martes, 23 de noviembre de 2010

¿Por qué no te callas?

Tras las declaraciones del Sr. Presidente del Córdoba C.F., en las que tachaba de miserables a quiénes habían pitado a Javi Flores durante el partido del domingo (joder, lo que va a dar de sí el dichoso partido), he hecho una labor de investigación propia de C.S.I., y me he entretenido en localizar y hacer un tercer grado uno por uno a todos aquéllos que arremetieron de una u otra forma contra el canterano. Una vez terminado el estudio, y ciñéndome a lo que la Real Academia de la Lengua Española define como miserable, este es el resultado, con el número de aficionados que responden a cada significado:

-Que es desgraciado e infeliz: 1 aficionado, al que Palillo pisó en el descanso y ni te cuento lo desgraciado e infeliz que acabó.
-Que intenta gastar menos de lo que podría permitirse: 48 aficionados, que pudiendo pagar tribuna cubierta se van a Gol Norte, que, con más gente, se está más calentito.
-Que es despreciable por carecer de sentimientos nobles: 85 aficionados, que se acordaron de varios ancestros de jugadores, entrenador y directivos, con una evidente carencia de sentimientos nobles hacia todos ellos.
-Que está abatido, sin valor ni fuerza: 100 aficionados. Los socios del 1 al 100, que ven que siguen cumpliendo años, que llega el ocaso y que ésto no cambia ni a la de tres.
-Que es pobre y está necesitado de la ayuda económica de los demás: 1.256 aficionados, que, apenas llegando a final de mes, siguen temporada a temporada pagando su abono y jurando que es el último año.

Sr. Salinas, entiendo que, en realidad, todos somos un poco miserables de una manera u otra, porque a todos o a casi todos, en alguna ocasión, nos viene bien cualquiera de esas acepciones. Pero tenga cuidado porque, si le toca usted las criadillas a los aficionados, las cañas pueden volverse lanzas y alguno puede pensar de usted que es desgraciado e infeliz, que intenta gastar menos de lo que podría permitirse, que es despreciable por carecer de sentimientos nobles, que está abatido, sin valor ni fuerza,y que es pobre y está necesitado de la ayuda económica de los demás. Es decir, blanco y en botella...

Yo no pité el domingo a Javi, pero, dentro de un marco de libertad de expresión, aunque no esté de acuerdo en la forma, debo respetar a quién lo hizo. Hágalo usted también. Por tanto, Sr. Salinas, una de dos, como persona publica que es, mida sus palabras y hurgue en el Diccionario para buscar la adecuada, o... ¿por qué no te callas?.

3 comentarios:

  1. Donativo 1€ para comprarle la última edición del diccionario RAE a nuestro presi.

    ResponderEliminar
  2. Y lo más triste es que ayer en Onda Mezquita no solo se reiterase en sus insultos a la afición sino que dijese que el no viaja a Granada con el equipo porque los fines de semana son para estar con su familia. ¿Y los 500 ó 600 cordobesistas miserables y cobardes que vamos a Granada, y pagándolo de nuestro bolsillo, no tenemos familia? Tu si que eres poco cordobesista Salinas.

    Cada vez creo más 0que el cargo le viene grande a este politicucho socialista de tercera fila.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico comentario...espero que el señor Salinas lo lea y aprenda, o al menos tengo su barbuda boca callada...o hable solo los fines de semana con su familia.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.