miércoles, 15 de diciembre de 2010

Los culpables del naufragio


Todo parece indicar que nuestro club cambia de manos. No obstante yo, no me fío de lo que no veo, y de lo que veo, me fío la mitad. Mientras tanto, y hasta que alguien venga a reflotarnos, vamos a pique.

No escribo este post pensando en un obituario. En absoluto. Pienso que el trasplante es el único remedio para este enfermo, que se va para el otro barrio por fallo multiorgánico. No hay Plan B. Se está muriendo a chorros...

E, independientemente de que en todos los medios se transmite un sentimiento de nerviosismo, expectación e ilusión, creo interesante dar otro punto de vista sobre la situación. Al igual que, cuando a un actor o director le conceden un Goya, siempre se acuerda de todos aquéllos que le han ayudado a obtenerlo, ahora, yo creo que puede ser el momento oportuno para recordemos a aquellos impresentables que, en mayor o menor medida, han conseguido que estemos más pallá que pacá.

No habría sitio suficiente en el Blog para enumerarlos a todos, ni creo conveniente perder demasiado tiempo en ello. Es su pecado llevan la penitencia. Son gente de todo tipo: jugadores, técnicos, directivos. etc. Entiendo que en todo este fracaso quién únicamente esta libre de culpa es la afición. Desde Primera a Tercera División, siempre ha estado ahí. Cinco o quince mil, ¡qué más da!. Pero ahí, con cero o con cuarenta grados, con el equipo abajo... o más abajo (pocas veces arriba). Y ellos, los culpables, no supieron o no quisieron hacer más. Por acción u omisión, no echaron el resto para que, a esta hora el Titanic blanquiverde esté casi hundido.

No se trata de acusar. Ni mucho menos. Cada cual tiene su opinión y todos debemos respetarla. El club naufraga por la suma de muchos factores, no solamente por la incompetencia de un presidente, un entrenador o un defensa izquierdo. Pero, repito, mi rabia hace que, ahora, me acuerde más de lo malo que de lo bueno, sobre todo porque, si llevo viendo al Córdoba desde mitad de la década de los sesenta, los cabreos son muchísimo más numerosos que las alegrías. ¡Dónde va a parar!.

Por ello, desde ahora, inicio la lista de estos anti-premios, con, por ejemplo, seis delanteros que en la última década recabaron en nuestro primer equipo con fama de goleadores, y se fueron por donde habían venido sin apenas mojar... pero con los bolsillos bien repletos: Bilic, Armentano, Gastón Casas, Yordi, Juanjo o Savoia.

Y, como técnicos lumbreras que pasaron por aquí a comer salmorejo y poco más. ahí van dos: Esteban Vigo y Juan Carlos Rodríguez. ¿les suenan?.

En cuanto a la lista de presidentes, directivos y otros técnicos del Club, la dejo en blanco. Así los seguidores del post tienen más para elegir.

Aunque sólo sea por soltar un poco de mala leche... ¿se animan?.

20 comentarios:

  1. Yo me quedo con la época de Rafael Gómez y sobre todo con todo el que chupó de la teta gracias a la ineptitud de este.

    ResponderEliminar
  2. Pues no hay nada para remontarse atrás, para "crucificar" a todos y cada uno de los integrantes de la plantilla del Córdoba CF del famoso "NO QUEREIS SUBIR" contra el Deportivo de la Coruña B (o Fabril por aquellos lares). Y no se puede olvidar a gente que ha denunciado al club encima de lo bien que se vive aquí, como Ito. No olvidar a los "cabecillas" de la rebelión contra Escalante, motivo por el cual el Córdoba lleva deambulando 5 años seguidos con más pena que gloria. Y también hay que acordarse de los que se lo llevaron calentito sin merecerlo como Verza, Miguel Angel Portugal, Coco y otros grandes artistas para el que el club es como un imán.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo en todo excepto de lo del día del Depor B. Aquel día, los niños tiraron 5 veces y metieron 4 goles, 3 de ellos por toda la escuadra, imparables. Fútbol es fútbol, que se lo digan al Cartagonova con los dos golitos de Óscar y Ramos en el 99.

    ResponderEliminar
  4. Yo fuí uno de los miles que grito el "No queréis subir" porque era un sentimiento generalizado. Date cuenta del resultado de la vuelta, 0-1 y con uno menos si no recuerdo mal los nuestros. 1-4, 0-1. Yo creo que Sandokán invirtió en trenes, autobuses y bocadillos y cerverzas, y en Elche, invirtieron en los nuestros directamente, que vilmente accedieron a tal oferta. Es raro pero como decía anteriormente, el club ha sido imán para gente cuando menos sospechosa. Sin ir mas lejos, en muy poco tiempo nos hemos juntado con las sospechas de Ceballos, Pierini en Italia y Navas... ¿Es todo esto normal en otros equipos? Para mí en el Córdoba hay tutores, que saben explicar, lo que es esto a los que vienen, y es a esos a los que se debe eliminar de raiz.

    ResponderEliminar
  5. En el Club, de puertas para adentro, es público y notorio que han existido, y seguirán existiendo, muchos trapos sucios que lavar. Pero si, como dice Sector-Crítico-CCF, tuviéramos que eliminar de raíz a todos los "tutores", por acción u omisión se quedarían solos los taquilleros y el que anuncia los cambios por los altavoces.

    Lo que sí es cierto es que, quién escupe hacia arriba, acaba manchándose. Y las formas de llevar el Club que aquí ha habido durante más de dos décadas han creado un caldo de cultivo para que mucha gente piense que, en Córdoba, todo vale.

    Y eso, señores, como el vertido de un petrolero, tardará muchos años en depurarse...

    ResponderEliminar
  6. A Sector Crítico. Yo estuve en A Coruña aquel día. Puedo asegurarte que lo normal hubiera sido otro 4-1 a favor del Depor. Lo que ocurrió es que a los niños no les entraba la pelotita aquel día. Yo también he visto durante muchos años cosas raras, pero en aquellos dos extraños partidos lo que yo creo que más influyó fue la "suerte", en el primero para ellos y en el segundo para nosotros.

    ResponderEliminar
  7. ¿También influyó la suerte en el gol de Nico Olivera en Leganés hace unos años que nos salvó del descenso a Segunda B en el último partido de Liga?. ¿Y el empate a uno en Getafe creo que al año siguiente?. ¿Y el triunfo por 1-0 ante un Elche en el que Moisés se desplazó a Córdoba un día antes que el resto de su equipo?. ¿Y el 3-2 hace un par de temporadas ante un Numancia en el que gran parte de sus jugadores amanecieron en la Feria?. Yo soy de los que creo que la buena o la mala suerte es el pretexto de los fracasados.

    ResponderEliminar
  8. Me quedo con el comentario de muushocordoba de las 9.45.
    Pienso que el principal problema que nos empuja en una eterna decadencia está en el rendimiento de los jugadores. Si un jugador no rinde, da igual el planteamiento del entrenador, la calidad de la plantilla, el equilibrio de la misma. Da igual si se pagan 500.000 euros como por Agus o si llega gratis.
    Si no rinden, el club no avanza.
    Y aquí en Córdoba tenemos el premio al club con menor índice de rendimiento en los últimos 10 años. Seguro.

    Cómo se llega a esta situación? como dice mushocordoba, se crea un caldo de cultivo durante muchos años en el que se paga mucho (y en negro ni me imagino); si la cosa va mal, en invierno se reinvierte; se echan entrenadores; se compran finales de liga.
    Y se hace la ola en la última jornada.
    Yo el año pasado tuve la esperanza de que la catarsis había llegado. En mayo empecé a desengañarme, y este año estoy otra vez convencido de que todo sigue igual.
    Y me da igual que los italianos vengan con 5 o 7 fichajes. Se echará al que menos calidad tiene, no al que menos rinde.

    ResponderEliminar
  9. Obviamente, José M. Vayámonos preparando para ver como se le da la baja a jugadores que no han demostrado su calidad, y/o, sobre todo, a quienes no han abierto la boca para quejarse. No entro ni salgo en que sea justo que Cabrera, Dañobeitia o Alberto Aguilar, por ejemplo, salgan del Club por no haber demostrado nada. Lo que me joroba es que, paralelamente a ello, se le de un voto de confianza a un técnico que no ha sabido sacar el rendimiento esperado a otros jugadoes que han rendido y mucho en otros equipos.

    Son los casos, por ejemplo, de Usero, Díaz de Cerio, Beobide o Sesma. ¿De qué servirá que lleguen seis o siete jugadores nuevos si nuestro sistema de juego de contención y patadón desde la defensa a ver si alguien la caza va a seguir siendo el mismo?.

    Ayer se rumoreaba que podría venir Portillo. ¿Y quién le pone balones?. ¿Tena? ¿Richy? ¿Camille?. Seamos serios. O el Sr. Gaucci ha depositado su confianza en Lucas Alcaraz a cambio de una recomendación-exigencia de cambio radical, o este italiano está loco, o todo es mentira. Esto sí que es un Expediente X.

    ResponderEliminar
  10. Ahora disiento...
    Paco Jémez es un entrenador más ofensivo que Lucas. Y está sacando provecho a una plantilla en las Palmas plagada de canteranos (eso sí, con mucha calidad).
    SIn embargo aquí no es que sacara precisamente todo el rendimiento de Ito, Juanlu, Katxorro, Pablo Ruiz...
    Por sus planteamientos? Porque es mal entrenador?
    Te recuerdo que esa temporada el Córdoba iba a pique y llegó el Líder, el Málaga, y nos marcamos un partidazo con 1 menos. De repente se le encendió la bombilla a Paco? de repente sacó, solo para 1 partido, el rendimiento a todos sus futbolistas?
    O era el mismo Paco que deslumbró a principio de temporada?

    Idem de lo mismo con Luna cuando vino el Zaragoza. Partidazo de Ito y Katxorro y gol de Vega, tres jugadores con un rendimiento muuuy por debajo de lo esperado en su etapa en Córdoba. De repente Luna aprendió a entrenar ese día?
    Sigo pensando que el entrenador es secundario, igual que la calidad de la plantilla como se demostró el año pasado.
    Navas; Gerardo, Richy, Agus, Fuentes; Arteaga, Scotti, Carpintero, José Vega; Asen, Pepe Díaz.
    Mira de qué partido es esa alineación:
    http://www.lfp.es/Default.aspx?tabid=113&Controltype=part&t=109&j=30&el=21&d=2

    Y digo una cosa, si se confía en Lucas que le renueven por otro año. Si hay un proyecto, hay un proyecto, y que lo sepan los jugadores, así la cama se la van a hacer a su abuelita en el geriátrico.
    Y si no van con Lucas, que lo cambien ya y fichen al entrenador que de verdad sea de su confianza. Otra cosa no, pero de Lucas se sabe lo que se espera de él, no hace falta darle un margen de confianza.

    ResponderEliminar
  11. Eso es lo bueno de los debates: que todos tenemos una opinión, e incluso, la suma de todas, no nos llevaría nunca a la verdad absoluta.

    No estoy de acuerdo en que un entrenador sea secundario. Creo que en un triunfo o derrota de un equipo, al menos el entrenador tiene la culpa en un tercio, concediéndole a los jugadores los restantes dos tercios. Claro, para ello habría que re-jugar un mismo partido con los mismos jugadores y con diferentes entrenadores o diferentes sistemas. Imposible.

    Sí soy de la opinión que un buen entrenador no convierte en buenos a once malos jugadores pero un mal entrenador sí puede anular o minorar el rendimiento de once buenos.

    Yo estoy convencido que nadie tira piedras contra su tejado, y que un entrenador lo que quiere es lo mejor para su equipo porque, colateralmente, va a ser lo mejor para él.

    Pero es que Lucas es como el soldado que en la jura iba con el paso cambiado y se empeñaba en que quiénes desfilaba mal no era él, sino el resto. Hay cosas en este entrenador que nadie -creo que ni él-, las entiende.

    Ahora bien, estoy contigo en lo de la renovación. ¿Confianza? Si es que no, fuera. Si es que sí, ilimitada. Y a quien no le guste, ahí tiene la puerta.

    ResponderEliminar
  12. Dos cosas.
    1) No he sufrido más en mi vida y he salido más amargado nunca del Arcángel que en la época de Paco Jémez.
    2) Si renuevan a Lucas, mi psicólogo se hará de oro.

    ResponderEliminar
  13. Difiero en lo de la suerte. Yo ví aquel partido por televisión, TV Local de Córdoba o Localia, creo que lo hecho si mal no recuerdo, y puede que tuvieramos suerte al ganar allí con uno menos, pero demostramos que eramos mucho mejores que ellos. De hecho el equipo a batir era el Elche, y el que finalmente ascendió, y el Elche no nos ganó en ningún momento, ni en su campo ni en el nuestro 0-0. Pero bueno es cuestión de apreciación, la realidad para la mayoría fué que ni Barakaldo, Ni Depor B ni Elche fueron superiores al Córdoba en esa fase, y solo por un misero partido, el equipo no ascendió, así de claro. Un misero partido, que de haber resultado con menor diferencia de goles, nos habría dado el ascenso si mal no recuerdo tampoco. Es decir que "los nuestros" se encargaron de hacer "un buen trabajo" para los ilicitanos. Para mí es blanco y en botella. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Sí, es cuestión de apreciación. Yo no creo en la teoría de que un futbolista no quiere subir porque le van a dar la baja. Aunque eso pase, el ascenso queda en el curriculum del futbolista y eso le va a suponer una subida de sueldo en su nuevo equipo. Por lo tanto, preferirá quedarse en la misma categoría cobrando más aunque sea con otro equipo, que no ascender y seguir cobrando lo mismo. Eso en el caso de que el equipo no cuente con él para la superior categoría, que quién dice que no puede ocurrir...

    ResponderEliminar
  15. Salvo que aquí se viva muy bien, sin apenas exigencias, cobrando mucho y al día (hoy ya no), en ese caso a los "perros viejos" que han pasado por aquí sin mucho ya que demostrar al mundo del fútbol, contaminan la ilusión de los más motivados, y una manzana podrida en la cesta, pudre al resto. Ese día, o aunque nos pese, el día en que Pepichi Torres se metía un gol en propia puerta al sacar el Levante un corner, en el partido fundamental de la fase de ascenso contra ellos con resultado final de 0-1 (que sería definitivo en esa fase), es cuando menos sospechoso de toda aquella época, significativo y doloroso. No me gusta sacar dimes y diretes pero te contaré dos anécdotas de las que te enteras más tarde y cuando menos te sorprende. La primera de ese partido que hablamos, tengo un buen amigo natural de Santander, que ha sido socio y seguidor del Córdoba, pero sobre todo socio y seguidor de su Racing de Santander junto a su padre. Por áquel entonces, el Levante había fichado para la fase de ascenso al gran Quique Setién, toda una institución en Santander. Mi amigo y su padre fueron a verlo al hotel para departir previo partido como veían al Córdoba, como venía el Levante de motivado etc. Esto es lo que le dijo: "El Córdoba (riéndose), que tenga cuidado en los corners" ¿Premonición? ¿Objetividad? La realidad fué que el Córdoba se marcó un autogol en un corner en una fase de ascenso (eso ya de por sí huele tela). Segunda anécdota, hace poco un compañero de trabajo, de Sevilla, me comentó que había estado en casa del ex presidente Angel Marín y unos amigos, él es ajeno al Córdoba ya que es del Stco. De Madrid pues vivió alli muchos años, pues en esa reunión Angel Marín, le indicó que se quitó del fútbol HARTO, de que los jugadores mandaran en el vestuario y textualmente dijo: "Son unos c..., se habían empeñado en echar al entrenador ..., y tuve que bajar a ofrecerles más dinero para que se tranquilizaran los ánimos, pero ni dinero querían los desgra..., y al final lo tuvimos que largar" Con esas dos anécdotas me doy cuenta el nido de ratas que era el Córdoba, hoy por hoy no sé si será así, pero como digo antes, si casos como el de Ceballos, Navas están a la orden del día, "cuando el río suena agua lleva". Ojalá venga el Alessandro Gaucci haga una limpieza que salve al de la megafonía y cuatro más, se comience de cero, y como el Peruggia nos ascienda a primera de una vez.

    ResponderEliminar
  16. Yo, por ejemplo, no concibo que Pepichi se marque un gol en propia puerta para no subir, porque él tenía clase de sobra para jugar en segunda. Yo creo que hubiera tirado por el camino más corto...tampoco creo que fingiera cuando corría como un loco por la pista de atletismo cuando terminó aquel Recre 2-2 Málaga, que nos clasificó para esa misma fase de ascenso.

    ResponderEliminar
  17. Mira, Rafa J.: No pongas la mano en el fuego por nadie. Efectivamente, Pepichi Torres no era dudoso. Sentía el escudo como el que más. Pero te podría contar un montón de historias parecidas. No digo que Pepichi estuviera comprado, sino que no me juego ni un café a que no lo estuviera. Como no me lo juego por Navas, por Ceballos ni por nadie. Siempre digo que no me fío ni de mí mismo. Así que...

    Te cuento una historia surrealista: Hace años, antes de la conversión de los Clubs en sociedades anónimas, quiénes más deberían sentir el equipo en sus carnes eran sus directivos, básicamente porque, además de ser fieles seguidores, debían rascarse la cartera si había que poner pasta. Pues bien, hay una historia berlanguiana de un directivo que comenta al resto de la Junta que conoce de buena tinta, que el árbitro que pita en el próximo partido es "accesible". Se acuerda que se le unte con un millón de pesetas de los de entonces...que nunca llegó a su destino. Se quedó por el camino...

    Moraleja: Desde la cabeza visible de un Club, hasta el último utillero, pasando por jugadores, técnicos, etc., cualquiera es susceptible de convertirse en un mal momento en una manzana podrida. Ya sabes lo de la mujer del César...

    ResponderEliminar
  18. Tampoco yo lo creía de ningún jugador cordobesista, y Pepichi Torres es cierto que era de los mejores jugadores de ese equipo, pero lo que son las cosas, el tiempo y las circunstancias te van haciendo menos inocente.¿Alguién cree que si Ceballos se autoexpluso en varias ocasiones no era para ganar un sobresueldo con las apuestas? ¿Alguién duda que sea falso que el presidente del Hércules dice con detalle por teléfono a un familiar que intento comprar al equipo, y solo Navas aceptó la oferta, teniendo en cuenta que el río también sonó cuando militaba en el Tenerife? Me creo a pies juntillas, lo de la anécdota de untar al árbitro, los jugadores son todos así, ni grupos humanos, ni calidad humana, ni compromisos ni nada de nada. Si los jugadores tienen ambición, amor propio, son honrados y responsables lo normal es que nadie dude de ellos lo más mínimo. ¿Pero realmente observamos todas esas cualidades en alguno de los nuestros de hace 40 años aquí? Contadas ocasiones hay. Yo recuerdo a un Loreto, a un Roberto, a un Villa, Pierini (en menor grado). Eso también sería digno de mención, una lista de los jugadores que de verdad han merecido la pena en nuestro equipo.

    ResponderEliminar
  19. Vale. Podemos montar un post con jugadores que hayan merecido la pena... pero habría que rascarse mucho la cabeza para conseguir un puñado pequeñito.

    Por cierto, continuando con el hilo de compras y ventas, acabo de recordar un partido de hace unas cuantas temporadas, en el Arcángel, ante el Tarrasa, donde parece ser que había manteca y de la buena. Era curioso porque, cuando nuestro extremo iba a centrar al área, el defensa catalán, untado, le decía por lo bajini: "¡Centra, centra, que no te voy a meter el pie!". Bueno, pues.. ¡el partido terminó con empate a dos!.

    Lo dicho. Algunas temporadas hemos tenido la suerte de contar con lo mejor de cada casa...

    ResponderEliminar
  20. Jejeje. Si el Córdoba es literalmente "el coño de la Bernarda".

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.