miércoles, 1 de diciembre de 2010

Historia de un hermanamiento

Córdoba CF y Recreativo viven una bonita y ojalá eterna historia de amor, que debe servir de ejemplo en un fútbol donde la violencia toma demasiadas veces el protagonismo. Pero mucha gente, sobre todo los jóvenes, no conocerán cuando tuvo lugar el flechazo. 

Corría la primavera de 1996, última jornada de liga de 2ºB. El Córdoba necesitaba una carambola para meterse en la fase de ascenso: debía ganar al Xerez en casa y esperar a que el Recre puntuara ante un Málaga que hasta esa fecha era quien poseía la ansiada plaza de liguilla. Ni jerecistas ni recreativistas se jugaban nada en lo deportivo, aunque por supuesto rondaban por los vestuarios suculentos maletines repletitos de billetes por entonces de 10000 pesetas. Y la carambola se dio: el Córdoba del delicioso pero polémico Pepichi Torres ganó 1-0 y el Recre hizo su parte empatando a dos en el viejo Colombino, dejando al equipo de la costa del Sol otro año en el pozo. La historia no tiene final feliz porque el Córdoba no aprovechó su oportunidad, ya que ascendió el Levante ayudado en una inolvidable (por lo desgraciado) tarde por el árbitro Valle Gil. Recre y Málaga ascendieron la temporada siguiente, mientras que nosotros tuvimos que esperar otros tres años para vivir el sueño de Cartagonova.

Desde entonces el Recreativo es aplaudido en el Arcángel y las aficiones, sabiamente, han aprovechado para realizar actos de hermanamiento que se están convirtiendo en los últimos años en una bella tradición. Lo que también es tradición es que el Recre pesque algo en el Arcángel...habría que explicarle a los futbolistas que los aficionados recreativistas se conforman con el salmorejo y el perol que les va a ofrecer la Agrupación de Peñas Cordobesistas, y que el partido hay que ganarlo sí o sí.

8 comentarios:

  1. Sandro Rosell y Florentino Pérez también hicieron antes del partido un "hermanamiento". Se fueron a comer juntos, se dieron abrazos, y, aunque no está confirmado, dicen que hasta se hicieron mimitos. Luego, al final del encuentro, pasó lo que pasó.

    Moraleja: Antes y después del partido, hermanos. Durante el partido, que nadie conozca a nadie, no vaya a ser que juguemos a ser hermanos y acabemos siendo primos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jose por la corrección. A ver si comentas algo por aquí alguna vez.

    ResponderEliminar
  3. Ya comenté y me felicitaste ;)

    Recuerdo perfectamente ese partido contra el Xerez. ME sonaba el 2-2 pero no lo tenía tan claro...
    Lo que recuerdo es estar más pendiente del partido de Huelva que del de Córdoba. Todos pegados a Canal Sur...
    Y que una vez terminado el partido en Córdoba se seguía jugando en Huelva. Conectaron y el Colombino era un clamor "Córdoba Córdoba". Joer los pelos de punta...

    Los 4 equipos implicados estamos entre 2ª y 1ª (vaya nivelazo el Grupo IV en aquélla época!). Y solo el Córdoba no ha subido desde entonces.
    Pero eso no da puntos, claro, ni hace que "querer se convierta en poder".

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Quiero decir que me sonaba el 2-2 de Huelva pero no lo tenía claro. El Córdoba-Xerez como bien decís quedó 1-0.

    Mushocordoba,
    Del Recre ya llevamos unos años siendo los primos! Ya va siendo hora de que nos llevemos alguna alegría también en el campo...
    Pero eso no quita para que el hermanamiento sea precioso y un ejemplo. Aquí no vienen ultras del Recre a pegarse contra los del Granada, sino buena gente a animar contra el Pontevedra.

    ResponderEliminar
  5. Ok, Jose no pensaba que eras el mismo! Yo recordaba un gol del Huelva que se celebró por todo lo alto en el estadio...de ahí la confusión. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Solo un apunte el gol del 1-0 lo marcó Manolo no Torres.

    ResponderEliminar
  7. ¡No he dado ni una! Recuerdo a Pepichi corriendo por la pista de atletismo sin camiseta...supongo que sería su celebración al final del partido. Gracias J.A., corregido.

    ResponderEliminar
  8. Jose M., por supuesto que mi comentario no es una advertencia para no celebrar nada. Al contrario. Es cojonudo que, en los tiempos que corren, dos aficiones se hermanen año tras año. No sé de ningún otro caso -aunque supongo que existirá-. Incluso, diría más, para optar a favores de última hora más vale llevarnos bien que mal.

    Simplemente quería decir que en el partido no valen amistades, no valen abrazos y no valen hermanamientos, que ahí tienes a Ramos, Pujol y compañía qué buen rollito en la selección, y luego...

    Hay que salir a morder desde el primer minuto, es más, yo diría que hay que morder incluso desde antes de empezar el partido. Y te pongo un ejemplo: Un jugador de la primera plantilla que no salió en Alcorcón me dijo al día siguiente: "Al minuto de empezar el partido ya veía claro que íbamos a perder". Es decir, que sin aptitud + criadillas, no hacemos nada.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.