miércoles, 24 de noviembre de 2010

Ladran...señal de que cabalgamos


Javi Flores es un jugador querido por la afición, muchas veces mimado y otras reñido (como el domingo)…Se riñe a quien se quiere, a quien nos preocupa, a quien se desea lo mejor de quien se espera también lo mejor. Los pitidos, los silbidos del domingo no eran de miserables, palabra que espero atormente tanto al presidente cuando recuerde que la dijo, como a mí, cuando recuerdo que la escuché. Los silbidos del domingo eran de frustración, de cansancio de desesperación…de aburrimiento. Los pitidos del domingo los recibía Javi Flores, porque es un hombre de Club…porque es de la casa, y los aficionados, que también formamos parte de esta familia, tenemos, como en todas las familias, más confianza para expresarnos críticamente con los nuestros que con los que son de la calle, que salvo él, creo que lo son todos los que estaban el domingo en el campo.
La bronca se la llevaba Flores, pero era para el entrenador. Un hombre demasiado creido de sí mismo, que ve buena actitud y no está descontento, donde más de 8.000 personas no vemos nada en absoluto o solo frustración.…Los pitidos eran para los jugadores que se sienten satisfechos con muy poquito…Los pitidos eran para el presidente, un hombre con buenas intenciones, pero a veces con muy mala educación…Los pitidos eran para el spiker que pone la música a todo volumen y cuando canta el numero de las camisetas dice “diecisais” Los  pitidos eran para toda esa gente que hacen del Córdoba un Club rancio, añejo, acomplejado y sin ambiciones....Un Club que tiene una de las mejores aficiones de España. Una afición que aspira, no ya a subir, sino al menos a soñar con luhar por subir…Sueños que cada temporada se los quita esta gente que luego los critica. ¿Pitos a Javier Flores?...Entiendo que le pueden doler al muchacho, también a su entorno….pero mucho más dolería si un día la afición no silbara, no dijera nada, simplemente no fuera al campo porque le diera exactamente igual el Córdoba C.F.   El peor de los insultos es el silencio, el me da igual…Retomando la frase del Quijote “ladran Sancho, señal de que cabalgamos”.

F.V.


4 comentarios:

  1. Un enfoque positivo, del cual resumo en:
    Javi Flores es VENENO.
    Somos un club mediocre en todos los aspectos.

    ResponderEliminar
  2. Si Javi Flores es veneno,qué son Callejón,Dañobeitia,Alberto,Beovide,Oriol,Camille,Pepe Díaz...? Javi Flores es un cordobesista como los 8.100 que había en la grada,por ello exigerle está bien,pero sin pasar el límite.

    ResponderEliminar
  3. Ley de Rafaé Murphy, filósofo cordobés del Siglo XIX: El cabreo monumental de un aficionado contra un jugador que tiene un mal día, es directamente proporcional a los aplausos y gritos de alegría cuando, al domingo siguiente, ese jugador mete un golazo.

    ResponderEliminar
  4. Esperemos que así sea mushocordoba, aunque tengamos que aguantar a los oportunistas diciendo que ¿donde están los pitos? y esas cosas. Y si a mi me parece un jugador del montón, que aqui se le tiene un cariño especial por ser de la casa, y los que nombra el anónimo....pues del mismo montón.
    P.D: Esperemos que los pitos los hagan despertar.

    ResponderEliminar

Le agradeceríamos que revisara su ortografía antes de publicar su comentario. Los insultos serán censurados. BlanquiverdeBlog.es no hace responsable de los comentarios de sus lectores. Gracias.