por habernos hecho felices.

martes, 20 de diciembre de 2011

El fútbol y la relatividad

Tras la larga jornada (funcionario y andaluz llegando de currar a las 22 h, ¿qué dirá Durán i Lleida?), hago el repaso diario a las redes sociales, foro cordobesista y diarios deportivos locales para ponerme al día. La web oficial me informa de que mañana estará todo el batallón en Sevilla, al completo para echar una mano. Twitter me chiva que Garai y Charles, los twiteros más activos, están repletos de motivación y ganas de que llegue el silbido del de negro. Por extrapolación supongo que el estímulo será el común denominador del resto de la plantilla. Ojalá.

El fútbol no sería el fútbol sin la tensión de los prolegómenos. Aquí me tienen con tres décadas ya a mis espaldas y un futuro cordobesista que educar, con el cosquilleo en la barriga, ese que llega sin llamarlo cuando se acercan partidos que prometen ser inolvidables. Como, por ejemplo, la primera vez que acompañé a los míos como visitantes: corría 1985 con el Córdoba en tercera, en Coria del Río de los Japones, donde empatamos a cero. 

Mañana arribaré otra vez a tierras sevillanas después de mucho tiempo sin viajar, quizás demasiado. A estas horas estaremos cerca del infierno o del paraíso, ese que anhelamos todos los creyentes de esto que se llama fútbol, ya que la misa pagana que es el partido estará a punto de las bendiciones finales. La vuelta promete ser eterna o efímera, dependiendo de si la pelotita entra o no. Sonrío pensando que Einstein tuvo que escribir dos libracos para explicar la relatividad del tiempo. Está claro que no le gustaba el fútbol.

lunes, 19 de diciembre de 2011

El caballo de Troya, versión cordobesista

¿Se imaginan al club de fans de Shakira pidiendo a gritos la jubilación de la artista colombiana o a las juventudes socialistas pidiendo que se juzgue y condene a Zapatero por su desastrosa labor en la última legislatura? ¿No? ¿Se imaginan a la federación de peñas de un club de fútbol pidiendo a Hacienda que actúe contra el equipo que representa? Yo tampoco lo creía posible, pero desde ayer domingo es lo que está haciendo la mal llamada federación de peñas del Córdoba.

Esta organización no ha sido noticia desde su fundación ni por la organización de desplazamientos, reuniones de aficionados o actividades de cualquier tipo con el objetivo de engrandecer el sentimiento cordobesista, sino por los rumores que han ido proviniendo de todo tipo de fuentes sobre el mal uso de recursos varios. Esta es la opinión del cordobesismo en general sobre esta organización, de la que muchos pensábamos que ya había desaparecido aunque solo sea por la dejación práctica de funciones. 

Sin embargo, la primera noticia que tenemos sobre ella en la última década es la inundación de nuestras cuentas en Facebook y Twitter con una carta escrita por su presidente donde piden a Hacienda que intervenga al Córdoba por moroso, donde explican que van a contactar con las empresas patrocinadoras con no muy buena intención, recuerdan que el ayuntamiento nos cede el estadio pagado por el resto de cordobeses...en resumen una declaración de guerra al equipo que se supone aman.

Todo ello es la respuesta a la petición por parte del club de que abandonen un local que tenían cedido en el estadio y que hacía las veces de sede, pero que ha sido utilizado por la organización para otros menesteres como, por ejemplo, de dormitorio para tres personas el pasado lunes, como así reconocía el mismo presidente de la federación a Diario Córdoba (http://www.diariocordoba.com/noticias/deportes/el-club-pide-a-federacion-que-se-vaya-de-su-local_684029.html).

No sé las peñas que pertenecen a esta secta, pero por el bien del Córdoba deberían retirarle inmediatamente su adhesión, lo que supondría su desaparación definitiva. No vaya a ser que la historia del Caballo de Troya se repita en la ribera del Guadalquivir.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Los malafollás vuelven por Navidad


Supongo que todos saben lo que es la malafollá. Pero si alguien aterriza en este blog desde allende los océanos, o, incluso desde algún otro planeta habitado, les diré que este vocablo que, en principio, sólo se aplicaba a los granaínos, se ha exportado, como la tortilla Sacromonte o los Piononos, al resto de poblaciones cercanas, entre ellas Córdoba.

Para quien quiera saber más, puede leer el libro “La malafollá granaina” de José García Ladrón de Guevara, en el que cuenta el autor que en cierta ocasión pidió en un estanco unos puros que se dejaran fumar, “fresquitos”; el estanquero le atendió con los humos propios de su malafollá y, al irse, comentó a su mujer con voz suficiente para que lo escuchara: “Ése se cree que está comprando boquerones”.

Resumiendo, se puede decir que la malafollá es una suerte de mala hostia gratuita que el que la tiene reparte sin ton ni son a todo el que lo rodea.

En Córdoba, ha llegado este virus contagioso y hay incluso una cepa muy peligrosa. Es la denominada variante blanquiverde, localizada sobre todo en tertulias futbolísticas de tabernas de barrio, algún medio de comunicación afín a pasados futbolísiticos gloriosos, y foros de internet en los que puede acceder de incógnito con su nombre de guerra: "Anónimo".

El malafollá es el que espera que su equipo de toda la vida, al que sigue... en Canal Sur, encadene en Liga un par de resultados no del todo positivos para, en plan Séneca, sentenciar que este entrenador es una mierda y que el Betis nos va a meter cuatro, cosa que, por supuesto, es posible, pero que él se arrogará en el caso de que ocurra: "¿Te lo dihe o no te lo dihe?".

El malafollá, primo del gafe y sobrino del aguafiestas, vive escondido durante la semana en la que su equipo gana, pero no puedes confiarte, porque a partir de un empate en casa su picadura es feroz y ni Frank de la Jungla ha podido hacer carrera de él.

Al malafollá no le importa que su equipo esté a tres puntos del segundo. Él dirá siempre que "Ehtamo a dié punto der desenso. Veremo a vé si entoavía... " Al malafollá no le alegra que su equipo juegue bien y compita con los mejores. Él lo tiene claro: "Ar finá noh sarvaremo en mayo, como siempre".

Si te lo encuentras, huye, y si no tienes oportunidad de hacerlo, dile que no te gusta el fútbol, que a tí te va más el rollo cine+palomitas. Él te responderá: "¡Pueh ten cuidao que eso tiene musho colehteró!. Pero te dejará en paz y se irá, feliz por haber ayudado a otro ser humano a mejorar su vida.

Y es que, en el fondo, es buena gente. Un poco gilipollitas, pero buena gente.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Una copa muy cara

Aitor, hoy el mejor
Vino el Recre con la lección aprendida y las fuerzas intactas. Juntitos atrás, con una presión comedida pero certera a partir del medio campo, los onubenses desactivaron nuestro medio campo y con ello gran parte de las posibilidades de llevarnos el triunfo. El Córdoba, como mucho en tercera marcha, notó en demasía el esfuerzo copero y no tuvo ese punto necesario para desbordar a los equipos que juegan al contragolpe. Paco eligió a López Silva para hacer su experimento semanal: el habitual extremo caía al centro del campo cada vez que el Córdoba tenía la pelota. Resultado de la prueba: Silva perdido y la banda izquierda diezmada.

En la segunda mitad todo lo visto en la primera se magnificó. A los blanquiverdes les costaba un mundo bajar cuando perdían un balón que, por cierto, fueron más de los habituales. Con todo este sofrito el Recreativo hubiera ganado 9 de 10 partidos jugados así, pero este año todo es distinto. Primero porque Alberto García ha vuelto a demostrar que es el futbolista que más puntos ha hecho subir a nuestro casillero. No una, ni dos sino tres uno contra uno ganó el pelirrojo. Y segundo porque cuando mejor lo tenía el Recre, con los nuestros con la lengua en el verde, decidieron los onubenses que el empate no era malo, quizás recordando el vídeo de nuestro choque contra el Betis. No me quiero olvidar, para ser justos, de que hoy el árbitro le ha birlado algún penalti a los visitantes, al César lo suyo.

El punto puede ser bueno teniendo en cuenta lo visto hoy, pero se antoja insuficiente si queremos estar arriba. Desgraciadamente me temo que terminaremos el año en 7ª posición, algo que todos hubiéramos firmado en septiembre, pero nadie a primeros de diciembre. Y es que ahí arriba van todos como motos.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

El Córdoba gana el primer asalto

No entiende el Córdoba este año de falsas guerras ni de maniobras preparatorias. Así lo demostró su general, Jémez, que desplegó sobre el verde el mejor batallón del que disponía. No así su homólogo Mel, que tras la batalla contra el Valencia prefirió dar minutos a los descartes habituales. Así las cosas, Charles pudo repetir en el primer minuto el gol que ya hiciera el curso pasado en la visita de los verdiblancos, pero Fabricio demostró que era portero. El primer asalto fue de claro color blanquiverde con un Hervás mandón y jugón, que hacía y deshacía, con unos cambios de juego como el Koeman de los mejores tiempos. La réplica apenas podía darla un entonado Cañas, porque el resto del Betis se dedicó a sacar los cuchillos: tres amarillas en menos de cuarto de hora. El único bético que olía el balón era Fabricio mientras se demoraba para sacar de puerta. Los nuestros movían la pelota con soltura, pero nuestras bandas no fueron esta noche determinantes. Antes del descanso, Patiño tuvo el 1-0 en un franco remate de cabeza que no supo resolver.

Después del alto el fuego dispuso el Betis de la única ráfaga que pudo ser mortal, pero Arias y Tena ganaron la partida a Santacruz y Cañas. Fue precisamente el rubio canterano bético el dueño y señor de la segunda parte, empatando el duelo con nuestro calvo de oro. Cañas minó el centro del campo con su entrega y anticipación. El Córdoba lo acusó y empezó a pensar que el empate a nada no era tan malo, a la vez que las fuerzas iban flanqueando. Pero al borde del final, una jugada marca de la casa con alrededor de quinces toques desembocó con el balón a banda derecha donde Fernández hizo el mejor centro de su carrera para que un fresco Pepe Díaz goleara de cabeza, haciendo vociferar de júbilo al Arcángel. 

Dentro de una semana habrá contraataque bético en el Villamarín. Los de la trece barras han aprendido que el Córdoba no dispara con balas de fogueo, aunque el general Jémez juegue al despiste dando como favorito al Betis. Estoy seguro que habrá un buen batallón cordobesista en las gradas que verán como el verde y el blanco se convierten en viceversa en Heliopolis.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Hoy no, Paco

Así quedó la pierna de Cerra en la acción
previa a la expulsión de Charles. El árbitro
no pitó ni siquiera falta.
Foto: Rafa Barroso (Twitter)
Aunque la botella sigue estando más que medio llena, hoy me toca darle un fuerte tirón de orejas a Paco. Si queremos estar arriba hay cosas que no pueden repetirse. Estoy de acuerdo en que hay que tener un plan B, una alternativa al 4-4-2 y más teniendo en cuenta que queda un mundo y tenemos una plantilla corta. El 4-1-4-1 ya empezó Paco a ensayarlo contra el Alcoyano, donde el equipo se vio falto de ideas, quizás debido a la falta de intensidad acorde a la bondad del resultado gracias al arrollador comienzo. Pero hoy, Paco, era un partido para ganarlo y no para seguir con el experimento.

Y digo experimento porque el sistema debe ser 4-4-2, con el que hemos sido el mejor equipo de la categoría. Hervás debe jugar en el MEDIO pase lo que pase alrededor. Paco, si quieres meter a Charles de central lo discutimos, pero al calvo no se le toca. No es la primera vez, ya no de inicio, sino que cualquier variante táctica la sufre él con todo lo que eso conlleva. Si lo atrasas sufre y si lo adelantas le falta gol, ya se ha visto hoy. Sin embargo, en el medio es oro puro y el equipo lo agradece y lo aprovecha.

Por otro lado tampoco entiendo cuál es el problema con Patiño, si es que lo hay. No está de más darle algún susto en forma de banquillo para que no se duerma, pero hoy el cambio en el descanso era claramente Caballero por Patiño. Has esperado mucho para hacerlo y nos has dado el cambiazo con Pepe Díaz. Espero que no haya ningún problema extradeportivo con el moreno, porque también nos hace falta su ayuda y su presión.

Con todo ello, este partido es de los que siempre perdemos. Hemos añorado cada minuto a Fuentes y también hemos echado de menos a Garai. El árbitro casero y el error de Charles (el cual ha pedido inmediamente perdón Twitter) hacen que el empate sepa a dulce. Los rivales nos han copiado en el resultado y, por tanto, seguimos ahí entre el 4º y el 5º. Es posible que alguien comente que vamos a jugar el martes otra vez y después el sábado que viene...pero ya sabemos que el que mucho abarca poco aprieta. Si se evalúa desde el cuerpo técnico que hacen falta descanso a ciertos jugadores, el momento es el martes ante el Betis. La liga debe ser sagrada y más este año.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Más de 100 semillas

Javi firma a sus ídolos
Me había enterado de que la peña de Villafranca, pueblo donde resido desde hace un año, organizaba un acto para celebrar su tercer aniversario. Estuve dudando en asistir ya que estos actos suelen ser repetitivos y un poco aburridos, pero al final me animé. No me arrepentí.

Cuando entré en el salón donde se celebraba, se me erizó el vello al ver a más de cien niños y niñas sentados impacientes porque llegaran los futbolistas. Cuando Javi Hervás, Alberto García (cuyas palabras sobre lo que significa amar al club de tu tierra fueron de lo mejor de la noche) y Paco Jémez llegaron, el griterío de la niñería se escuchó en El Carpio. Durante media hora, los tres profesionales estuvieron atendiendo a todos y cada uno de los críos, firmándoles autógrafos y haciéndose fotos. Estos gestos son los que calan en los niños, futuros compañeros de aventuras, que nos ayudarán a hacer del Córdoba un club grande.

Si queremos ver el Arcángel lleno hay que sembrar el cordobesismo desde ya en la provincia y eso es lo que esta noche se ha hecho en Villafranca, con la ayuda inestimable del departamento de marketing del club (el cual ya ha sido felicitado previamente en este blog por su extraordinario trabajo: http://blanquiverde.blogspot.com/2011/03/asi-crece-el-cordobesismo.html). Los datos hablan por sí solos, solo hay 7 peñistas abonados, no creo que haya más de 10 en todo el pueblo, sin contarme a mí que soy "foráneo", cuando el estadio queda a 15 minutos de autovía. La peña cordobesista de Villafranca de la Agujas se está encargando de arreglar esto. Gracias y mucho ánimo.

Regalando fútbol...y abonos de media temporada

Ocho minutos nos bastaron para finiquitar el partido contra el Alcoyano. Como los equipos grandes, el Córdoba no salió a intercambiar golpes en los primeros compases sino a noquear al rival. La victoria nos situa cuartos con 28 puntos, empatados con el Valladolid (para mí el mejor equipo de la categoría), a dos puntos de un enrachado Elche que ocupa la última plaza de ascenso directo y a cuatro de un Hércules que no seguirá saboreando el liderato por mucho tiempo.

Señores responsables del club. ¿Les parece poca carta de presentación para lanzar el abono de media temporada? Hay que dejar de lamentarse por la relativamente baja afluencia de aficionados al Arcángel, lo que hay que hacer es trabajar. Hay que continuar con esas promociones tan acertadas que vienen lanzando, pero sobre todo crear una fuerte campaña publicitaria que hagan que los niños pidan el carné para Reyes y no tan niños acudan a sacarse el abono en Navidad. Una reducción del precio del abono alrededor de un 40%, nos proporcionaría entre 800 y 1000 abonados más. Yo mismo conozco a una docena de personas interesadas en ello.

Si por casualidad están pensando dejarlo para el inicio de la segunda vuelta es un error. Debería estar listo para el partido contra el Recreativo, en la previa de las fiestas, y aprovechar que después de éstas hay otro partido en casa. Sé que gente del club lee este blog (hola, Toni), así que no vendría mal darles un toque de atención a los responsables. O al menos darles este enlace, si es que están demasiado ocupados en el mercado de invierno (ironía off). No podemos perder la oportunidad de aumentar nuestra masa social tan castigadas por la crisis, por Lucas, por nuestra eterna travesía por el desierto, en definitiva.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Error infantil

Una de las cosas que la directiva está manejando con éxito es la política de precios para el aficionado. Ya desde el verano con el 10% de descuento a los abonados que realizaron el trámite en julio, un nuevo aire fresco parecía entrar en esta parcela, horriblemente gestionada antaño. 

En lo que respecta a las entradas también ha habido mejorías. Diferentes promociones han calado en el aficionado dubitativo, como por ejemplo la última de la que unas 600 personas se beneficiarán de una entrada gratis para el partido del Alcoyano por haber comprado una el día del Alcorcón y, además, haber presenciado una victoria blanquiverde.

Pero cuando he revisado los precios del partido de copa contra el Betis me he llevado una desagradable sorpresa. No solo los precios son caros, que puede entenderse si pensamos que nos "libramos" de pagar contra el Deportivo, sino que van a hacer pagar a los socios infantiles. Esto no se ha hecho nunca, que yo recuerde, en partido de medio día del club. 

Es fundamental sentar las bases del cordobesismo de los niños. Estos partidos, contra equipos de primera, son los que recordarán durante muchos años y a los que se referirán en un futuro cuando recuerden o cuenten batallitas de sus inicios cordobesistas. Debido a este sablazo, muchos padres optarán por quedarse en casa, perderemos dinero y, lo que es más importante, la posibilidad de arraigar el gusanillo blanquiverde en decenas de niños. El horno no está para bollos y menos en un partido entre semana, ante un rival venido a menos. Los responsables deberían tener muy cuenta el error que están cometiendo.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Confianza intacta

Reconocible en la victoria y en la derrota, los graves errores defensivos condenaron al Córdoba en Guadalajara. En el estrecho y corto Escartín, el equipo alcarreño asestó el primer golpe a la media hora, con una combinación donde más nos duele: a la espalda de la defensa. Dos minutos después, el Córdoba seguía grogui y Hervás perdió un balón que dejó solo delante de Alberto al mejor de los morados, Ernesto. Antes y después de los tres minutos que nos costaron el partido, el Córdoba fue fiel a sus ideas y a su juego de toque, a pesar de las reducidas dimensiones del duro verde. Silva hizo lucirse a Saizar en el 40 y Patiño tuvo el 2-1 al filo del descanso, pero su testarazo se marchó a un palmo del poste.

En la segunda todo continuó igual. Patiño, de nuevo fallón, tuvo otra antes de ser sustituido por un Pepe Díaz batallador. Pero en un saque largo del portero, una indecisión entre Fuentes y Gaspar, dejaron muerto el cuero a Aníbal, que cerró su completo partido con el tercero, en el que Alberto García pudo hacer mucho más. La mala tarde la maquilló Pepe con el 3-1 en un disparo raso desde la frontal. Honor a los casi 500 cordobesistas que estuvieron en el estadio alcarreño. Gracias. 

Los resultados de los rivales nos mantienen ahí arriba, a la espera del Alcoyano el domingo próximo. Mi confianza sigue intacta, este equipo sigue aportando detalles de equipo grande incluso en la derrota. En semanas como esta la afición debe demostrar que está a la altura del equipo. 

lunes, 21 de noviembre de 2011

Escuche, Don Carlos, escuche

Buenos días, sr. Presidente.

Desde este humilde rincón blanquiverde, voy a pasarle un pequeño examen una vez superados los 100 días desde que usted dirige nuestro barco. Llegó usted a prisa y corriendo con las calores, quizás sin conocer demasiado a fondo la idiosincrasia del cordobesismo. Como tonto no es, dio los mandos de la sección deportiva a gente de la casa, ya que las mejores revoluciones las hacen los lugareños. Éstos han puesto lo que faltaba aquí desde hace años, sentimiento y ambición. Por tanto, la evaluación en este ámbito es de notable alto, no solo por los resultados sino también por las actitudes mostradas: no está pagado ver jugar al Córdoba como lo ha hecho contra el Almería, Valladolid, Xerez, Sabadell, Alcorcón...al igual que nos entra un gustirrinín inefable cuando Paco mete un tercer delantero si el partido está complicado, sin importarle adelantar o quitar a un defensa.

En el terreno económico, su terreno, parece que la cosa también marcha. Los administradores no dicen esta boca es mía y cuando un inspector actúa de esta manera siempre es positivo. Su don de gentes le ha aconsejado sabiamente acercarse a esa derecha que casi va a reinar esta ciudad y este país durante muchos años. Algo caerá de esta amistosa relación, lo tengo claro. Si no es así, que a Nieto se lo lleven los demonios. Parece que las cuentas van cuadrando y que pronto saldremos de esta pesadilla llamada concurso de acreedores. Otro notable alto.

Ahora vienen los peros. Cuando dice y redice que no se fichará a ningún futbolista en diciembre creo que no está a la altura en ambición del cuerpo técnico. Está claro que el horno no está para muchos bollos, pero los pocos que ha horneado este año han salido exquisitos. Usted y todos sabemos que nos hacen falta 2 ó 3 refuerzos para aspirar a lo MÁXIMO. Y digo a lo máximo porque lo creo fervientemente. A día de hoy, solo hay un equipo que es superior a nosotros, el Valladolid. A ese equipo le dimos un baño tremendo en 45 minutos en su propio campo y solo la falta de gol y de profundidad de banquillo hizo que dobláramos la rodilla en el Zorrilla. Aun así lo tenemos a un punto, un punto nos separa del ascenso directo. Un lateral izquierdo que nos evite la debacle ante una lesión o bajón de Fuentes, y un delantero que le dé un respiro a Patiño y Charles, son cruciales para mantenernos ahí. 

¿De dónde vamos a sacar para pagarlos? Me diría usted si se dignara a leerme. No tengo yo mucha experiencia en asuntos de este tipo, sr. González, pero puedo darle una idea. El Almería abrió la campaña de abonos en enero el año que subió a primera. Tuvo unos cuantiosos ingresos. ¿Por qué no prueba? ¿Qué puede perder, un par de sueldos de 800€ de los taquilleros? Me consta que hay mucha gente ilusionada que se arrepiente de no haberse abonado en verano. Con la marcha del equipo, las crónicas tan maravillosas que provoca en todos los medios nacionales, ese fondo sur virgen y los dos o tres recitales que nos quedan que dar antes de Navidad, pueden hacer el trabajo. El cordobés, como españolito medio, va al viento que más sopla y hoy el vendaval viene del Arcángel. Con ello nos puede dar para pagarle el sueldo de medio año a un par de futbolistas que nos ayuden a remendar nuestras carencias de banquillo y que, además, nos acercarían a unas eliminatorias tan jugosas tanto deportiva como econónicamente hablando. Piénselo.

Bueno, relájase. Tiene un notable, pero como le digo yo a mis alumnos, no se duerma, que el curso siempre se hace muy largo.

sábado, 19 de noviembre de 2011

El fútbol se abona al Córdoba

López Silva en el momento en el que tira el caño a Agus
previo al tercer gol. Los ex ya no tienen su minuto de
gloria en el Arcángel, sino todo lo contrario.
Dudó mi madre en asistir hoy al estadio debido a la lluvia, a los accesos infernales y a la comodidad del braserito y la televisión. Según me cuenta, mis gruñidos y mi voz de desencanto mientras me lo comunicaba por teléfono le hicieron cambiar de idea.

El fútbol también decidió ir esta tarde al Arcángel, a pesar del barro herededado de la sub21 y de los charcos de tribuna. De nuevo los nuestros dieron un recital de casta, entrega y calidad. A este equipo no lo paran ni los fenómenos meteorológicos. El once ya lo corean los niños y amenaza con colarse para siempre en la memoria del cordobesismo. 

En la primera Fuentes demostró, de nuevo, ser de los tres mejores laterales de la categoría; Garai demostró que le ha dado al centro del campo un peso que no ha tenido nunca; Hervás, otra vez dueño y señor del partido, da la razón a los grandes que se fijan en él; Alberto agradece a Paco la titularidad salvando dos llegadas claras y Gaspar rebosa confianza y saber hacer.

Y ahora además somos un equipo goleador. Los dos de Borja de hermosa factura y el de Silva lo veremos durante el fin de semana en todos los informativos deportivos. Tres goles como tres soles, al igual que la semana pasada en Sabadell.

No tuvo el Alcorcón respuesta al vendaval. Solo dos buenas entradas de Saul por la izquierda, una de ellas finalizada en un trallazo imparable, fueron sus principales argumentos, ya que Alberto estuvo para salvar las otras dos llegadas peligrosas de los delanteros amarillos.

Mi madre me besaba al final del partido y me agradecía aquellos gruñidos que la hicieron acudir al campo. Este equipo merece que nos mojemos por él.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Las almorranas del cordobesismo

No sé si me joden más los profetas agoreros que se reproducen como esporas cuando nuestro equipo pierde, con afirmaciones como "...ya te dije que este año también estaríamos abajo", o los busca-excusas que escudriñan hasta debajo de las piedras cuando el equipo gana. Malafollás del fútbol, a los que más les valdría dedicarse, por ejemplo, a menesteres taurinos. Ahí, en más del 99,99 % de los casos siempre sale vivo el torero y muerto el toro.

Aficionados de regional, masoquistas del cordobesismo, que buscan, en plan séneca barato, la frase lapidaria para hacer creer a los pardillos que les escuchan, que entienden de fútbol.

Malajes como ellos solos, esperarán a que, cuando un año de estos suene la flauta y, a pesar de ellos, nos veamos en Primera, para sentenciar: "Vamo a estar desendíos en disiembre". Y se quedarán tan anchos.

Que yo sepa, el Sabadell no jugó con siete o con ocho, sino con once tíos -bastante talluditos, por cierto-, de una plantilla de 22 ó 23 jugadores. Y ese crack mundial internacional que faltaba por estar con su selección, el tal Juvenal, no era brasileño ni argentino, sino guineano, y el chavalote, muy conocido... en su casa cuando va a comer, ya no cumple los 30.

Que yo oyera, ni los comentaristas de Marca TV, ni los jugadores ni el entrenador catalán, se escudaron en las bajas para excusar la derrota. Simplemente, dijeron, nos han pasado por encima. ¡Toma ya!.

Pero ahora, desde Córdoba, salen los eruditos y quitan mérito a SUS jugadores, que, según todos los medios, hicieron un partido de lujo.

En matemáticas, dos y dos siempre son cuatro. En fútbol, es imposible saber qué hubiera pasado si... Por tanto, a lo mejor, con el guineano y el resto de la tropa en el campo, les hubiéramos metido seis. ¿Por qué no?. Que alguien me demuestre lo contrario.

No sabéis disfrutar de las victorias, sólo os mofáis de las derrotas. Vosotros no sois aficionados. Lo que creo que sois, me lo callo, aunque ya os he dado una pista en los párrafos anteriores. Dejadnos en paz que disfrutemos de juego y resultados, porque en la ilusión de los cordobesistas no caben las almorranas.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Señores, este es el Córdoba

Ni siquiera he dejado que termine el partido porque quiero expresar lo que siento en estos momentos. He estado esperándote un mes y esa larga travesía entre claros y sombras hacen que el reencuentro sea más bello si cabe. El Córdoba ha vuelto, lo ha hecho en la Nova Creu Alta de Sabadell, destrozando al equipo arlequinado que hasta el inicio del partido iba por delante en la clasificación y donde nunca hasta ahora se había ganado. Hoy se va a vencer y ¡de qué manera!. 

Si parecía que los primeros 15 minutos de la primera parte serían irrepetibles, quizás durante varios meses sino años, en la segunda parte el baño de fútbol está siendo aun mayor. Todos parecen haberse reecontrado: el incisivo Fuentes, el pausado y certero Garai, el rápido Silva, el virtuoso Borja, el peligroso Patiño y el letal Charles... Todos al servicio del compañero, siempre solidarios, siempre atentos en las coberturas, pacientes cuando hay que serlo y hermosamente valientes durante todo el choque. Decía Guardiola hace unos días, que el encuentro en San Mamés entre el Athletic y el Barcelona era un monumento al fútbol. Hoy nosotros hemos hecho otra obra de arte, tan gloriosa como aquella, digna de Wembley más que de un vetusto estadio medio vacío. Axel Torres, hincha del Sabadell, podrá dar fe de ello, ya que ha sido espectador de tan tamaña gesta.

De nuevo dormimos en fase de ascenso, donde debemos estar toda la temporada. El calendario que nos viene es bastante más asequible que el ya hemos dejado atrás, pero en esto del fútbol nunca se sabe. El primer objetivo serio a corto plazo debe ser terminar la primera vuelta en puestos de eliminatorias. La afición lo merece y los profesionales están demostrando que no se conforman con menos. Gracias por esta noche tan maravillosa.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Al Sr. Don Miguel Ángel Tena

Estimado Sr:

Sé que domina las nuevas tecnologías y probablemente me leerá. Hoy su profesionalidad ha brillado por su ausencia. Probablemente pensará que un jugador de su valía no debería haber saltado al terreno de juego en una pachanga disputada principalmente por juveniles y por suplentes. Es seguro que desearía haber estado descansando de la noche del miércoles en compañía de su familia o cenando en algún restaurante. Pero por respeto a su profesión, su actitud debería haber sido muy diferente. Diametralmente opuesta. 

Los mil y pico que nos hemos tragado semejante farsa nos merecíamos ese respeto. Quizás a usted le parezcan poco cinco euros, pero a esa miseria debe añadirle que hemos preferido ver a nuestro equipo arrastrarse a estar con nuestra familia. Cenando en un restaurante un miércoles a pocos de los que hemos estado en la grada nos verá, a nosotros no nos llega. Hemos pagado aunque sea poco, hemos decidido ir a nuestro estadio y nos merecíamos su respeto. Aunque sea en una pachanga. No tenía gana de jugar y lo ha notado todo el mundo. Debería pesarle. Piénselo.

La vergüenza torera la han puesto los jóvenes que han hecho lo que han podido o Quero, que se ha hartado a correr como un pollo sin cabeza. Ellos dormirán con la conciencia tranquila hoy, unos y otros han hecho su trabajo aunque no demasiado bien, pero el esfuerzo se realizó. Usted no, usted le ha faltado hoy el respeto a su profesión y a los que hemos decidido ir a verle. 

Probablemente habrá sido un borrón. No lo dudo. Me despido deseando que no vuelva a ocurrir.

domingo, 6 de noviembre de 2011

No habrá paz para mis porteros

Todo explotó en el minuto 93 del partido del viernes contra el Barcelona. Los catalanes pierden un balón que sale por línea de puerta y Alberto García se apresura para sacar rápido. Cuando se da la vuelta hasta tres compañeros (al menos son los que vi), Gaspar, Hervás y Charles, le piden ostensiblemente subiendo y bajando las manos que espere, porque sus fuerzas no dan para más. El portero hace caso a sus compañeros y espera a que estos cojan un último aliento y se coloquen en una posición más cómoda. No es más que un lapsus, 5-7 segundos. Durante este corto espacio de tiempo el Arcángel le dedica una sonora pitada al cancerbero, que se duplica justo al sacar, cuando el árbitro pita el final del partido. La bronca acompaña a Alberto hasta el tunel de vestuarios, hacia el cual se retira cabizbajo. 

Fenómenos similares se repiten periódicamente en esta casa, unas veces con más o menos razón, pero esta en particular me parece del todo injusta. Desde su vuelta a la titularidad, Alberto García no ha cometido un solo error grave. Los goles recibidos (el del Villarral, dos del Depor, uno del Hércules y el del Barcelona) han sido todos en uno contra uno o incluso en dos contra uno. En cambio, salvó tres mano a mano en el partido del Villarreal y otros dos en el choque ante el Depor. No ha cometido fallos con los pies sino todo lo contrario, se ha mostrado ágil y ha ayudado a sacar el balón jugado desde atrás. Ha estado seguro en los tiros desde fuera del área, como el que sacó a Espinosa el viernes. La nota desde el regreso es de notable alto.

Alberto tuvo un mal comienzo de temporada, es sabido y reflejado en todos los medios de comunicación y opinión, incluido este blog, en el que se exigía la contratación de otro guardameta que aumentara la competencia. Arias estuvo muy bien en los partidos que disputó, nada que achacar. Pero tampoco puede discutirse el rendimiento del pelirrojo desde que recuperó la titularidad. La bronca del viernes y los murmullos de otras tardes son injustos y sobre todo contraproducentes para nuestro equipo. 

Si Paco sigue confiando en el catalán llegará un día que tenga un fallo gordo, como lo tienen todos los porteros. Entonces la pitada será de órdago, aunque previamente nos haya hecho ganar varios puntos. El cordobesista es rencoroso en grado máximo. En el Arcángel nunca habrá paz para sus malvados.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Y encima se ríen estos cabrones


La sensación con la que salí del Nuevo Arcángel tras el empate contra el Barcelona B, es la de haber asistido a una intensa lucha entre la voluntad y la calidad, el comprobar como un equipo disciplinado como el nuestro, pudo hacer frente al mejor equipo B a nivel mundial.

Sí, no es una exageración. Los azulgrana, que con este equipo en Primera no bajarían de la mitad de la tabla, nos deleitaron con ese fútbol de memoria que ha llevado a sus mayores a copar títulos. "Salid y disfrutad", parece que les dice su entrenador, y ellos lo obedecen. ...y encima se ríen estos cabrones.

Entre esos "cabrones" -término admirativo y nada peyorativo-, vimos a un buen puñado de internacionales absolutos en dos o tres años, a más tardar. Montoya, Bartra, Deulofeu, Tello, Sergi Roberto, Espinosa... con la complicidad de Rafinha o Jonhthan Dos Santos, sólo echaron en falta -como nosotros-, instinto asesino arriba.

No, no es esta una entrada para ensalzar virtudes ajenas, sino justamente todo lo contrario. Ante ese equipazo, el Córdoba dio la cara, le echó casta y, sin la alarmante falta de acierto de los delanteros, o el precario estado físico de algunos jugadores, otro hubiera sido el resultado.

Fue un empate de calidad, un combate nulo entre el duro fajador y el fino estilista, un punto que hace aún más grande a un equipo como el nuestro que, con sus carencias y su falta de puntería, tiene una proyección de estar al final de temporada peleando arriba.

Tenemos margen de mejora, hay que hacer un pit stop, cambiar los neumáticos a superblandos y ajustar un pelín el alerón delantero. Hay que darle valium a un par de jugadores antes de salir, y un complejo vitamínico a algún otro. Y, sobre todo, hay que inculcarle a los futbolistas que deben buscar el rebufo de la grada cuando los aficionados animen, y abstraerse cuando piten o abronquen.

Esto es una carrera a 42 vueltas y quedan 30. Habrá salidas de pista, desfallecimientos de motor, accidentes y remontadas. Y yo estoy convencido que, con dos o tres reglajes, tenemos coche. Ni es un Red Bull, ni es un Mercedes ni es un Ferrari, pero yo, que soy muy devoto de "San Alcorcón del 4-0", aún creo en los milagros.

sábado, 29 de octubre de 2011

Error eliminatorio

Cuando te estás examinando del práctico del carnet de conducir hay algunos errores, llamados eliminatorios, que de cometerlos provocan el suspenso inmediato. Estamos hablando de saltarse un stop, un semáforo, tomar un sentido incorrecto, atropellar un peatón...Pues hoy nosotros hemos cometido dos. El primero lo cometió el jugador, hasta ahora, más regular del campeonato. Fuentes cometió un error de infantiles y nos hizo perder medio partido, pero más me preocupa su sanción para el viernes, ya que es el único que no tiene sustituto claro. El segundo nos hizo perder el otro medio partido y fue Aguilar su protagonista, perdiendo un balón crítico en la frontal cuando lo más inteligente, y lo que este chico suele hacer, es darle un patapum parriba.

Paco también debería explicar por qué cuando hay que hacer un cambio táctico el perjudicado siempre es Hervás. Hoy le ha tocado hacer toda la segunda parte de lateral izquierdo y ni siquiera cuando íbamos perdiendo ha podido recuperar su sitio. Señor Jémez, toque usted lo que quiera, pero no toque al calvo. ¿Por qué no ha puesto a Tena, Silva, Garai o incluso a Patiño en el lateral?

Las sensaciones son mejores que al final del partido del Depor. Hemos vuelto a tocar la pelota con criterio, pero nuestro lastre es el ataque. Sin Charles a su mejor nivel tenemos uno de los ataques más flojos de la categoría y hemos de ser conscientes de ello. Así que o vuelve el brasileño a ser el delantero incisivo, incasable y acertado que fue o estaremos jugando entre el 8 y el 15, como siempre. El viernes estará descansado y cordobesismo lo está esperando impacientemente.

Se acabó la semana horrible con 3 de 9 puntos, quizás más de lo que hemos merecido, porque tanto Depor como Elche hicieron méritos para llevarse el partido, aunque quizás hoy hubiera sido más justo un empate. Dormiremos fuera del play-off al final de esta jornada, justo castigo a una semana para olvidar.

miércoles, 26 de octubre de 2011

El gol del cojo

La entrada de hoy estará repleta del dilema del vaso medio lleno o medio vacío. En los dos últimos partidos solo una ocasión, pero nos ha aportado un gol y tres puntos. Se ha invertido la tendencia de que hacemos muchas ocasiones, pero no las metemos. Ahora metemos las que tenemos, pero no disfrutamos apenas de ninguna.

El Martínez Valero siempre se nos ha dado mal. Sin ir más lejos el año pasado merecimos mucho más, hicimos más ocasiones y perdimos 2-1. Por tanto, no sería de recibo quejarse demasiado después de conseguir una victoria, si no fuera porque este equipo nos ha demostrado que sabe jugar muy bien al fútbol y hoy no hemos jugado un cuerno. El bajón de rendimiento del equipo está siendo importante en los últimos partidos. Es posible que sea por los rivales, que han sido de entidad, porque hemos bajado físicamente, porque han calado a Hervás o, simplemente, porque tocaba.

El caso es que siendo consecuentes con lo que venimos hablando durante la temporada, hoy no podemos estar demasiado satisfechos. La falta de gol del equipo es evidente (somos el tercero menos goleador), pero quizás más preocupante es la falta de ocasiones en los últimos encuentros. El siguiente rival puede acentuar esta tendencia o, esperemos, la cambie y volvamos a ser el equipo que se reconocía a sí mismo, aunque no ganara, porque a la larga sacaremos mejores resultados de esa manera.

El último párrafo es para el gol. ¡Qué jugada! Preciosa ruptura, certero centro, genial control y acertada definición. ¡Qué grito hemos dado! Pero, siendo serios, Borja estaba lesionado. El gol del cojo nos ha dado tres puntos.

martes, 25 de octubre de 2011

Levántate y anda

Después de la dolorosa derrota del sábado lo mejor es pasar página. Me apetece pasarla hablando de un humilde entre los humildes que está ahora en la picota por méritos propios. Está claro que hablo del Levante. 

Muchos recordarán aquella fase de ascenso donde un tal Valle Gil permitió a los granotas subir a segunda mientras nosotros nos quedábamos otra vez con cara de tontos. Aquellas heridas sanaron y ahora me alegro de ver como una afición modesta puede disfrutar de su equipo en la cima de la primera división, habiendo ya hecho hincar la rodilla a equipos Champions como el Madrid o el Villarreal. 

Al igual que cuando hablé del Forest yo me pregunto, ¿y por qué nosotros no? ¿lo veremos algún día? Yo estoy totalmente convencido de que sí. Llamenme loco si quieren, pero si he visto a la selección ganar una Eurocopa y un Mundial, todo es posible en esto del fútbol. ¡Si incluso se suspendió un partido en el Arcángel por la nieve! ¿No es eso más difícil?

Para finalizar la entrada me gustaría que le echaran un vistazo a este artículo del Diario El País escrito por Cayetano Ros, uno de los periodistas que componen la mejor sección de deportes de cualquier medio en España. El protagonista de la foto que ilustra el escrito sin duda lo recordarán. Las vueltas que da la vida. Disfrútenlo.

La fidelidad de las 500 familias.

domingo, 23 de octubre de 2011

Miedo a la cima

En muchas ocasiones cuando los alpinistas noveles ven de cerca una cumbre importante comienzan a temblarles las piernas simplemente con el pensamiento de que con una tormenta, una pequeña lesión o cualquier otro contratiempo, les impediría alcanzar la anhelada cima que se encuentra al alcance de la mano.

Pues eso fue lo que le pasó ayer al Córdoba. El Deportivo nos ganó con el escudo. Los nuestros pensaban que se iban a enfrentar al Barcelona de las mejores tardes, quizás por aquello de que los gallegos tienen un presupuesto ocho veces más alto. Seguramente se les olvidó que a esto juegan siempre once contra once.

La primera media hora debió parecerse a los últimos treinta minutos de un condenado a muerte antes de que lo lleven a la horca. Casi se podía oír el castañeteo de los dientes. Quizás ese miedo se debió a que nuestro equipo se ha dado cuenta que jugamos siempre al borde del abismo con la defensa muy adelantada, pero ese riesgo se está tomando desde agosto y no nos ha ido mal. Además Riki no es Joselu, como ayer demostró a pesar de clavarnos la puntilla, ya casi por estadística, porque tuvo más de media docena.

Solo hicimos un tiro a puerta en 90 minutos a un equipo que había recibido 12 goles y que tiene unos defensas, como mínimo, igual de lentos que los nuestros. Quizás el único buen movimiento de los gallegos fue secar a Hervás, quien tiene que aprender a librarse de estos marcajes que seguirá sufriendo. Sin el calvo no somos nadie, está claro, pero es que lo demás tampoco estuvieron finos. Charles estaba en todos sitios menos en la punta de ataque. El pobre Patiño era una isla acosada por los azules. Cuando recibía, Charles estaba cerca de la Mezquita y Silva ayer estuvo gris oscuro.

Un partido malo de nueve es asumible. La temporada sigue siendo buena, pero es obligado señalar que lo peor no fue la derrota sino como se perdió, al igual que cuando no se le ganó al Almería salimos contentos, ayer yo enfile el Arenal decepcionado.

lunes, 17 de octubre de 2011

EL MISTERIO DEL FONDO SUR


Lo acabo de saber y me he quedado de piedra. No podía creérmelo, pero es así. El Fondo Sur/Sombra, como le llaman algunos para diferenciarlo del Fondo Norte/Sol, NO EXISTE, es sólo una realidad virtual creada por un grupo de expertos informáticos, para hacernos creer que está ahí, cuando, en realidad, es pura ilusión.

Desde hace meses, los aficionados veíamos crecer la estructura cada quince días, pero no. Todo era una sucesión de imágenes que iban cambiando jornada a jornada, una mentira que se ha ido alargando con el tiempo con la connivencia de esta Corporación Municipal y la anterior. Tanto Carlos González, como José Romero o Salinas, han estado al tanto del asunto, no así Rafael Campanero, al que su avanzada edad desaconsejaba darle tamaña noticia.

Ha sido ahora, cuando los informáticos han comentado que iba a ser muy complicado crear la ilusión de que allí hubiera público, cuando se ha destapado la noticia. Uno de ellos ha cantado. Le he amenazado con hackear el sistema, para que sábado, ante el Depor, no apareciera nuestro graderío, sino el fondo sur del Nou Camp, con su marcador, la publicidad de TV3, etc. Para un experto como yo, eso no era un problema, y el informático lo sabía.

Yo ya estaba mosca con aquello de dilatar y dilatar la apertura de la Grada. Que si contra el Villarreal B, que si contra el Depor, que si en Noviembre, que si los tornos, que si las cámaras de seguridad... Eran sólo excusas. Ahora la verdad acaba de conocerse. Sólo falta saber dónde han ido a parar los fondos europeos que se destinaron para la grada, pero eso se lo dejo a otros investigadores, que bastante hemos hecho ya nosotros.

La foto que ilustra esta entrada, se consiguió con cámara oculta ayer mismo. Es la prueba del delito.

Es una exclusiva más de Blanquiverde Blog, el Sálvame de Luxe de los medios deportivos de Córdoba.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Fondo de armario de mercadillo

En Córdoba hay ganas de fútbol. Se pulverizó por fin la ansiada cifra de los 10000 asistentes en un miércoles de copa, ante un rival sin lustre y con una temperatura sofocante. La preferencia y el fondo rozaron el lleno y la tribuna no estaba tan huérfana como acostumbra. Se empieza a echar en falta seriamente el fondo sur.

Había interés por ver como se las ingeniaban los menos utilizados por Paco para demostrar que merecen un hueco en el equipo titular. Por desgracia hubo pocas sorpresas agradables. Solo Alberto García en estado de gracia y Fernández con una excepcional forma física, pueden poner en apuros a sus competidores, sobre todo el lateral muy por encima de sus pares e incluso mucho más participativo que Cerra, gris como acostumbra. Lo demás, preocupante. Dubitativo, torpe y desubicado Prieto. Caballero sin ofrecerse, escondido, lento, como el Luque de los malos días. Afortunadamente Alberto Aguilar estuvo al quite tanto en defensa como en construcción. Fede muy verde, claro, le hacen falta muchos minutos. Balsas ni para tercera. Disponemos de 14-15 jugadores de entidad para disputar las dos competiciones. Es lo que hay y con ello nos tenemos que apañar.

Lo mejor de la tarde vino en los penaltis. Alberto ganó el sorteo y con su elección no le haría falta parar ni un lanzamiento. En el fondo norte se concentró toda la fuerza de los cordobesistas, que convirtieron el estadio en un infierno. Fue demasiado para un Huesca, el de hoy no sería puntero ni en 2ºB, pero que nos tuvo a merced en varios momentos de la prórroga al que llegó con un gol fuera de tiempo y precedido de dos errores arbitrales. 

Bien está lo que bien acaba. Ahora quiero un andaluz en el sorteo. El Málaga a ser posible. ¿Quién prefieren ustedes? 

lunes, 10 de octubre de 2011

Abro el paraguas

Y digo que el objetivo del Córdoba debe ser meterse en puestos de ascenso. Y lo digo hoy que no hemos ganado para que no se me tache de ventajista. 

No habrá en la liga demasiados equipos que sepan y puedan jugarnos como lo ha hecho hoy el Villarreal. La forma de hacerle pupa al Córdoba es esa, balones al hueco y a la espalda de los centrales. Para ello hace falta mucha precisión en los medios y delanteros rápidos y, como digo, no abundan en la categoría. Afortunadamente no nos encontraremos en el camino a muchos Joselu, peligrosamente incisivo mientras estuvo en el verde. A pesar de todo el Córdoba ha llevado las riendas durante más tiempo que el rival, sobre todo en la primera parte, nuevamente con un Hervás de notable alto, hasta que Paco decidió, erróneamente, adelantar su posición. En el debe la falta de ritmo de Charles, que no estuvo cómodo nunca ni encontró el sitio entre la defensa amarilla. Pero para ser justo, quien nos mantuvo en el partido fue Alberto García con varias intervenciones de muchísimo mérito en el que es su fuerte, el uno contra uno.

En estas tempranas fechas solo hay cinco equipos que puedan toserle al Córdoba. El Deportivo, irregular y muy dependiente de un abuelete con clase como Valerón; el Almería, abrazado a las jugadas a balón parado y a la flor de Lucas; el Hércules, con la suerte de cara y el oficio necesario; el Valladolid, con la mejor dupla atacante de Segunda y el Sabadell, que como nosotros, tendrá que demostrar que quiere ganarse un sitio de privilegio en el palco. Los demás, miren ustedes, NADA. No espero a ninguno, si acaso el Alcorcón si son ambiciosos y definen su objetivo.

Hacemos muchas más cosas bien que mal y creo que tenemos margen de mejora cuando vuelvan Borja y el mejor Charles. También podemos bajar el nivel y quedar el 15, pero hoy dormimos terceros. Dulces sueños.

lunes, 3 de octubre de 2011

Pinturas de guerra

Si no fuera porque lo ví con mis propios ojos, no creería que el Córdoba C.F. estuvo en Primera División. Pensaría que es una leyenda urbana, algo que, como el loco amor de Alfonso Díez por la Duquesa de Alba, a ciencia cierta, nadie puede confirmar.

Porque, tomando como referencia los últimos, por ejemplo, 30 años, no le hemos empatado a nadie. Hemos sido claramente unos perdedores. Tardamos 16 años en salir del pozo de la Segunda B, y, desde entonces, con otro paseíto por el infierno, hemos jugado en Segunda A sin más aspiración que la de estar salvados en Mayo. En una palabra... unos perdedores.

Otros equipos han tenido sus momentos de gloria recientemente. Entre los cercanos, el Xerez, el Málaga, el Granada, el Almería, el Recre... Nosotros no. Nosotros seguimos penando año a año, arrastrando esa gruesa cadena que se llama conformismo.

Por aquí han pasado hombres y prohombres, charlatanes, voceros e incluso sandokanes... y no ha servido de nada. Las crónicas recuerdan ahora como hace diez u once años, fuimos líderes en Segunda A, tras empatar en el Calderón. ¡Qué gran hazaña!.

Se ha mirado, y se sigue mirando por inercia la clasificación midiendo los puntos de diferencia con el cuarto por la cola. ¿No será que nos viene grande estar allá arriba?.

En "El Expreso de Medianoche", la oscarizada película de Alan Parker, hay una maravillosa escena en la que el protagonista (Brad Davis), para no volverse loco, da vueltas al lúgubre patio de la cárcel de Estambul donde está encarcelado, en contradirección con el resto de presos que, sorprendidos, le reprenden su actitud y le animan a que camine en el mismo sentido que ellos. Pues bien, al Córdoba C.F. ha llegado un grupo de personas -gestores, técnicos, jugadores-, dispuestas a cambiar nuestra dirección, a hacernos ver que no podemos seguir aletargados y que hay que cambiar el rumbo con urgencia. Luego saldrá mejor o peor, pero han conseguido algo: la bipolaridad Barça-Madrid está dando paso a una "tripolaridad". En las tertulias se habla más de nuestro equipo y menos de Messi, Cristiano o Mourinho. Vamos mejorando.

Se trata, por tanto, de despertar, subir el listón de los 10.000 y ponerlo en 12.000, dejarnos de excusas, ponernos las pinturas de guerra y, en plan Braveheart, y a pesar de las limitaciones, luchar por la gloria.

Y al próximo al que oiga decir que, con trece puntos, ya solo faltan treinta y siete para salvarnos, le pongo velas negras. Estoy hasta los h****** de los conformistas.

sábado, 1 de octubre de 2011

13 puntos, ven y cuéntalos

El fútbol se empeña en ser justo con nuestro equipo esta temporada y como mínimo tenemos que paladearlo de forma exquisitamente pausada. Solo un equipo buscó la victoria en El Alcoraz y ese fue el que se la llevó. Fiel a la brillante idea de fútbol de toque de los nuestros, los blanquiverdes salieron con una marcha más en la segunda parte, en la que el gol se mascaba desde el palo del minuto 1 de Patiño. Fue el mismo Patiño, batallador, inteligente y hoy acertado con la puerta, el que peinó a gol un preciso centro desde la derecha de Silva.

El Huesca, para el que no lo haya visto, no pasó practicamente de la raya central. De hecho la jugada de mayor peligro azulgrana en todo el partido fue un tiro de Camacho...desde el centro del campo. Con el rival buscando el 0-0 desde el pitido inicial, los nuestros trataron de abrir el campo como pudieron, en la primera con menos y en la segunda con más acierto. Pero fue después del descanso cuando Garai y Hervás decidieron que aquello no se podía escapar y encerraron atrás a los aragoneses con un recital de pases y cortes.

Pudo haber sido un empate sí, injusto pero empate. Cuando la pelotita no entre será el turno de la afición y del "entorno" como decía Cruyff. Los profesionales lo están dando todo y además están acertando. Esperemos que los demás reavivemos la llama que tiene que menguar en algún momento de los 36 partidos que quedan. Mientras esto ocurra, amigos, pónganse la camiseta y disfruten, se lo tienen merecido por pacientes.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Brindo por ti, Paco

Podría brindar por la victoria, merecidísima, que nos deja dormir en puestos de eliminatorias. Podría hacerlo por Hervás, por su gol o porque que ha vuelto a recordarnos que con la pelota el fútbol se convierte en poesía. También podría abrir un vino del bueno por Fuentes, que está rompiendo moldes, tomando siempre buenas decisiones, siendo valiente cuando hay que serlo o rápido y expeditivo cuando pintan bastos.

No estaría mal tampoco invitar a una Mahou a Garai, que ha apoyado al calvo siempre y que ha frenado el juego cuando era oportuno. También lo merecen Borja y Silva que siguen siendo un quebradero de cabeza para los laterales rivales. Descorcharía un buen Rioja por Arias, que nos ha traído tranquilidad a la grada y a la defensa y que, aunque nos llene de orgullo, no nos apetece que se vaya a jugar con su selección.

Pero el Vega Sicilia hoy es para Paco. No por su amor por el juego de toque y de posesión. Tampoco por contar con la cantera y convertir este equipo en algo más nuestro si cabe. Mi brindis es por él por sus declaraciones al final del partido: "No lucharemos por ser sextos, sino primeros". Habrá quien diga que es un brindis al sol, pero yo no lo creo. El objetivo de un deportista debe ser ganar SIEMPRE, y Paco lo es con mayúsculas. Después veremos si la pelotita entra o no entra, pero los profesionales deben tener en la mente siempre la victoria. 

Gracias, Paco, porque ya nos parecía normal escuchar "faltan X puntos para salvarnos" y de tanto y tanto repetirlo, todos teníamos la calculadora siempre en el bolsillo y muchos se habían aprendido la cantinela, se habían acomodado y, sobre todo, olvidado del espíritu del deporte, la búsqueda del triunfo.